REGIONES:

SUBSCRIBE:

Sign up for weekly updates

Activista retenido y agredido tras hacer gesto a caravana presidencial ecuatoriana

El 14 de marzo de 2014, el ciudadano y activista del colectivo Yasunidos, David Mármol, denunció que fue retenido por miembros de la Escolta Presidencial y posteriormente golpeado por desconocidos, tras haber hecho un gesto con su mano (pulgar hacia abajo), al paso de la caravana presidencial.

Mármol narró que la agresión ocurrió sobre las 14:00 cuando recogía firmas contra la explotación petrolera del Yasuní en un parque de la ciudad. En ese momento pasó la caravana presidencial y el activista mostró su pulgar hacia abajo como gesto de desaprobación a la política extractivista del gobierno.

“Fue esa la razón por la que el ultimo vehículo de la caravana presidencial se detuvo. Me llevaron al Itchimbía al puesto del 911, ahí estuve un tiempo detenido, nunca me bajaron del vehículo…”, comentó Mármol quien aseguró que después de una hora aproximadamente, y tras ser exhortado a pedir disculpas al Presidente por la supuesta agresión y ser amenazado con que iría a prisión entre dos meses a seis años, lo llevaron hasta una Unidad de Policía Comunitaria, ubicada en el Centro Histórico de la ciudad en donde “un tipo fornido” lo interrogó con la intención de que aceptara haber insultado al Presidente.

Finalmente y al no conseguir que pidiera disculpas, accedieron a dejarlo en libertad con la condición de que reflexionara su situación. También le dijeron que no querían volver a saber de él. Tras esto, lo dejaron en una calle aledaña en donde enseguida, tres hombres vestidos de civil lo atacaron y golpearon, mientras un cuarto grababa el hecho. “Me golpearon de tal manera que reventaron mi reloj. No me dijeron nada, no me robaron, solo me golpearon”, apuntó el activista quien aseguró que se este caso se trata de un abuso de poder.

La denuncia de este hecho fue presentada ante la Fiscalía el 17 de marzo. El colectivo Yasunidos rechazó esta agresión y aseguró que continuarán con más fuerza en la recolección de firmas.

Por su parte, el general Luis Castro, Jefe del Servicio de Protección Presidencial,en declaraciones recogidas por el portal Ecuadorinmediato, aseguró que se vieron obligados a intervenir ante insultos y gestos contra el Mandatario y que los protocolos de seguridad exigen que, en estos casos, se realice una entrevista al posible agresor para determinar si constituye o no en una amenaza.

Último tweet:

#NGOLaw violates #Egypt's Constitution and @UNHumanRights to practice civic activities freely #ngosnotcriminals https://t.co/cdqAkpmZ4W