REGIONES:

SUBSCRIBE:

Sign up for weekly updates

PERFIL

El periodista sueco-eritreo Eritrean Dawit Isaak

Dawit Isaak fue cofundador del primer periódico independiente de Eritrea en 1997. Pero su deseo de promover el debate abierto en la nueva nación independiente le ha costado más de 15 años en un centro de detención conocido por cometer abusos sobre los derechos humanos. Ha sido galardonado con el Premio Mundial de la Libertad de Prensa 2017 UNESCO/Guillermo Cano.

Dawit Isaak en Suecia-circa 1987-88. Foto: Kalle Ahlsén

En un almuerzo de despedida poco antes de dejar a Suecia para regresar a Eritrea en 1993, Dawit Isaak dijo:

"Voy a hacer democracia en Eritrea".

Dawit Isaak es un escritor, periodista y dramaturgo que ha estado detenido sin cargos desde 2001.

Nacido en Eritrea en 1964, Isaak se trasladó a Suecia en 1987, donde finalmente se convirtió en ciudadano de dicho país y se impuso un auto-exilio.

Isaak volvió a Asmara en 1993 - unos años después de que Eritrea fuera liberado del gobierno etíope - y co-fundó el primer periódico independiente del país, Setit, en 1997.

Pero poco después, el periodista perdió su propia libertad. En 2001, después de la publicación de una carta abierta por parte de Setit en favor de la implementación de la nueva Constitución y elecciones, Isaak fue arrestado junto con otros diez periodistas, en una ofensiva en la que se cerraron ocho diarios independientes. Sin cargos contra él ni acceso a un abogado, Isaak fue enviado a Eiraeiro, un centro de detención conocido por sus abusos contra los derechos humanos. En un informe de Human Rights Watch, Eyob Bahta Habtenariam - que afirma ser un ex guardia de Eiraeiro - es citado diciendo que los reclusos de Eiraeiro han muerto debido a temperaturas muy altas, falta de atención médica y raciones de alimentos inadecuadas.

Según el Instituto Internacional de Prensa (IPI), la última vez que se escuchó a Isaak fue en 2005, cuando se le permitió salir de la cárcel por unos días por razones médicas.

En 2013, tras la promoción de Reporteros sin Fronteras (RSF), la Comisión Africana de Derechos Humanos y de los Pueblos (ACHPR) comenzó a examinar el caso de Isaak.

Para el alivio de los defensores de la libertad de expresión en todo el mundo, en junio de 2016, el ministro de Relaciones Exteriores de Eritrea Osman Saleh anunció que Isaak estaba vivo. Sin embargo, señaló que Isaak sólo sería sentenciado cuando el gobierno estuviera preparado para hacerlo.

Además del IPI, Human Rights Watch y RSF, muchos miembros de IFEX han abogado por la liberación de Isaak, entre ellos el Comité para la Protección de los Periodistas (CPJ), PEN-Internacional, la Asociación Mundial de Periódicos y Publicadores (WAN-IFRA) entre otros.

El 30 de marzo de 2017, la UNESCO anunció que Isaak había sido elegido para recibir el Premio Mundial de la Libertad de Prensa UNESCO/Guillermo Cano, que "honra a una persona, organización o institución que ha hecho una contribución destacada a la defensa y promoción de la libertad de prensa en cualquier lugar en el mundo y especialmente cuando esto se haya logrado enfrentando el peligro". El premio se otorgará el 3 de mayo de 2017 en Yakarta, Indonesia, como parte de la conmemoración del Día Mundial de la Libertad de Prensa.

Al comentar el anuncio de la UNESCO, Cléa Kahn-Sriber, jefa del escritorio de RSF en África, dijo:

"La decisión de otorgar a Dawit Isaak el premio de este año es una señal alentadora. Envía un fuerte mensaje y denuncia a los regímenes que aniquilan los medios de comunicación y el periodismo porque comunican valores democráticos. Reiteramos nuestro llamamiento al gobierno de Eritrea para que libere a todos los periodistas que ha encarcelado arbitrariamente durante tantos años".

Entre los ganadores pasados del premio se encuentra el periodista de investigación azerbaiyano Khadija Ismayilova, que fue liberado de la prisión unas semanas después de haber sido galardonado con el premio en mayo de 2016, el abogado sirio Mazen Darwish, también liberado de prisión ese mismo año y el periodista turco Ahmet Şık.

Isaak es también el ganador de la Pluma de Oro de la libertad de la WAN-IFRA, el Premio de Libertad de la Prensa de RSF, el Premio Anna Politkovskaya del Club Nacional de Prensa Sueco, el Premio Tucholsky de la PEN Sueca y el Premio de Libertad de Expresión de la Unión de Autores de Noruega.

Eritrea recibió la clasificación más baja (180 en una lista de 180 países) en la Clasificaciión Mundial de Libertad de Prensa 2016 de RSF. También se describe como "no libre" en el informe de libertad de prensa 2016 de Freedom House, y en 2015, fue señalado como el país más censurado del mundo por CPJ.

Última actualización: 30 marzo 2017

Las otras caras de la libertad de expresión

Último tweet:

Thailand junta continues to ban political gathering of at least 5 persons; iLaw documented 275 cases… https://t.co/wEo3Vploar