REGIONES:

SUBSCRIBE:

Sign up for weekly updates

Un número récord de miembros de IFEX pide a Mubarak respetar la libre expresión mientras continúan ataques contra los medios

Soldados rodean a un miembro de la prensa después de que fue atacado por una turba en El Cairo el 3 de febrero
Soldados rodean a un miembro de la prensa después de que fue atacado por una turba en El Cairo el 3 de febrero

REUTERS/Kyodo

Un periodista que había sido baleado por un francotirador mientras filmaba las protestas en el centro de El Cairo murió la semana pasada, con lo que se volvió el primer periodista asesinado en los recientes disturbios en Egipto. Mientras la policía, los partidarios del presidente Hosni Mubarak e incluso los militares atacan violentamente a los testigos y periodistas que informan en las calles, los miembros de IFEX se ponen del lado de sus homólogos en Egipto y una cifra récord de 55 organizaciones se unió a otros grupos para pedir al Gobierno egipcio que respetara y protegiera la libertad de expresión y el derecho a la información.

Ahmad Mohamed Mahmoud, un periodista que trabajaba para el periódico "Al-Ta'awun", publicado por la Fundación Al-Ahram, de propiedad estatal, murió el 4 de febrero debido a heridas del fuego de un francotirador sufridas el 29 de enero, informan la Red Árabe por la Información de Derechos Humanos (ANHRI), el Committee to Protect Journalists (Comité por la Protección de los Periodistas, CPJ) y Reporteros sin Fronteras (RSF). Estaba filmando las confrontaciones entre las fuerzas de seguridad y los manifestantes en la zona de Qasr al-Aini en el centro de El Cairo, que está adyacente al núcleo de protestas de la plaza Tahrir.

Los periodistas y activistas de derechos humanos en todo Egipto, tanto extranjeros como locales, se han enfrentado a ataques, detención, y amenazas de partidarios y funcionarios del presidente Hosni Mubarak, que han continuado sus esfuerzos de obstruir la cobertura noticiosa de manifestantes que exigen el derrocamiento del líder egipcio. Lo que comenzó como una estrategia gubernamental de censura degeneró en plenas agresiones contra periodistas, muchas a manos de las fuerzas armadas. Según Human Rights Watch, la cifra de muertos en los disturbios desde el 28 de enero supera 300.

"Se avisó a los dictadores y tiranos en la región de MOAN (Medio Oriente y África del Norte), que todas las armas y tropas en sus arsenales y todas las cámaras de tortura en sus calabozos, no pueden convertir mentiras en verdades", declaró Robert Russell de Cartoonists Rights Network International (Red de Derechos de los Caricaturistas - Internacional, CRNI) en un mensaje de solidaridad a los miembros de IFEX en Egipto.

Las agresiones contra periodistas se han "intensificado a niveles que no se habían visto en la historia moderna de Egipto", lamentó el CPJ. "Estamos alarmados ante el prospecto de que estos testigos sean hechos a un lado en este momento crucial de la historia egipcia". Para ver más mensajes de apoyo de los miembros de IFEX, haga clic aquí.

Desde el 30 de enero, el CPJ ha documentado al menos 140 agresiones directas contra periodistas e instalaciones noticiosas, incluyendo la detención del jefe de la oficina en El Cairo de Al Yazira, Abdel Fatah Fayed. Fue liberado posteriormente.

Aunque la mayor parte de los arrestos han sido a corto plazo, ha habido quejas de tortura en custodia y algunos periodistas temen volver al trabajo, informa Human Rights Watch.

Sin embargo el popular bloguero egipcio Kareem Amer fue detenido en El Cairo el 7 de febrero, informa el CPJ, y no ha aparecido. El año pasado Amer terminó una sentencia de cárcel de cuatro años por cargos de injuriar al islam y a Mubarak.

Mientras tanto, personal de la policía y el ejército detuvo a 28 activistas de derechos humanos en una redada en el famoso Centro Legal Hisham Mubarak, entre ellos a investigadores de Human Rights Watch y Amnistía Internacional, informan la ANHRI y Human Rights Watch.

Daniel Williams, el investigador de Human Rights Watch, relató que la redada "ejemplifica la persistencia de prácticas de seguridad abusivas bajo un establecimiento militar, que afirma que desea una transición del pasado.

"Pero en este y en otros casos, […] el ejército ha estado a cargo de arrestos arbitrarios y a veces violentos, incluso si los golpes y la tortura se 'subcontrataron' a otros organismos o a maleantes", acusó.

Esta semana, las autoridades instauraron nuevos obstáculos burocráticos para los periodistas que cubrían las protestas en contra de Mubarak en la plaza Tahrir, y la convirtieron virtualmente en una zona prohibida; las fuerzas armadas confiscaron las tarjetas de prensa y dieron instrucciones a los reporteros de buscar nuevas credenciales de prensa en el Gobierno, informan los miembros.

La ANHRI documentó numerosas instancias que sugieren que el Gobierno coordinó las actividades de los partidarios de Mubarak.

Mientras tanto, la televisión estatal egipcia ha intentado activamente fomentar los disturbios al informar que los extranjeros, y en especial los periodistas extranjeros, son "espías israelíes" que se han infiltrado en la ciudad y están tratando de desestabilizar a Egipto, informan la ANHRI y el CPJ.

Varios periodistas que trabajan para los medios de propiedad estatal han renunciado o se han negado a trabajar después de ser presionados a informar versiones asépticas de las noticias. Según el CPJ, Shahira Amin, una locutora del canal de TV de propiedad estatal, apareció en otro canal y declaró "Me niego a ser una hipócrita. Me siento liberada".

La ANHRI dice que a pesar de las declaraciones del régimen actual, no ha habido una reforma real de los medios ni protección para los medios. "Las caras cambiaron, pero las políticas en contra de la libertad de expresión y la prensa siguen intactas, y eso es lo que no volveremos a aceptar", prometió la ANHRI.

Mientras tanto, la Egyptian Organization for Human Rights (Organización Egipcia por los Derechos Humanos, EOHR) se vinculó con otros grupos de la sociedad civil y formó el "Comité Egipcio para Investigar y Contrarrestar la Corrupción" para documentar y determinar a los responsables de las infracciones y tomar las medidas necesarias para llamarlos a cuentas por sus delitos.

IFEX seguirá actualizando su sitio web a medida que sucedan más acontecimientos.

ADDITIONAL INFORMATION
Noticias afines en ifex.org
  • Miembros de IFEX denuncian ataque sin paralelo de Mubarak contra libre expresión

    Las agresiones contra periodistas y el apagón sin precedentes de los servicios de Internet y telefonía celular por el gobierno aplastaron los derechos de libre expresión, asamblea y asociación y se deberán revertir inmediatamente, afirman el El Cairo Institute for Human Rights Studies (Instituto Cairota de Estudios de Derechos Humanos, CIHRS), la Egyptian Organization for Human Rights (Organización Egipcia por los Derechos Humanos, EOHR), la Red Árabe por la Información de Derechos Humanos (ANHRI) y un coro creciente de miembros de IFEX.



Último tweet:

Take a look at @DigitalRightsPK 's “Guidebook on Ethical Journalism for Digital Platforms”, which serves as a handy… https://t.co/L117vJEQCs