REGIONES:

SUBSCRIBE:

Sign up for weekly updates

Cuatro años de prisión para implicados en la irrupción a canal oficial en Ecuador

El 5 de diciembre de 2013, el Tribunal Segundo de Garantías Penales de Pichincha condenó a cuatro años de prisión por delito de sabotaje, a siete de las 13 personas implicadas en la irrupción al canal del Estado Ecuador TV, el pasado 30 de septiembre de 2010, fecha de la revuelta policial.

Paul Camacho, María Alejandra Cevallos, Francisco Endara, Patricio Fajardo, Galo Monteverde, Víctor Hugo Erazo y Nery Cristobal Tamayo han sido condenados luego de tres años y dos meses de los hechos ocurridos el 30S. Las otras seis personas -de las cuales cuatro están prófugas y dos tienen asilo en la República Checa- no podrán ser juzgados en ausencia.

El Dr Fabricio Rubianes, abogado defensor de Francisco Endara calificó a esta condena como "una página negra en la justicia ecuatoriana", pues a su criterio, "con pruebas ilícitas se está acusando a personas inocentes", pues aseguró que las pruebas y evidencias presentadas no guardaron su respectiva cadena de custodia y cuestionó que el delito de sabotaje por el que se acusa a los implicados no haya cumplido con los elementos necesarios como la paralización de un servicio público, o causar alarma colectiva, para ser considerado como tal.

En declaraciones recogidas por Ecuavisa, Patricio Armijos, abogado de tres procesados afirmó que "la Fiscalía no aportó con ningún elemento de convicción medianamente serio, hoy se ha convertido en una de las peores barbaridades jurídicas".

Por su parte, Gustavo Benítez, fiscal del caso, aseguró a ese medio de comunicación que "en las imágenes siempre les van a ver juntos y acompañados de personas con mascaras piedras y palos. Causaron temor, causaron una conmoción nacional el día del 30 de septiembre e incentivaban a que las personas apoyen a la Policía Nacional para cometer actos delictivos".

Cabe recordar que el pasado 30 de septiembre de 2010, Ecuador vivió una rebelión policial, o intento de golpe de Estado, según el gobierno. En esa jornada, los medios privados de radio y televisión del país estuvieron obligados a enlazarse a la señal del canal estatal Ecuador TV, bajo la figura de una cadena nacional "indefinida e ininterrumpida" que duró cerca de seis horas. Esto impidió que los ecuatorianos pudieran informarse con amplitud y pluralidad.

Cerca de las 19:00, un grupo de civiles que habían estado manifestándose a favor de la libertad de expresión en la Av. República y Eloy Alfaro en Quito, irrumpió dentro de las instalaciones del edificio de los Medios Públicos para exigir ser escuchados, dejando a su paso una puerta de vidrio rota y otros daños. Un año después de estos incidentes, 13 civiles fueron acusados de terrorismo y sabotaje.

Los procesados anunciaron que apelarán este fallo, para que un tribunal superior revea la sentencia.

Último tweet:

"Tenemos que enfrentar esta vida; no hay alternativa: tenemos que luchar por lo que es nuestro," Eliseu Lopes https://t.co/uuDBP8hrYm