REGIONES:

SUBSCRIBE:

Sign up for weekly updates

Libre expresión en riesgo tras golpe de estado

Los periodistas han sido acosados tras el golpe de estado en Honduras
Los periodistas han sido acosados tras el golpe de estado en Honduras

AP via CPJ

Tras el derrocamiento del presidente Manuel Zelaya el 28 de junio, las nuevas autoridades acosaron y detuvieron brevemente a periodistas, interfirieron con varias emisoras e impusieron un toque de queda de 48 horas, lo que pone en riesgo la libre expresión, dicen el miembro de IFEX en Honduras Comité por la Libre Expresión (C-Libre), la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) y otros miembros de IFEX.

Después de que el ejército hondureño arrestó a Zelaya y lo expulsó del país, Roberto Micheletti rindió juramento como presidente de Honduras en el congreso y se impuso un toque de queda de dos días. Zelaya había estado buscando un referéndum sobre un cambio constitucional para eliminar los límites a los periodos presidenciales y permitirle una segunda candidatura.

Tan pronto como se declaró en estado de excepción, la Comisión Nacional de Telecomunicaciones (CONATEL) bloqueo las transmisiones de televisión por cable, lo que afectó a las estaciones de TV internacionales como CNN en Español, Telesur y Cubavisión Internacional, dice C-Libre.

La empresa de televisión estatal Canal 8 salió del aire desde el domingo temprano hasta la noche del lunes, mientras la estación de TV privada Canal 36, que apoyaba a Zelaya, permanecía fuera del aire hasta la tarde del martes, informa el Committee to Protect Journalists (Comité por la Protección de los Periodistas, CPJ).

Según C-Libre, los cortes de energía ordenados por el Gobierno impidieron transmitir a las estaciones de radio y televisión, como las de la popular estación nacional Radio Cadena Voces. Además las líneas telefónicas y el acceso a Internet fueron cortados y las señales de teléfono celular se interrumpieron constantemente.

Mientras tanto, los periodistas informan que fueron atacado mientras estaban trabajando. Según Reporteros sin Fronteras (RSF), en la ciudad de El Progreso, en el norte del país, unos 25 soldados irrumpieron en los estudios de Radio Progreso, una estación afiliada a la Asociación Latinoamericana de Educación de Radio, cuatro horas después del golpe de estado y obligaron al personal a dejar de trabajar. En una declaración, el gerente de la estación Ismael Moreno dijo que la intervención de los residente locales impidió que la violencia fuer más grave. Radio Progreso aún no ha reiniciado transmisiones.

Otros periodistas han sido detenidos arbitrariamente. El 29 de junio, al menos 10 soldados armados con rifles detuvieron a tres periodistas de la red regional de televisión venezolana Telesur y a cuatro periodistas y trabajadores de los medios de The Associated Press dentro de su hotel en Tegucigalpa, informa el Committee to Protect Journalists (Comité por la Protección de los Periodistas, CPJ). Fueron llevados a una oficina de inmigración y liberados poco tiempo después.

Según el CPJ, Telesur informó que los oficiales militares hondureños dijeron que los periodistas fueron detenidos por "medidas de seguridad".

Adriana Sivori, una periodista de Telesur, informó a ARTICLE 19 después de su liberación que "Nos arrestaron sin que hubiera provocación y no dieron explicación alguna; se sentía como si estuviéramos de vuelta en las dictaduras de la década de los 80".

Al menos siete trabajadores de los medios están desaparecidos, dice ARTICLE 19, y otros fueron amenazados, entre ellos Gustavo López de C-Libre.

La SIP está solicitando que las autoridades hondureñas no apliquen el toque de queda a los periodistas locales y extranjeros "cuyos deberes deben ser respetados de modo que los ciudadanos y la comunidad internacional puedan mantenerse informados plenamente".

Mientras tanto, los medios de comunicación locales se quejaron de que los manifestantes en Tegucigalpa y San Pedro Zula que se oponían al derrocamiento de Zelaya atacaron e insultaron a reporteros y fotógrafos y destruyeron puntos de venta de periódicos.

"La Prensa" de San Pedro Sula declaró que "un grupo de reporteros, fotógrafos y conductores del periódico fueron amenazados mientras cubrían la crisis en el país" y fueron fotografiados por los manifestantes que intentaron apoderarse de su equipo, mientras una vagoneta de distribución fue atacada por la turba, dice la SIP.

ADDITIONAL INFORMATION
Noticias afines en ifex.org


Último tweet:

The @ifjasiapacific ,@RSF_AsiaPacific , & @CPJAsia reaffirm that amidst the ongoing political turmoil in the Maldi… https://t.co/ni3dqHLlCs