REGIONES:

SUBSCRIBE:

Sign up for weekly updates

Dos dirigentes de comunidad indígena en Ecuador condenados a cuatro años de prisión

Este artículo fue publicado originalmente en fundamedios.org el 30 de mayo de 2016.

Los ciudadanos Luisa Lozano, conserje de una escuela comunitaria y Servio Angamarca, comunicador social, fueron sentenciados este 30 de mayo de 2016 a cuatro años de prisión por parte del Juzgado de Garantías Penales de Loja, tras ser acusados del delito de paralización de un servicio público -la vía Loja-Saraguro, ubicada al sur del país- por las protestas y levantamiento indígena de agosto de 2015.

Ellos forman parte de una de las comunidades indígenas más importantes del Sur del país, la nacionalidad Saraguro. En total 29 personas de este grupo han sido acusadas. De ellas, ocho han sido absueltas y un segundo grupo de 12, han sido llamadas a juicio y están a la espera de una sentencia.

La resolución del tribunal, que se conoció en horas de la tarde, fue cuestionada por el abogado Luis Guamán, quien aseguró que los dos dirigentes saraguros sentenciados tenían las mismas condiciones que el resto de acusados: su inocencia. “No existe prueba alguna que les permita condenarlos”, apuntó.

En ese sentido, el abogado aseguró que los jueces vulneraron derechos constitucionales al no valorar la resolución de la administración de justicia indígena (Consejo de Ayllus) que también se encuentra insertada en el expediente del proceso penal, la cual los declaró inocentes bajo la premisa de que solamente estaban ejerciendo su derecho a la resistencia.

El abogado Ángel Cartuche, quien también defiende a los ahora sentenciados aseguró que pedirán la suspensión de la pena. “Hemos demostrado que nunca se ha cometido un delito. El pueblo de Saraguro solo ha ejercido su resistencia”, dijo.

Sobre este caso, el pasado lunes, 23 de mayo 2016, el Juzgado de Garantías Penales de Loja resolvió llamar a juicio a 12 de los 19 procesados pertenecientes al segundo grupo. (De ese grupo, siete procesados fueron sobreseídos por falta de elementos probatorios para su enjuiciamiento). Al respecto, Cartuche aseguró que están preparando la defensa para demostrar que “los 12 compañeros ha sido injustamente llamados a juicio”.

Estos procesos se derivan de las protestas contra el gobierno de Rafael Correa que se dieron entre junio y agosto de 2015, cuando los ciudadanos de Saraguro salieron a protestar a la calles en la vía Loja-Saraguro, en donde se produjeron enfrentamientos con la policía y represión, que terminó con la detención de 29 personas.

Último tweet:

How the right to information can help fight poverty https://t.co/wFfWuqW5u0 @CampaignFoI @article19org @accessnow… https://t.co/Dv90n0imsw