REGIONES:

SUBSCRIBE:

Sign up for weekly updates

Fuerzas armadas violan espíritu de revolución al aplastar a críticos

Periodistas, blogueros y jueces han sido llevados a los tribunales por el régimen militar de Egipto por criticar las infracciones a los derechos humanos del ejército durante el levantamiento, sus vínculos con la Hermandad Musulmana y su falta de reforma judicial, informan la Red Árabe para la Información de Derechos Humanos (ANHRI), la Egyptian Organization for Human Rights (Organización Egipcia por los Derechos Humanos, EOHR) y otros miembros de IFEX. Por fortuna, hay un antídoto para este patrón de abusos- una coalición de grupos de derechos y periodistas está trabajando para poner los derechos a la libre expresión en la orden del día nacional.

En los meses transcurridos desde que el presidente Hosni Mubarak fue derrocado, el Consejo Supremo de las Fuerzas Armadas (SCAF) ha censurado, acosado e intimidado a críticos, y politizado los proceso legales, lo que amenaza la transición del país a la democracia, informan miembros de IFEX.

Por ejemplo, el 10 de abril, un tribunal militar en El Cairo sentenció al bloguero Maikel Nabil Sanad a tres años de cárcel por "insultar al ejército". Fue arrestado en marzo tras escribir un artículo que acusaba a los militares de participar en arrestos y torturar a manifestantes.

El 2 de junio, los editores de "Al-Wafd" Hossam al-Suwaifi y Sayyid Abdel Ati fueron interrogados en relación con un artículo publicado el 26 de mayo que describía un supuesto acuerdo político entre el ejército y la Hermandad Musulmana. Abdel Ati fue acusado de publicar información falsa que probablemente alterara la paz.

En otro ejemplo, tres prominente jueces están siendo investigados por criticar las cortes marciales contra civiles e instar a la reforma judicial en declaraciones hechas a los medios, informa la ANHRI.

El uso arbitrario por parte del Gobierno de transición de los tribunales militares, su falta de transparencia, su estado especial que los exenta de la crítica y su tratamiento a periodistas y blogueros recuerda la represión del régimen de Mubarak, declaró Reporteros sin Fronteras (RSF) en una carta al SCAF. Además, los periodistas han sido golpeados por fuerzas militares.

Mientras tanto, el ejército, que se proclama como el "guardián de la revolución", envió recientemente una carta a los editores de publicaciones egipcias para que no publicaran ningún contenido relacionado con las fuerzas armadas sin consultarlas primero, informa el Committee to Protect Journalists (Comité por la Protección de los Periodistas, CPJ).

"El consejo cree erróneamente que está en el camino correcto al seguir suprimiendo todas las voces críticas... Sabe muy bien que las fuerzas militares han torturado a manifestantes y que muchas muchachas han sido obligadas a sufrir 'comprobaciones de virginidad', por no mencionar las cortes marciales injustas contra miles de civiles", dijo la ANHRI. (Los grupos de derechos informaron que las mujeres manifestantes detenidas el 9 de marzo en la plaza Tahrir fueron obligadas a someterse a un examen médico para confirmar que eran vírgenes.)

El 7 de junio, Human Rights Watch concluyó tres días de reuniones con funcionarios y miembros de la sociedad civil egipcios, entre ellos un miembro del SCAF. Kenneth Roth, director ejecutivo de Human Rights Watch, pidió a los militares "deslindarse claramente de las políticas represivas del pasado, y esto significa poner fin a los juicios militares, derogar la ley de emergencia y las leyes que restrinjan las libertades".

Human Rights Watch entrevistó a 16 hombres y mujeres que atestiguaron que oficiales del ejército los habían torturado, golpeado y azotado en El Cairo a principios de marzo. "El abuso policíaco y la y jugaron un papel central en inspirar la revolución", dijo Roth, y agregó que el régimen militar debe presentar medidas eficaces para tratar con los abusos.

Human Rights Watch instó al régimen militar a revocar las disposiciones del Código Penal que penalizan la libertad de expresión, con artículos como "injuriar a las autoridades públicas", "injuriar al Presidente" y "difundir información falsa", y rescindir la ley que prohibe las manifestaciones.

Con las elecciones parlamentarias de septiembre en septiembre el horizonte, el Gobierno debería abolir inmediatamente numerosas leyes que restringen las libertades esenciales y que impedirían la posibilidad de unas elecciones libres y justas, sostuvo Human Rights Watch.

Los grupos de derechos y periodistas egipcios están tratando además de hacer su parte. Formaron la Coalición Nacional para la Libertad de Medios en abril, y el Día Mundial de la Libertad de Prensa emitieron una Declaración de Libertad de Medios que promueve la liberación y el desarrollo de los medios egipcios. La coalición, de la que forman parte la ANHRI y el Cairo Institute for Human Rights Studies (Instituto Cairota de Estudios de Derechos Humanos, CIHRS), lanzó un sitio web esta semana.

Último tweet:

Take a look at @DigitalRightsPK 's “Guidebook on Ethical Journalism for Digital Platforms”, which serves as a handy… https://t.co/L117vJEQCs