REGIONES:

SUBSCRIBE:

Sign up for weekly updates

Las tácticas de represión de medios de la era de Mubarak vuelven a estar en vigor

Soldados egipcios mantienen a manifestantes lejos de una una reciente protesta en El Cairo
Soldados egipcios mantienen a manifestantes lejos de una una reciente protesta en El Cairo

Amr Dalsh/REUTERS

A pesar del cambio prometido por la revolución, el Gobierno de transición de Egipto, el Supremo Consejo de las Fuerzas Armadas (SCAF), sigue empleando fuerza excesiva y leyes represivas contra aquellos que comparten información y opiniones y quienes participan en manifestaciones pacíficas, lo que llevó a tres miembros de IFEX en el país a compararlo con el régimen de Mubarak.

A pesar de haber prometido inicialmente deshacerse de la odiada ley de emergencia de Egipto, que se ha usado para aplastar disidentes a lo largo de los últimos 30 años, el SCAF hizo exactamente lo puesto. El 15 de septiembre, aprobó un decreto que permite invocar la ley de emergencia casi a voluntad, en respuesta a situaciones que incluyen, entre otras, la diseminación de declaraciones y noticias falsas, vandalismo y la obstrucción de caminos, informan el El Cairo Institute for Human Rights Studies (Instituto Cairota de Estudios de Derechos Humanos, CIHRS), la Red Árabe por la Información de Derechos Humanos (ANHRI), la Egyptian Organization for Human Rights (Organización Egipcia por los Derechos Humanos, EOHR) y otros miembros de IFEX.

"[El decreto] permitirá la intimidación y el acoso a persona implicadas en huelgas, manifestaciones y protestas pacíficas. Además constituye una amenaza directa a la libertad de expresión y unos medios libres", afirmaron los tres miembros de IFEX egipcios en una declaración, que también fue firmada por otros 19 grupos de la sociedad civil egipcios. Entre otras demandas, los signatarios están pidiendo la abolición del decreto y el fin de las campañas en contra de las organizaciones de la sociedad civil que ha continuado desde la primavera.

La semana pasada, el ministerio de Información del SCAF allanó y cerró Al-Yazira Mubasher Misr (la filial en Egipto de Al-Yazira), después de que el Gobierno no emitió a la estación una licencia cuatro meses después de haberla solicitado, informan la ANHRI, el CIHRS, la EOHR y otros. Se decomisó equipo y un ingeniero fue arrestado. Es probable que esos cierres continúen, pues el Gobierno emitió una "congelación" a las nuevas licencias para estaciones vía satélite, dice el Committee to Protect Journalists (Comité por la Protección de los Periodistas, CPJ).

Otro avance perturbador es la reciente proscripción de periodistas de juicios políticos, entre ellos el juicio de Mubarak, dice Reporteros sin Fronteras (RSF).

Uno de los casos más alarmantes es el del bloguero encarcelado Maikel Nabil Sanad, a quien se le impuso una sentencia de tres años por cuestionar la supuesta neutralidad de las fuerzas armadas durante el levantamiento masivo de Egipto en enero y febrero. Fue llevado de urgencia a la enfermería varias semanas después de iniciar una huelga de hambre, después de que dejó de beber, lo que hizo que los miembros de IFEX temieran por su vida.

Los ataques contra la prensa libre y los amplios poderes de represión del nuevo Gobierno supuestamente democrático representan "un insulto a los miles que se sacrificaron y murieron en una violenta batalla para derrocar todo el régimen", afirmaron la ANHRI, el CIHRS y el EOHR.

El EOHR está preocupado con lo que el escamoteo de derechos democráticos significa para las próximas elecciones y está seleccionando y capacitando a 1,000 observadores electorales locales. Los grupos egipcios están además trabajando juntos en un proyecto de vigilancia de medios durante las elecciones.

Último tweet:

Gambia launches much anticipated Truth, Reconciliation and Reparations Commission (TRRC) to investigate human right… https://t.co/xnT61RfUwH