REGIONES:

SUBSCRIBE:

Sign up for weekly updates

Un mes después del golpe de estado se arraiga la censura

(RSF/IFEX) - Reporteros sin Fronteras condena la censura que el gobierno de facto está llevando a cabo sobre determinadas informaciones, desde el 28 de junio de 2009. Los medios de comunicación considerados hostiles encuentran obstáculos sistemáticamente. Así, se interrumpen con frecuencia los programas de la emisora privada Radio Globo, uno de los últimos medios críticos con el gobierno de Roberto Micheletti. El 25 de julio los militares intentaron entrar en los locales, aunque posteriormente tuvieron que retroceder ante la presión de unos manifestantes.

"El respeto a las libertades fundamentales, y entre ellas la de informar, se ha pisoteado claramente durante el último mes. Las suspensiones, o cierres de medios audiovisuales, tanto locales como internacionales, ponen de manifiesto la existencia de una clara voluntad de los golpistas para ocultar lo que está ocurriendo. Pedimos a todas las partes que respeten la libertad de prensa", ha declarado la organización.

El sábado 25 de julio, un oficial de la policía judicial, opuesto al golpe de Estado, avisó a Radio Globo de que se iba a producir una incursión inminente en sus locales. Según Alejandro Villatoro, propietario de Radio Globo, el director de CONATEL amenazó el 5 de julio con un embargo del material, aunque sin facilitar argumentos jurídicos claros. Pero cerca de 400 personas se movilizaron para defender a la radio amenazada. Finalmente, las fuerzas del orden renunciaron a intervenir.

Desde el golpe de Estado escasea la información sobre los acontecimientos que se suceden en territorio hondureño. Pocos minutos después del golpe de Estado, un corte de corriente eléctrica, que duró cinco horas, silenció todos los canales de televisión y radio del país. Desde entonces, los medios que el gobierno de facto considera hostiles han sido objeto de numerosas medidas discriminatorias. Dos periodistas dicen haberse visto presionados por su dirección. Uno de ellos, Allan Adális Martínez, de la emisora Radio Alegre, fue despedido el 15 de julio por utilizar el término "golpe de Estado" en la radio. ( leer el comunicado del 23 de julio).

Los canales internacionales Telesur, Cubavisión Internacional y CNN Español han tenido que dejar de emitir. En la noche del 12 de julio la policía hondureña detuvo, y obligó a marcharse del país, a once periodistas de Telesur y VTV (leer el comunicado del 15 de julio). Se sabe que en el transcurso del mes se ha interrumpido la programación de al menos ocho medios, algunos durante varios días, sobre todo cuando emitían información a favor de Manuel Zelaya. Cuando los canales reanudan sus programas, los contenidos relativos al golpe de Estado se encuentran muy controlados (leer el seguimiento de la información). La represión militar no ha salpicado a los medios favorables al gobierno de facto (leer el comunicado del 1 de julio)

ADDITIONAL INFORMATION
Historia del caso


Último tweet:

Congreso de #Guatemala estudia modificaciones a Ley de Telecomunicaciones para reconocer legalmente al sector comun… https://t.co/cnBqe1WoBl