REGIONES:

SUBSCRIBE:

Sign up for weekly updates

Ocho años después del asesinato del periodista Jean Dominique, RSF preocupado que el crimen sigue en la impunidad

(RSF/IFEX) - El 3 de abril de 2000 asesinaron a disparos en Puerto Príncipe, en el recinto de la emisora de radio Haití Inter, a su director Jean Dominique. Nunca se ha hecho justicia con ese crimen, que causó una segunda víctima en la persona de Jean-Claude Louissaint, recepcionista del medio. RSF no se explica estos ocho años de impunidad cuando, desde hace dos años, una auténtica voluntad política y judicial ha dado resultados tangibles en otros casos que enlutaron la prensa haitiana.

"A lo largo de 2007 se dictaron dos sentencias en los casos de Brignol Lindor, periodista de Radio Echo 2000 asesinado en Petit-Goâve en 2001, y de Jacques Roche, jefe de la sección cultural del diario 'Le Matin', secuestrado y asesinado en 2005 en Puerto Príncipe. Paralelamente, otras investigaciones de casos más recientes han llevado a detenciones rápidas. Siempre en 2007, el presidente de la República, René Préval, amigo cercano de Jean Dominique, creó el 10 de agosto, personalmente y en presencia de la viuda del periodista, Michèle Montas, una Comisión Independiente de Apoyo a las Investigaciones relativas a los Asesinatos de Periodistas (CIAPEAJ). Es una demostración de que existe una voluntad política y jurídica real y la prueba de que la impunidad no es una fatalidad. Por eso nos cuesta explicarnos por qué, ocho años después de los hechos, el caso de Jean Dominique es el único que continúa pendiente. Las eventuales incidencias políticas del caso no pueden justificar que no se aclare nunca", ha declarado RSF.

La investigación de los asesinatos de Dominique y Louissaint, finalizada el 21 de marzo de 2003, llevó a la inculpación y encarcelamiento de seis personas: Dymsley Milien, apodado "Ti Lou", Jeudi Jean-Daniel, apodado "Guimy", Philippe Markington, Ralph Léger, Freud Junior Demarattes y Ralph Joseph. Los tres últimos quedaron absueltos en apelación el 4 de agosto de 2003. En febrero de 2005, "Ti Lou", "Guimy" y Markington aprovecharon un motín para fugarse de la cárcel. Escapado a Argentina, Markington se puso en contacto con RSF para proclamar su inocencia. "Ti Lou", hoy fallecido, y "Guimy", reanudaron con toda impunidad su actividad de jefes de bandas en Martissant, en la parte alta de la capital haitiana.

El 14 de marzo de 2004, Harold Sévère, ex alcalde adjunto de Puerto Príncipe que hoy se encuentra exiliado, y Ostide Pétion, alias "Douze", fueron detenidos como presuntos autores intelectuales del asesinato. El 10 de mayo siguiente acusaron también a Annette Auguste, detenida por otro asunto. Sin embargo, a ninguna de estas tres personas se les ha interrogado en lo más mínimo. Nunca se ha efectuado la menor verificación de las declaraciones del presunto asesino, "Ti Lou", quien habría recibido la cantidad de 10.000 dólares por ejecutar a Dominique. Finalmente, tampoco se ha aclarado nunca la sospechosa muerte de dos testigos.

El 29 de junio de 2004, el Tribunal de Casación ordenó reabrir el caso. Sin embargo fue necesario cerca de un año para nombrar a un nuevo juez de instrucción, el 3 de abril de 2005 - es decir, cinco años después de los hechos - que no ha tenido acceso a la documentación del caso ni dispone de los medios necesarios para la investigación. En total, en la instrucción del caso se han sucedido seis magistrados.

El 4 de abril de 2007 el caso pasó por un nuevo revés con el asesinato del empresario Robert Lecorps, también sospechoso de estar implicado en la muerte del periodista. Perseguido por "obstaculizar la justicia", el ex comisario de policía Daniel Ulysse, director central de la policía judicial en la época del asesinato de Dominique, fue detenido el 10 de diciembre de 2007. Sin embargo, la Policía Nacional de Haití (PNH) tardó más de un mes en ejecutar el mandato de presentación, emitido por el juez Fritzner Fils-Aimé, que es quien actualmente se encarga del caso.

Las declaraciones del antiguo senador Dany Toussaint, citado frecuentemente en el caso, no han podido corroborarse nunca. Desde el comienzo del año 2008, el juez Fils-Aimé está intentando conseguir la deposición del vicepresidente del Senado, Rudolph Boulos, propietario de los laboratorios Pharval. Poco antes de su asesinato, Dominique recordó en las ondas que un medicamento estropeado, el Afébril, producido y distribuido por la mencionada industria farmaceútica, había causado la muerte de un centenar de niños en 1996. En una carta, dirigida el 27 de febrero de 2008 a la presidencia del Senado, la CIAPEAJ, creada por el presidente Préval, también pidió que Boulos responda a las citaciones del juez Fils-Aimé. Una semana después, el senador dio por no recibida la petición, invocando su "inmunidad parlamentaria".

Último tweet:

En Nicaragua, el control que Ortega ejerce sobre los medios se reduce a pesar de que recrudece la represión… https://t.co/48ZIFafViR