REGIONES:

SUBSCRIBE:

Sign up for weekly updates

Manifestantes y periodistas atacados y arrestados

Los manifestantes egipcios que exigían que se pusiera fin al estado de excepción de 29 años fueron pateados, golpeados con bastones y arrestados por las fuerzas de seguridad en El Cairo el 6 de abril, informan el Cairo Institute for Human Rights Studies (Instituto Cairota de Estudios de Derechos Humanos, CIHRS), la Red Árabe por la Información de los Derechos Humanos (ANHRI), la Egyptian Organization for Human Rights (Organización Egipcia por los Derechos Humanos, EOHR) y Human Rights Watch. Al menos 93 manifestantes fueron llevados en furgonetas. Varios periodistas también fueron atacados y sus cámaras fueron decomisadas. Periodistas críticos, escritores y blogueros siguen siendo censurados y encarcelados por sus ideas y su activismo.

Antes de ese día, a nombre del grupo "6 de abril", la ANHRI presentó una notificación oficial ante el Directorado de Seguridad de El Cairo para informar que la manifestación estaba planeada. Las autoridades negaron el permiso para la manifestación de conformidad con las facultades de la ley de excepción, que permite prohibir manifestaciones, censurar periódicos, espiar comunicaciones personales y detener a personas indefinidamente sin cargos. Durante la revisión del expediente de Egipto por parte del Consejo de Derechos Humanos de la ONU en febrero, Egipto acordó poner fin al estado de excepción, que expira en mayo.

La policía de seguridad hizo un esfuerzo coordinado para impedir a los manifestantes reunirse en la plaza Tahrir de El Cairo. "Había furgonetas de Seguridad Central estacionadas de manera prominente en varias calles laterales, y la plaza estaba llena de policías antimotines y grupos de agentes de seguridad en cada rincón y junto a las salidas del tren subterráneo", informa Human Rights Watch.

No se dio a los manifestantes la oportunidad de reunirse y la policía antimotines y los agentes de seguridad atacaron a los manifestantes antes de que la reunión pudiera ganar ímpetu, dice la ANHRI. "Al menos 21 manifestantes fueron arrastrados por la calle, golpeados y pateados y luego llevados al estacionamiento de el Cairo Centre, un edificio cercano. Se podían oír los gritos que salían del estacionamiento, informa Human Rights Watch.

Otros fueron atacados mientras intentaban corear consignas. "Me golpearon en la cara hasta que caí al suelo. Golpearon a un amigo mío en el brazo hasta que se lo rompieron", dijo un manifestante a Human Rights Watch.

Los periodistas fueron atacados específicamente. Unos agentes de seguridad con ropa de civil golpearon y patearon a un periodista extranjero y atacaron sexualmente a una periodista, informa Human Rights Watch. El periodista egipcio Hisham Omar Abdel Halim del independiente "Al-Masry Al-Youm" y otros periodistas independientes fueron arrestados brevemente y privados de sus tarjetas de prensa y videocámaras, dice Reporteros sin Fronteras (RSF). Los camarógrafos de Al Yazira fueron registrados y se decomisaron sus tomas de video. Los manifestantes dijeron que sus teléfonos celulares, usados para tomar fotos o video, fueron decomisados por la policía.

Los manifestantes también pedían cambios para garantizar la integridad e imparcialidad de las próximas elecciones parlamentarias y presidenciales, enmiendas constitucionales que permitieran las elecciones presidenciales competitivas entre diversos candidatos, y plazos límite al cargo de la presidencia. El grupo de activistas "6 de abril" ha estado haciendo campaña a favor de la Coalición Nacional para el Cambio, encabezada por el candidato presidencial Mohamed ElBaradei, el ex jefe de la Agencia Internacional de Energía Atómica de la ONU.

Las fuerzas de seguridad registraron ilegalmente la casa de una activista el 21 de marzo, le rompieron un brazo a su madre y amenazaron con arrestar y torturar a toda la familia si ella continuaba su activismo, dice Human Rights Watch. Otros activistas fueron detenidos sin cargos durante varios días antes de la manifestación.

"La represión, que busca asegurar el monopolio en el poder del partido gobernante, sólo se intensificará al acercarse las elecciones parlamentarias de este año y las elecciones presidenciales del año próximo"; comentó el CIHRS.

La Asociación Internacional de Editores (IPA) informa que un editor egipcio, Ahmed Mahana, fue arrestado el 3 de abril y liberado unos días después por publicar un libro que pide el cambio político en el país: "ElBaradei y el sueño de la revolución verde". La casa de Mahana fue allanada y los ejemplares del libro fueron confiscados.

Mosad Soleiman, conocido en línea como Mosad Abu Fagr, un bloguero, novelista y activista que escribe sobre temas sociales y políticos en su blog, Wedna N'ish (Queremos vivir) ha estado en detención desde febrero de 2008, informa el Committee to Protect Journalists (Comité por la Protección de los Periodistas, CPJ).

ADDITIONAL INFORMATION


Último tweet:

La Propuesta de seguridad de AMLO repite el modelo fallido de seguridad militarizada según @Desinformemonos via… https://t.co/vSRLFH9g0q