REGIONES:

SUBSCRIBE:

Sign up for weekly updates

Apagón informativo sigue a golpe de estado

Un letrero del gobernante partido político PAIGC el día de las elecciones en marzo, apenas semanas antes de que un golpe de estado hundiera al país en la inestabilidad
Un letrero del gobernante partido político PAIGC el día de las elecciones en marzo, apenas semanas antes de que un golpe de estado hundiera al país en la inestabilidad

Joe Penney/Reuters

El golpe contra el Gobierno de Guinea-Bissau fue seguido por "graves" infracciones a la libertad de medios, entre ellas amenazas a periodistas, un apagón informativo y censura a medios, dicen la Fundación de Medios para África Occidental (MFWA), Reporteros sin Fronteras (RSF) y Freedom House (Casa de la Libertad).

Según RSF, el supremo comando del ejército suspendió toda la actividad de los medios en el fin de semana siguiente al golpe del 12 de abril, en nombre de la "cohesión nacional".

Los militares dijeron a los ejecutivos de medios en una reunión celebrada el 16 de abril que los medios podrían reiniciar operaciones siempre y cuando no mencionaran las protestas en la capital. RSF llamó a la maniobra "la introducción de la censura militar".

"Cualquiera que contraviniera estas órdenes se hubiera expuesto a graves represalias o hubiera tenido que ocultarse"; dijo una fuente de los medios a RSF. Sólo la Radio Nacional de Guinea-Bissau, de propiedad estatal, que está ocupada por soldados, siguió difundiendo música y comunicados militares que hacían llamados a la calma.

António Aly Silva, el conocido bloguero de Didatura do Consenso (Dictadura del consenso), fue arrestado y golpeado por soldados mientras fotografiaba instalaciones militares el 13 de abril, informan la MFWA y RSF. Lo liberaron unas cuantas horas después pero confiscaron su equipo.

Los soldados además tomaron las instalaciones de la emisora en portugués RTP-África, amenazaron al personal con pistola y robaron cámaras y otro equipo, informa RSF.

Los frecuentes cortes de energía y la alteración de las comunicaciones también impidió que los periodistas trabajaran adecuadamente, agregó RSF.

La pequeña nación de África Occidental estaba a apenas unas semanas de celebrar una segunda vuelta en las elecciones presidenciales cuando el 12 de abril los soldados atacaron la casa del primer ministro Carlos Gomes Jr., quien era el favorito. Gomes fue arrestado junto con el presidente Raimundo Pereira.

El autodenominado comando militar dijo que había ejecutado la acción debido a un supuesto convenio secreto entre Gomes y el Gobierno angoleño para "aniquilar las fuerzas armadas de Guinea-Bissau", Freedom House. Angola desplegó tropas en el país el año pasado como parte de un convenio militar bilateral.

Según Freedom House, el país ha estado aquejado por la inestabilidad política, y ha sufrido tres golpes de estado desde 1998 y un asesinato presidencial en 2009. En general las elecciones libres y justas han sido debilitadas por la intervención militar y la influencia de del comercio de drogas. Guinea-Bissau es una escala clave para la cocaína que va de América Latina a Europa.

"A consecuencia de la violencia por parte de las fuerzas de seguridad y de personas vinculadas al tráfico de drogas, el clima es muy hostil para el periodismo y la libertad de medios", dice RSF.

Último tweet:

#IndexAwards2018: Champions of free expression shortlist announced https://t.co/mF3bFLWYiV https://t.co/nemh9387yw