REGIONES:

SUBSCRIBE:

Sign up for weekly updates

Siete años después del asesinato de Brignol Lindor aún quedan siete sospechosos por detener y juzgar

(RSF/IFEX) - A pesar de las dos cadenas perpetuas, dictadas el 12 de diciembre de 2007 por el Tribunal criminal de Petit-Goâve, para dos personas implicadas en la muerte de Brignol Lindor, Reporteros sin Fronteras recuerda que en este caso sigue sin hacerse toda la justicia. Siete años después del asesinato, especialmente bárbaro, del joven periodista de la emisora Radio Echo 2000, otras siete personas acusadas, condenadas en rebeldía el 23 de enero de 2008 (leer el comunicado del 25 de enero), continúan huidas. La organización espera que el nombramiento, el 7 de noviembre, del abogado de la familia de la víctima, Jean Joseph Exumé, para el cargo de Ministro de Justicia, facilite la resolución definitiva de un crimen que ha permanecido impune durante demasiado tiempo.

"La voluntad política manifestada por el gobierno del presidente René Préval ha contribuido a poner fin al escándalo provocado por un caso que ha permanecido totalmente impune durante seis años. Por otra parte, la situación de la libertad de prensa ha mejorado en Haití. Sin embargo, las autoridades políticas y judiciales no pueden quedar satisfechas con la sentencia dictada hace un año en el caso de Brignol Lindor, que deja en suspenso la suerte de siete acusados y no ha permitido aclarar totalmente la implicación de la alcaldía de Petit-Goâve en la época en que ocurrieron los hechos", ha declarado Reporteros sin Fronteras.

Periodista de la emisora regional privada Radio Echo 2000, Brignol Lindor fue asesinado, a pedradas y machetazos, el 3 de diciembre de 2001 en Petit-Goâve (Sudoeste), por unos milicianos del grupo armado Domi nan bwa ("Dormir en el bosque"), relacionado con el partido Fanmi Lavalas del antiguo presidente Jean-Bertrand Aristide, entonces en funciones.

El 29 de noviembre de 2001 se celebró una conferencia de prensa, por iniciativa de varias personalidades ligadas al partido Fanmi Lavalas, y entre ellas el alcalde de Petit-Goâve, Emmanuel Antoine, y su adjunto, Bony Dumay, quien lanzo una violenta diatriba contra los opositores de Convergencia Democrática y contra Brignol Lindor, a quien consideraba un aliado de dicho grupo político. El 2 de diciembre, víspera del asesinato, hubo otra reunión entre representantes del equipo municipal y miembros de Domi nan bwa. El 3 de diciembre por la mañana, Joseph Céus Duverger, uno de los jefes de Domi nan bwa, fue atacado por unos presuntos partidarios de Convergencia Democrática. El episodio sirvió de pretexto para una actuación de represalia, dirigida contra Brignol Lindor. Una decena de miembros de Domi nan bwa que se disponían a ejecutar, en su domicilio, al miembro de Convergencia Democrática Love Agustin, finalmente decidieron dejarle para atacar a Brignol Lindor, que había llegado al lugar. A pesar de todos estos elementos, la disposición que el juez Fritzner Duclair hizo pública el 16 de septiembre de 2002, excluye de cualquier procedimiento judicial a los presuntos autores intelectuales del asesinato del periodista.

Tras permanecer cinco años durmiente, el procedimiento volvió a ponerse en marcha en 2007, con la expedición de órdenes de detención de las personas mencionadas en el dossier. Detuvieron a cuatro personas pero solo dos fueron condenadas a cadena perpetua: Joubert Saint-Juste y Jean-Rémy Démosthene. A Simon Cétoute, de 57 años, se le puso en libertad porque le habían detenido en lugar de su hijo, que llevaba el mismo nombre y falleció en 2007 en Léogâne (Este). El cuarto acusado, Fritzner Doudoute, confundido cuando le detuvieron con su casi homónimo y rebelde Fritznel Doudoute, de hecho no estaba incluido en la disposición de 2002 de reenvío al juez de instrucción, ni en el mandato de detención emitido en 2007. Formalmente reconocido por algunos testigos, en el momento de la iniciación del juicio, como partícipe en el asesinato de Brignol Lindor, continúa detenido y será objeto de una nueva instrucción que también podría implicar al antiguo adjunto del alcalde de Petit-Goâve, Bony Dumay, citado como testigo en las vistas.

El 23 de enero de 2008, Emmanuel Tataye, decano del tribunal de Petit-Goâve, dictó la sentencia en rebeldía de siete personas inculpadas, e identificadas como miembros de Domi nan Bwa. El juez Tataye ordenó también el embargo de los bienes y haberes de los interesados, y la suspensión de sus derechos civiles y políticos. Los condenados son Maxi Zéphyr, Bernard Désamour, Tyrésias alias Téré, Fritznel Duvergé, Mackenzi, Belony Colin y Fritznel Doudoute, alias Lionel, alias Nènèl.

Actualiza el caso Lindor: http://www.ifex.org/es/content/view/full/90327

Último tweet:

Philippines: Speak truth to power, keep power in check https://t.co/3JnxMnJ4WY "... the paramount duty of a free pr… https://t.co/hXI00qT2Bs