REGIONES:

SUBSCRIBE:

Sign up for weekly updates

Semanario atacado con bombas incendiarias por edición satírica sobre islamistas

Policía francés frente a las oficinas dañadas de la revista satírica
Policía francés frente a las oficinas dañadas de la revista satírica "Charlie Hebdo" en París

Benoit Tessier / REUTERS

La redacción de un semanario francés satírico fue atacada con bombas incendiarias inmediatamente antes de la publicación de una edición que se burlaba de los islamistas, informan miembros de IFEX. A la 1 a. m. del 2 de noviembre, atacantes no identificados lanzaron un coctel molotov a través de una ventana de la redacción de "Charlie Hebdo", actuando a partir de rumores sobre la edición.

El redactor de "Charlie Hebdo", Stephane Charbonnier, explicó que la edición buscaba plantear inquietudes, usando la sátira, de que agendas extremistas islámicas podrían hacer descarrilar las metas de la revolución tunecina y otras revoluciones de la "Primavera Árabe", informan la Cartoonists Rights Network International (Red de Derechos de los Caricaturistas - Internacional, CRNI) y el International Press Institute (Instituto Internacional de Prensa, IPI).

La edición especial fue "redactada" por el profeta Mahoma, cuyo nombre rubricaba un editorial satírico, y su contenido se burlaba de la ley de la sharia, las burkas y el recientemente electo partido Ennadha de Túnez, la CRNI y el IPI. En la portada había una caricatura del profeta Mahoma, que dice en francés "Mil latigazos si no te mueres de risa".

Según la BBC, la publicación tiene una larga historia de burlarse de numerosas religiones, entre ellas la cristiana.
   
"Atacar las instalaciones de la revista debido a un rumor y no a una publicación real de la caricatura eleva la batalla entre la libertad de palabra y los fundamentalistas islámicos a un nuevo nivel", dijo Robert Russell, Director Ejecutivo de la CRNI. Expresó su inquietud de que las empresas de medios de comunicación de Europa y, en menor grado, las de EE. UU., no se enfrentan con actitud desafiante a las agresiones de los fundamentalistas islámicos contra la libre expresión.

Sara Yasin, una asistente editorial en Índice de la Censura, también expresó inquietud de que el ataque podría llevar a una mayor autocensura respecto a temas y representaciones que puedan ofender a los fundamentalistas musulmanes. Mencionó un incidente que ocurrió en 2008 en el cual Random House se retiró de un acuerdo de publicación por temor de que una novela sobre una de las esposas de Alá pudiera ser causa de violencia contra la empresa o el personal.

"Charlie Hebdo" sigue distribuyendo con actitud de desafío su edición especial "Charia Hebdo" y dice que imprimirá una tirada adicional de 75,000 ejemplares para cubrir la demanda. El periódico francés "Liberation" está alojando temporalmente al personal del semanario mientras siguen trabajando en más ediciones.

Muchos miembros de IFEX también están preocupados de que el ataque sea causa de odio contra los musulmanes. "Reaccionar de esta manera sólo sirve para aumentar la tensión y la ignorancia de todas clases", dijo Jean-François Julliard, secretario general de Reporteros sin Fronteras (RSF), que además ofreció a albergar a "Charlie Hebdo" después del incendio.

El personal de "Charlie Hebdo" también ha sido amenazado por numerosos usuarios anónimos de Facebook y Twitter, según CRNI. Unos piratas informáticos pusieron una imagen de la Gran Mezquita en La Meca y el mensaje "No hay más Dios que Alá" en la página inicial de la revista, según RSF. La revista fue obligada a suspender también su página de Facebook después de recibir miles de mensajes hostiles y amenazas, informa RSF.

Numerosos líderes musulmanes franceses condenaron el ataque, según informes noticiosos.

Último tweet:

#CostaRica: El derecho humano de informar y ser informado es fundamental https://t.co/vMWtzGtf73 @IPLEXcr