REGIONES:

SUBSCRIBE:

Sign up for weekly updates

Espionaje en democracia: varios periodistas con teléfonos intervenidos en Guatemala

Guatemala capital, el 7 de noviembre de 2012
Guatemala capital, el 7 de noviembre de 2012

JOHAN ORDONEZ/AFP/Getty Images

Este artículo fue publicado originalmente en cerigua.org el 8 de agosto de 2018.

La Asociación de Periodistas de Guatemala (APG) manifestó su enérgica condena y rechazo a las acciones de espionaje realizadas por el gobierno del Partido Patriota, entre 2012 y 2015, en contra de periodistas y medios de comunicación críticos de esa administración.

La APG hizo referencia a una investigación periodística del matutino Nuestro Diario, dada a conocer esta semana, que reafirma las denuncias hechas por actores sociales, sobre la interceptación de comunicaciones y escuchas ilegales efectuadas dentro del Ministerio de Gobernación, la Policía Nacional Civil (PNC) y la Dirección General de Inteligencia Civil (DIGICI).

Trascendió que Luis Felipe Valenzuela, director de Emisoras Unidas y José Rubén Zamora, presidente de elPeriódico y Juan Luis Font, forman parte de los periodistas vigilados por el gobierno, así como los medios Soy 502, Guatevisión y Nómada.

La máxima gremial de prensa del país señaló que las acciones por parte del gobierno de Otto Pérez Molina y Roxana Baldetti no se limitaron a vigilar las comunicaciones y movimientos de periodistas, sino que se extendieron al intento de bloqueo y ataques a páginas digitales de distintos medios de comunicación, con el objetivo de evitar que se difundiera información sobre funcionarios corruptos.

Ataques a sitios web, campañas de desprestigio en redes sociales, clonación de páginas de medios con información falsa, fueron parte de las represalias utilizadas en contra de comunicadores y empresas periodísticas, durante la crisis que depuso al gobierno del PP en 2015, como lo denunció en su momento la Comisión de Libertad de Prensa de la APG.

Asimismo, destacó que las técnicas de seguimiento y espionaje hacia actores de sociedad civil, incluidos periodistas, son propias de regímenes totalitarios e intolerantes a las críticas dirigidas a sus funcionarios, como los gobiernos militares que por décadas asesinaron y provocaron el exilio de ilustres plumas y voces del periodismo guatemalteco, que ahora parecer volver de forma tenebrosa.

La APG exigió al Ministerio Público (MP) que investigue y procese a los responsables de este espionaje, desde el entonces Ministro de Gobernación, Mauricio López Bonilla, hasta los agentes de menor rango.

De igual manera, pidió al presidente Jimmy Morales y al actual responsable de la cartera del interior, Enrique Degenhart, que se abstengan de promover cualquier acción que comprometa la seguridad y la privacidad de los periodistas.

La entidad aprovechó para denunciar públicamente las acciones oscuras del Ministro de Gobernación, que buscan debilitar y socavar la Instancia de Análisis de Ataques a Defensores de Derechos Humanos, que funciona en esa cartera, además de desoír los reclamos de las organizaciones que participan en ese espacio.
Finalmente, la APG manifestó su esperanza de que la Estrategia Nacional de Seguridad, anunciada en junio pasado por el mandatario, no sea una excusa para vigilar y perseguir a los periodistas, columnistas y ciudadanos que emiten opiniones en redes sociales o páginas web, en contra del actual gobierno.

Último tweet:

#Argentina: Intendente Claudio Filippa pide a hombres solteros que "abusen" de una periodista - @FOPEA https://t.co/8bNOdr4MTC @vanis