REGIONES:

SUBSCRIBE:

Sign up for weekly updates

La persecución arbitraria de Eid y Bahgat debe acabar

Docenas de los miembros de IFEX mandaron la carta a las embajadas egipcias en sus respectivos países, lamentando el trato reciente y posible sentencia perpetua contra el director de ANHRI Gamal Eid y el fundador de EIPR Hossam Bahgat.

Gamal Eid (izquierda) de ANHRI y Hossam Bahgat de EIPR  (derecha).
Gamal Eid (izquierda) de ANHRI y Hossam Bahgat de EIPR (derecha).

13 de abril 2016

Su Excelencia,

Le estamos escribiendo como miembro de IFEX, la red mundial de 104 organizaciones dedicadas a la promoción y defensa de la libertad de expresión, para condenar la reciente persecución ilegal de Gamal Eid, director de la Red Árabe para la Información sobre Derechos Humanos, y Hossam Bahgat, director de la Iniciativa Egipcia para los Derechos Personales. Nos unimos al llamado mundial para que Egipto respete sus responsabilidades y obligaciones constitucionales en virtud del derecho internacional, y permita que la sociedad civil egipcia cumpla su función legítima de informar a la sociedad y fomentar el debate, libre de toda interferencia inconstitucional y del acoso por parte del Estado.

Desde febrero se les ha prohibido viajar al extranjero tanto a Eid como a Bahgat , y esto sin explicación y sin darles la posibilidad de oponerse. En el último mes, también se han congelado sus activos y los de sus familias.

Eid y Bahgat son algunos de los objetivos más visibles del Caso no. 173, llamado caso "financiación extranjera ', que se ha restablecido recientemente para usarlo en contra de una serie de organizaciones de la sociedad civil y sus líderes. Los dos hombres deben comparecer ante la corte este 20 de abril para defenderse de posibles cargos relacionados con la aceptación de financiación extranjera sin autorización. Dichos cargos, desde una enmienda al código penal de Egipto en 2014, pueden implicar una pena de cadena perpetua.

Su Excelencia, la imposición arbitraria de la prohibición de viajar y la congelación de activos sin acusación judicial clara y sin indicar una duración, vulnera gravemente los derechos constitucionales de Eid y Bahgat como ciudadanos. Los principios internacionalmente reconocidos de la justicia requieren que las pruebas sean presentadas y los cargos imputados para justificar cualquier restricción de los derechos fundamentales, y que las limitaciones de estos derechos sean proporcionales a la falta cometida y que sean bien definidas en su duración al aplicarse. Tanto la presente derogación de los derechos de Eid y Bahgat como la dureza de la pena con la que están siendo amenazados, no cumplen con estos estándares.

En términos más generales, la reactivación del Caso 173 y el uso continuo de la Ley 84 están en contradicción con los derechos constitucionales ahora garantizados a los ciudadanos egipcios. El artículo 75 del la Constitución de Egipto del año 2014, reconoce explícitamente el derecho de las organizaciones no gubernamentales en Egipto a existir y llevar a cabo sus funciones libremente y sin injerencia de los organismos del Estado, y esto sin estar sujeto a ninguna restricción salvo la de notificar su existencia, demostrar su transparencia y el carácter no-militar de su actividad. Estos derechos garantizados por la Constitución sustituyen fundamentalmente la Ley 84 de 2002 sobre asociaciones y fundaciones comunitarias de la era más restrictiva de Mubarak.

Creemos firmemente que el actual empuje contra la sociedad civil egipcia no sólo es inconstitucional, sino que también está fundamentalmente equivocado. El trabajo de los grupos de la sociedad civil como los dirigidos por Eid y Bahgat contribuye a un clima político sano, vibrante que permite el debate abierto y crítico de importantes problemas sociales, donde todos los ciudadanos egipcios puedan ser escuchados libremente. Opinamos que la sociedad civil es un socio fundamental del gobierno egipcio en el progreso social, y que es un grave error perseguir a sus miembros como si fueran enemigos del Estado.

En reconocimiento por lo tanto, de ambas obligaciones constitucionales del gobierno egipcio y la contribución vital de los grupos de la sociedad civil a Egipto, llamamos a que:

• Retire inmediatamente la prohibición de viajar y la congelación arbitraria de activos de Eid y Bahgat;
• Ponga fin a la orden de silencio que bloquea los reportes del caso, y proporcione acceso legal normal a los representantes de Eid y Bahgat, incluidos los detalles de los cargos, el proceso de la corte y las fechas de los juicios;
• Derogue la Ley 84, o lleve a cabo un examen abierto e inclusivo para modificar sus disposiciones en consonancia con los derechos y libertades garantizados por la constitución 2014;
• Revise la constitucionalidad de la enmienda extraordinariamente punitiva del código penal de 2014 que ha tornado el hecho de aceptar financiación extranjera sin autorización del gobierno, un delito de cadena perpetua.

Esperamos attentamente su respuesta.

Último tweet:

يوليا لاتينينا: صحفية روسية شهيرة، وناقدة لاذعة لبوتين، والآن - في المنفى https://t.co/ahq5zLdqNv cc: @BaheyHassan… https://t.co/L5kA35LIcP