REGIONES:

SUBSCRIBE:

Sign up for weekly updates

Reporteros detenidos tras golpe de estado

Tras golpe en Honduras, reporteros detenidos, señales de transmisión bloqueadas

(CPJ/IFEX) - Nueva York, 30 de junio de 2009 - Personal militar hondureño detuvo brevemente a siete periodistas, cerró temporalmente varias estaciones de telecomunicación y bloqueó intermitentemente las señales de transmisión de varios canales de noticias internacionales tras el golpe de estado que destituyó al presidente Manuel Zelaya este fin de semana. El Comité para la Protección de los Periodistas (CPJ, por sus siglas en inglés) instó hoy a quienes ostentan el poder en Honduras a permitir que la prensa informe libremente y sin medio a represalias.

El lunes, por lo menos 10 soldados armados con rifles detuvieron a siete periodistas que trabajan para medios extranjeros en su hotel en Tegucigalpa, según informes en la prensa internacional. Adriana Sivori, reportera para la red regional de noticias radicada en Venezuela, Telesur, su productora, María José García, y su camarógrafo, Larry Sánchez, fueron detenidos junto con Nicolás García y Esteban Feliz, un video periodista y un fotógrafo que trabajan para la Associated Press, y sus dos asistentes no identificados, informó la AP. Los soldados llevaron a los periodistas a una oficina de inmigración y los liberaron un rato después, según informes de prensa y entrevistas del CPJ. Según Telesur, las autoridades confiscaron el equipo y teléfono celular de Sivori antes de liberarla. Oficiales militares hondureños indicaron que los periodistas habían sido detenidos por "medidas de seguridad," informó Telesur.

Las señales de dos televisoras de Tegucigalpa y de una radio del interior fueron bloqueadas desde temprano en la mañana del domingo, según informes internacionales de prensa y periodistas locales. La señal de Canal 8, una televisora nacional que es propiedad del gobierno, fue restablecida el lunes en la noche, señalaron reporteros locales. Radio Progreso, una radio jesuita que transmite desde la ciudad norteña de El Progreso, estaba de vuelta al aire el martes en la tarde, reporteros indicaron al CPJ. Sin embargo, la televisora privada Canal 36, que según fuentes del CPJ ha apoyado a Zelaya, seguía fuera del aire la tarde del martes.

Las transmisiones de la televisión por cable fueron bloqueadas intermitidamente el domingo y lunes, afectando la señal de las televisoras internacionales Telesur y CNN, periodistas locales explicaron. El domingo, mientras el golpe de estado ocurría, las estaciones locales de televisión y radio continuaron con su programación habitual y no informaron inmediatamente sobre la situación política, según periodistas locales que pidieron no ser identificados por miedo a represalias. Los medios extranjeros fueron los primeros en informar sobre la destitución de Zelaya, agregaron.

"Estamos alarmados por informes sobre detenciones de periodistas, bloqueo de señales de transmisión, y clausura de medios de comunicación", afirmó el subdirector del CPJ, Robert Mahoney. "Instamos a quienes ostentan el poder a permitir que todos los periodistas y medios de comunicación puedan informar libremente y sin temor a represalias sobre la actual situación política. La población hondureña y las audiencias internacionales tienen todo derecho a estar plenamente informadas sobre los eventos que están ocurriendo tras el golpe de estado".

Elán Reyes Pineda, presidente del colegio de periodistas de Honduras, indicó que manifestantes que defienden a Zelaya han amenazado a periodistas durante protestas callejeras y han lanzado objetos contra las oficinas de varios medios en Tegucigalpa. Nadie ha resultado herido. Telesur informó que una de sus reporteras, Madelein García, había recibido amenazas telefónicas de un individuo que se identificó como militar, quien amenazó a la periodista con detenerla si no dejaba de cubrir noticias sobre las protestas a favor de Zelaya. Reyes señaló que había discutido con altos oficiales militares quienes le prometieron que se asegurarían de la seguridad de la prensa.

Intentos del CPJ para contactar a autoridades gubernamentales o militares fracasaron.

Soldados del ejército hondureño arrestaron a Zelaya el domingo y lo enviaron en un avión a Costa Rica. Zelaya estaba buscando un referendo constitucional para eliminar los límites del mandato presidencial y permitirle presentarse para un segundo período como presidente, informó la prensa internacional. Más tarde el domingo, el líder del congreso Roberto Micheletti fue nombrado presidente.

El CPJ es una organización independiente sin ánimo de lucro radicada en Nueva York, y se dedica a defender la libertad de prensa en todo el mundo.

Último tweet:

A new path to justice in Latin America: Inter-American Court sets historic precedent in case of journalist assassin… https://t.co/B16ttgE6v3