REGIONES:

SUBSCRIBE:

Sign up for weekly updates

Gobernantes militares ignoran voces plurales

Mariscal de campo Hussein Tantawi, director del consejo militar gobernante de Egipto
Mariscal de campo Hussein Tantawi, director del consejo militar gobernante de Egipto

REUTERS/Pool/Xinhua/Cai Yang via IPI

En un importante revés para la libre expresión y la libertad de medios, los gobernantes militares de Egipto limitaron la participación de organizaciones de la sociedad civil, atacaron las fuentes de financiamiento para las ONG, proscribieron el monitoreo internacional de elecciones y rehabilitaron el ministerio de Información, informan la Red Árabe para la Información de Derechos Humanos (ANHRI), el Cairo Institute for Human Rights Studies (Instituto Cairota de Estudios de Derechos Humanos, CIHRS) y otros miembros de IFEX. Frustrados con esta falta de avance para la justicia social y las libertades civiles, miles de manifestantes volvieron a marchar por la plaza Tahrir de El Cairo el 23 y 24 de julio.

Cuando los manifestantes avanzaban hacia el ministerio de Defensa el fin de semana, docenas fueron atacados. "Se encontraron atrapados y rodeados de maleantes armados con espadas, cuchillo y que lanzaban rocas y cocteles molotov", informa "The Guardian". Los recientes enfrentamientos marcaron una escalada en las tensiones entre los activistas y los gobernantes militares de Egipto. Docenas de manifestantes fueron lesionados y al menos un periodista fue atacado.

Además, los periodistas y activistas han criticado al Gobierno por su lento manejo de los juicios de las figuras clave del antiguo régimen. Los activistas desean además que el Gobierno avance con más celeridad en la transición a un régimen civil, dicen los informes noticiosos. Las elecciones se pospusieron recientemente para finales de Noviembre.

En lugar de eso, los generales en el Gobierno están consolidado sistemáticamente su propio poder. Este mes, el mariscal de campo Hussein Tantawi, director del gobernante Supremo Consejo de las Fuerzas Armadas (SCAF), tomó juramento a un nuevo ministro de Información tras restablecer el ministerio de Información de Egipto. Este ministerio fue abolido tras el derrocamiento de Hosni Mubarak. Disolverlo fue una demanda clave de los miembros de la revolución de 18 días, quienes lo consideraban el brazo de propaganda del régimen de Mubarak, informa el Committee to Protect Journalists (Comité por la Protección de los Periodistas, CPJ).

"El ministerio de Información es una herramienta que usan normalmente los regímenes dictatoriales"; dice el ANHRI.



La Coalición Nacional para la Libertad de Medios, integrada por grupos de derechos como la ANHRI y el CIHRS, así como sindicatos y activistas de medios, rechazó el nombramiento, informa la ANHRI. La Coalición recomendó que el Gobierno tenga en cuenta las respuestas del personal de los medios y los sindicatos de periodistas para encontrar una manera de garantizar el derecho de los ciudadanos a unos medios libres y responsables.



Mientras tanto, el Gobierno está intentando marginalizar a las organizaciones de la sociedad civil, acusa la ANHRI. Más de 70 ONG solicitaron una reunión con el ministro de Justicia Social y Solidaridad hace más de dos meses. Las autoridades respondieron con el establecimiento de restricciones adicionales en la ley para las ONG, el inicio de una investigación del financiamiento extranjero para estas organizaciones, el bloqueo de la inscripción de nuevas organizaciones, y demoras infinitas para solicitar autorizaciones para recibir fondos.



Como parte de su intento de controlar las ONG, el SCAF extendió sus tentáculos al prohibir el monitoreo electoral por parte de extranjeros, informa el CIHRS. Interfirió con la independencia democrática de la Suprema Comisión para las Elecciones para "especificar las reglas que norman la participación de ONG egipcias y extranjeras en el proceso de monitoreo electoral". La meta de cualquier proceso de monitoreo electoral es garantizar la integridad del proceso electoral, para dar confianza a los ciudadanos, dice el CIHRS, mientras hace un llamado al SCAF para permitir que las ONG locales e internacionales faciliten el proceso de monitoreo internacional para las elecciones egipcias.

Último tweet:

[email protected] still in #Egypt prison three months after completing five-year term https://t.co/1nTqduamcL #FreeShawkan