REGIONES:

SUBSCRIBE:

Sign up for weekly updates

Periodistas se enfrentan a cadena perpetua por cargos de terrorismo inventados

El escritor y periodista encarcelado Eskinder Nega, con su esposa, la periodista Serkalem Fasil
El escritor y periodista encarcelado Eskinder Nega, con su esposa, la periodista Serkalem Fasil

Serkalem Fasil

Un periodista de Etiopía y otro de Burundi enfrentan una vida tras las rejas después de escandalosos veredictos en casos no relacionados pero por cargos antiterrorismo casi idénticos, dicen miembros de IFEX.

Apenas hoy, el periodista etíope Eskinder Nega fue condenado en un juicio que 10 grupos calificaron en forma conjunta como "la penalización del disenso pacífico en Etiopía". Y la semana pasada, Hassan Ruvakuki, un periodista radiofónico de Burundi, fue sentenciado a cadena perpetua, informa Reporteros sin Fronteras (RSF).

El 27 de junio, la Suprema Corte de Adis Abeba encontró a Nega culpable de "participación en una organización terrorista", y "planificación, preparación, conspiración, incitación e intento de (un) acto terrorista", dice una declaración conjunta de 10 grupos entre ellos cinco miembros de IFEX: el Committee to Protect Journalists (Comité para la Protección de los Periodistas, CPJ), Human Rights Watch, el International Press Institute (Instituto Internacional de Prensa, IPI), el Centro Estadounidense del PEN y la Asociación Mundial de Periódicos y Editores de Noticias (WAN-IFRA).

Nega fue condenado junto con otras 24 personas, sólo ocho de las cuales comparecieron en el tribunal, incluyendo el político de la oposición Andulalem Arage. La audiencia para dictar sentencia está programada para el 13 de julio y se están enfrentando a cadena perpetua.

Según la Federación Internacional de Periodistas (FIP), tras informar su decisión, el juez Endeshaw Adane dijo que “La libertad de palabra se puede limitar cuando se usa para socavar la seguridad y no se usa para el interés público". ARTICLE 19 informó que Nega y Arage "fueron acusados de usar ejemplos tomados de los levantamientos de la Primavera Árabe en los medios para promover protestas antigubernamentales en Etiopía".

Nega fue encarcelado en septiembre de 2011 poco después de criticar el uso por parte del gobierno de las leyes antiterrorismo para encarcelar a periodistas locales y dos periodistas suecos, que fueron arrestados mientras informaban de la actividad de los rebeldes.

Los miembros de IFEX informan que Nega es el quinto periodista EN Etiopía en ser encarcelado por delitos relacionados con el terrorismo en los últimos seis meses. Nega "ha sido desde hace tiempo una espina en el costado del Gobierno etíope", señalan los 10 grupos en su declaración conjunta.

Tras las elecciones de 2005, él y su esposa, la periodista Serkalem Fasil, fueron encarcelados 17 meses; durante ese tiempo su hijo nació en prisión. La casa editorial de ambos fue cerrada y desde entonces a Nega se le prohibió ejercer el periodismo, pero siguió escribiendo para medios en línea. Nega ganó en abril el prestigioso Premio Libertad para Escribir PEN/Barbara Goldsmith 2012.

Hassan Ruvakuki
Hassan Ruvakuki

RSF

En un caso separado en Burundi el 20 de junio, un juez de la Suprema Corte en la ciudad oriental de Cankuzo sentenció a Ruvakuki a cadena perpetua por el cargo de "participación en actos de terrorismo", junto con otros 13 acusados, según RSF y otros miembros de IFEX. Ruvakuki es un reportero para Bonesha FM y el servicio en swahili de la estación financiada por el Gobierno francés Radio Francia Internacional (RFI); por ello RSF y RFI emprendieron en forma conjunta una misión de observación del juicio sobre el caso.

Los cargos contra Ruvakuki se relacionaban con un ataque terrorista en septiembre de 2011 cerca de la frontera con Tanzania, informa ARTICLE 19. En noviembre de 2011, el periodista viajó a un área controlada por los rebeldes cerca de la frontera de Burundi con Tanzania, donde entrevistó a Pierre Claver Kabirigi, un exoficial de policía que afirmó ser el líder de un nuevo grupo rebelde. Según el CPJ, Ruvakuki fue arrestado tras su retorno e interrogado "por sus supuestos vínculos con el grupo rebelde".

Gabriel Baglo de la FIP dice que el periodista sólo estaba haciendo su trabajo y "nunca se dedicó a actos ilegales designados a poner en peligro las vidas de los ciudadanos de Burundi [...] No debería ser condenado por estos cargos de terrorismo inventados".

Dicen que se infringió el derecho de Ruvakuki a un juicio libre. "Los jueces estaban prejuiciados y eran incompetentes, los derechos de defensa fueron vulnerados y la sentencia se decidió con antelación sobre la base de argumentos espurios. Todo sugiere que fue una represalia por motivos políticos", dijeron RSF y RFI y señalaron que el fallo judicial llega "en el preciso momento en que una ley diseñada para proteger a los periodistas de encarcelamiento está cerca del momento de ser adoptada".

Los dos grupos además señalan el poco afortunado momento de la severa sentencia y dicen que "Burundi se está preparando para festejar el 50º aniversario de su independencia el 1 de julio pero la fiesta que anunciaron las autoridades ya se arruinó".

Último tweet:

Con la ley también se puede cercenar la libertad. En #México presentaron en el Senado iniciativa que criminaliza la… https://t.co/jZOXCb4Mvj