REGIONES:

SUBSCRIBE:

Sign up for weekly updates

Europa y Asia Central: Visión general del mes de mayo

Las elecciones generales del Reino Unido, las amenazas a la libertad de Internet en Alemania y Ucrania, un premio para los periodistas encarcelados de Turquía, Hungría bajo presión internacional, las persecuciones de los periodistas y activistas en Rusia, Azerbaiyán, Kazajstán y los Balcanes, y más…

Jeremy Corbyn, líder del partido opositor Laborista de Gran Bretaña, habla con periodistas en Londres, el 11 de mayo de 2017
Jeremy Corbyn, líder del partido opositor Laborista de Gran Bretaña, habla con periodistas en Londres, el 11 de mayo de 2017

REUTERS/Hannah McKay


Políticos, elecciones y el Internet

Las elecciones generales están en marcha en el Reino Unido y Reporteros sin Fronteras les ha pedido a los líderes de los partidos conservadores y laboristas (Theresa May y Jeremy Corbyn respectivamente) que respeten la libertad de prensa durante sus campañas. Ambos líderes han demostrado actitudes hacia la prensa que han sido preocupantes y/o cómicas. May, que se siente notoriamente incómoda frente a los reporteros, generalmente ha estado evitando el interrogatorio periodístico, prefiriendo en cambio aparecer en eventos con guiones bien organizados y escenificados; esto ha resultado en una serie de incidentes extraños, incluyendo uno al inicio del mes en el cual a los periodistas se les impidió filmar a May y fueron encerrados dentro de una habitación. En lo que atañe a Corbyn, que tampoco se ha comportado perfectamente, un estudio de la London School of Economics concluyó que ha sido el blanco de una campaña sin precedentes y prolongada de "asesinato de personajes" por parte de la prensa (en su mayoría) pro-Conservadora del Reino Unido. Aunque se ha puesto más a disposición de los medios de comunicación que May, BuzzFeed News informó que se les negó el acceso a sus eventos de campaña después de que expusieran contradicciones en torno a la línea Laborista oficial respecto a si Corbyn permanecería como líder en caso de perder la elección.

En términos de política, el manifiesto de la campaña del Partido Conservador contiene algunas noticias buenas y algunas potencialmente muy malas para los defensores de la libertad de expresión. La buena noticia fue la promesa de abandonar la Sección 40 de la Ley de Delitos y Tribunales de 2013 (que amenazaba potencialmente a los pequeños editores con costos legales agobiantes en caso de un juicio) a la cual Índice de la Censura se ha opuesto con una vigorosa campaña. La mala noticia fue el ominoso anuncio en el que se dice de manera vaga que un gobierno conservador "regularía" Internet. Una sugerencia de cómo podrían hacer esto vino luego del horrible ataque suicida en Manchester el 22 de mayo, cuando los ministros afirmaron que un gobierno conservador (si fuera reelegido) reprimiría las aplicaciones de mensajería cifradas; los aspectos prácticos de cómo funcionaría esto no están claros.

Alemania ya se encuentra un paso legislativo por delante del Reino Unido en términos de "regular" el Internet. El reciente proyecto de ley sobre la mejora de la observancia de los derechos en las redes sociales ha sido rigurosamente analizado por ARTICULO 19 que se opuso al mismo. En pocas palabras, el proyecto de ley impone a las redes sociales la eliminación y el bloqueo de "cualquier contenido que viole las reglas", pero sin "una determinación de la legalidad del contenido en cuestión por un tribunal, y sin orientación ... sobre el respeto del derecho a la libertad de expresión". Se teme que las redes sociales se equivoquen por una precaución excesiva y bloqueen cualquier cosa que pueda potencialmente ofender.

En Ucrania, el presidente Poroshenko emitió un decreto a mediados de mayo prohibiendo que los medios de comunicación rusos y los sitios de redes sociales funcionaran dentro de las fronteras de Ucrania. La medida fue en realidad una ampliación de las sanciones impuestas en respuesta a la anexión ilegal de Rusia de la península de Crimea en 2014 (véase el resumen de IFEX de lo que implica la prohibición). Human Rights Watch, el Comité para la Protección de los Periodistas, Reporteros sin Fronteras, ARTICULO 19 y el Instituto de Información de Masas (IMI por su sigla en inglés) se opusieron al decreto citando infracciones a la libertad de expresión y el acceso a la información. IMI informó que Poroshenko dijo que revisaría la prohibición cuando "la agresión rusa contra Ucrania [terminara]".

Retratos por C215, Reporteros Sin Fronteras


Infractores reincidentes: Turquía, Azerbaiyán, Rusia

En Turquía, continúa la persecución de las voces independientes: Reporteros sin Fronteras protestó contra la primera pena de cárcel (18 meses) entregada en el juicio a los que participaron en una campaña solidaria por el periódico pro kurdo Özgür Gündem; PEN International expresó su preocupación por una huelga de hambre de dos académicos turcos en contra de sus despidos posteriores al golpe; Bianet informó que las autoridades allanaron la independiente Belge Publishing House, incautando 2.000 libros; El periódico Sozcu publicó una primera página en blanco en protesta por la detención de parte de su personal.

Los miembros de IFEX continúan dedicando recursos a su trabajo en Turquía. En una muestra de solidaridad con todos los periodistas encarcelados en Turquía, a finales de mes Reporteros sin Fronteras unió fuerzas con el artista callejero parisino C215 para pintar, por el paisaje urbano de París, los retratos de diez periodistas encarcelados.

A mediados de mes, PEN International, ARTICULO 19, el Comité para la Protección de los Periodistas, Human Rights Watch, el Instituto Internacional de Prensa (IPI) y Reporteros sin Fronteras hicieron un llamamiento público al Consejo de Derechos Humanos de la ONU para abordar el "deterioro continuo de la libertad de expresión y otros derechos humanos" en Turquía. Días después, Cartoonists Rights Network International y Human Rights Watch instaron a los líderes de la UE a "hacer que los derechos sean un tema" cuando se reunieran con el presidente Erdogan en Bruselas el 25 de mayo. Donald Tusk, presidente del Consejo Europeo, anunció que fue precisamente lo que hizo. Una imagen vale más que mil palabras.


Llegaron noticias alentadoras en el Día Mundial de la Libertad de Prensa (3 de mayo), cuando el Presseclub Concordia de Austria concedió el Premio Concordia a los aproximadamente 150 periodistas encarcelados en Turquía. El jurado, del cual IPI es miembro, entregó el premio a un fondo creado para apoyar a las familias de los periodistas.

La represión de Azerbaiyán contra periodistas y activistas independientes no mostró señales de querer disminuir. De los muchos casos preocupantes de detención y/o abuso, uno de los más angustiosos -como informó el Instituto para la Libertad y la Seguridad de los Reporteros- fue el suicidio bajo custodia del activista de derechos humanos Mehman Galandarov. Los relatores especiales de la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa pidieron a Azerbaiyán que llevara a cabo una investigación urgente. Otro caso de alto perfil -el del bloguero y miembro de IFEX Mehman Huseynov- fue el foco del Día Mundial de la Libertad de Prensa de este año, cuando más de 30 grupos de derechos (incluyendo muchos miembros de IFEX) publicaron una declaración conjunta pidiendo su liberación inmediata. Se encuentra cumpliendo una condena de dos años por acusaciones falsas de difamación.

Como lo declaró Freedom House a finales de abril, no se visualiza el fin de las violaciones de los derechos humanos en Rusia. Durante el mes de mayo continuó la persecución de personas LGBTQ+ en Chechenia; Human Rights Watch lanzó una campaña en línea - #Chechnya100 - protestando contra ese horrendo abuso. Se informó que el presidente Putin había endurecido las restricciones en torno a las manifestaciones callejeras (previendo una protesta masiva anunciada para el 12 de junio), y los periodistas siguieron siendo golpeados y aún peor: a finales de mayo, como lo informaron el Comité para la Protección de los Periodistas y la Federación Europea de Periodistas, Dmitry Popkov, redactor en jefe del periódico local independiente Ton-M fue asesinado a tiros en Siberia; Popkov era muy conocido por su exposición de la corrupción y es el segundo periodista asesinado en Rusia en 2017.


Buenas y malas noticias en breve: Kazajstán, Hungría, Polonia y los Balcanes

El 14 de mayo, Ramazan Yesergepov, presidente de Journalists in Trouble (Periodistas en Problemas), fue apuñalado en un tren mientras viajaba para reunirse con el embajador de Lituania en Astana, Kazajstán, para discutir el caso de Zhanbolat Mamay. Mamay ha sido detenido desde febrero por cargos muy dudosos de blanqueo de dinero. Yesergepov debió someterse a una cirugía de emergencia después de ser apuñalado. ARTICULO 19 pidió una investigación completa del ataque, que cree que fue motivado políticamente. En otro caso, Adil Soz informó que el empleado del Estado que le hizo una amenaza de muerte al periodista Lukpan Akhmedyarov fue despedido después de una investigación.

Hungría se encuentra bajo una creciente presión internacional en relación con su reciente legislación represiva dirigida contra la Universidad Central Europea (CEU por su sigla en inglés) y las organizaciones no gubernamentales (ONG) con financiación extranjera. Esta represión contra las organizaciones independientes ha estado sucediendo desde hace algún tiempo y parece que la mayor parte de Europa ya se ha cansado: a finales de abril, el diputado Guy Verhofstadt le dio al primer ministro Orbán una severa reprimenda pública que se puede ver aquí (¡no se la puede perder!); a principios de mayo, Nils Muižnieks, Comisario de Derechos Humanos del Consejo de Europa, pidió oficialmente a Hungría que rechazara la ley de las ONG; A mediados de mayo, los diputados europeos pidieron que se active el artículo 7 (que implica una advertencia formal al Estado en cuestión, con posibles sanciones y una suspensión de los derechos de voto). Reporteros sin Fronteras y Human Rights Watch le escribieron al Parlamento Europeo en abril pidiendo que se tomen medidas contra Hungría. En público, Hungría está siendo desafiante, y parece tener el apoyo de Polonia (país que también se encuentra bajo el foco de atención por socavar el estado de derecho y los derechos básicos).

Las organizaciones de derechos humanos han estado expresando su preocupación por las amenazas a la prensa independiente en los Balcanes. Preocupa particularmente Macedonia, donde Índice de la Censura informa que se registraron 21 ataques a periodistas desde el comienzo de 2016; la Red del Sur Este de Europa para la Profesionalización de los Medios de Comunicación (SEENPM por su sigla en inglés) citó un estudio en el que se decía que las autoridades macedonias intentaban controlar la prensa a través de generosos arreglos de financiación o usando la violencia.

La impunidad ha sido durante mucho tiempo un problema en los Balcanes y los Periodistas Canadienses por la Libertad de Expresión destacaron el caso del periodista Dušan Miljuš (brutalmente golpeado en 2008 y que aún espera que se haga justicia) para protestar contra el patrón actual de impunidad en Croacia.

Último tweet:

#Angola: Journalists @RafaelMdeMorais & Bras Lourenco charged with crimes against state https://t.co/xmnm3O7ABY… https://t.co/Vx48STBUH3