REGIONES:

SUBSCRIBE:

Sign up for weekly updates

IFEX-ALC solicita que Honduras respete los compromisos adquiridos al aceptar las recomendaciones del Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas

(IFEX-ALC/IFEX) - 18 de marzo de 2011 - El Estado Hondureño ratificó su voluntad, durante la consideración del informe de su Examen Periódico Universal (EPU) por parte del Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas el 17 de marzo de 2011, de tomar las medidas e implementar las recomendaciones (presentadas por los países participantes en el EPU en noviembre de 2010). Particularmente, Honduras aceptó todas de las recomendaciones relacionadas con la libertad de expresión. Las autoridades Hondureñas asumieron esos compromisos tras el cabildeo internacional antes, durante y después del EPU, incluso una intervención durante la sesión el 17 de marzo, por parte de IFEX América Latina y el Caribe (IFEX-ALC), una alianza de 17 miembros del Intercambio Internacional por la Libertad de Expresión (IFEX) que promueven y defienden el derecho a la libertad de expresión en los países de la región, y su asociado RIDH ( http://www.ridh.org ).

IFEX-ALC se reunió con la delegación Hondureña el 16 de marzo en el Palacio de Naciones Unidas en Geneva y refuerza su disponibilidad a continuar con este diálogo sobre las bases de contribuir a la implementación de los compromisos y recomendaciones.

A pesar del hecho de que Honduras reconoce que los periodistas y comunicadores son vulnerables en este momento y que la situación no ha mejorado, los ataques y amenazas contra periodistas y comunicadores sociales han continuado de manera reiterada, situación que afecta también a los defensores de derechos humanos. De conformidad con las cifras registradas por el Comité por la Libre Expresión (C-Libre), miembro de IFEX-ALC en Honduras ( http://www.clibre.info/ ), entre 2006 y 2008 se registró un asesinato por año, como la forma más extrema de censura.
Posteriormente, entre el 1 de enero y el 27 de junio de 2009 se registraron tres asesinatos de periodistas, mientras que en el 2010 se registraron 10 asesinatos.

A propósito de este contexto, y en seguimiento de los compromisos adquiridos en el desarrollo del EPU, se presentan las siguientes consideraciones:

1. El estado de Honduras enfrenta un gran desafío en cumplir con las medidas cautelares de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), y señala que la policía y el ministerio publico se encuentran desbordados en cuanto a su capacidad y preparación para asumir enteramente su implementación.

2. En cuanto a la ley de medios y radios comunitarias, aun no ha sido aprobada, dado que no existe un texto consensuado. Este es un proceso pendiente y de extrema urgencia para la seguridad física y jurídica de las radios comunitarias que operan en el país.

3. Es un hecho que el estado de Honduras tiene enormes dificultades en cuanto a la asignación de los presupuestos prometidos para adelantar las investigaciones en las fiscalías encargadas de las investigaciones de asesinatos de periodistas.

Por tanto, insistimos en que Honduras debe cumplir efectivamente con:

1. Adoptar medidas efectivas para proteger a los periodistas, defensores de derechos humanos y comunicadores sociales. Y cuando existan ataques, llevar a cabo investigaciones efectivas para prevenir, esclarecer y castigar las agresiones que tienen lugar dentro de su jurisdicción.

2. Adoptar todas las medidas necesarias para que la investigación y castigo de las violaciones a los derechos humanos que tuvieron lugar en el marco del Golpe de Estado sean parte esencial del proceso de reconciliación nacional.

3. Derogar los artículos en el Código Penal que castigan la difamación, las injurias y la calumnia.

4. En el marco de la Ley de Telecomunicaciones, debe establecerse un órgano independiente que regule las transmisiones públicas. La asignación de frecuencias debe ser un proceso justo y transparente, basado en criterios preestablecidos que tengan en cuenta el interés público y la diversidad.

5. La ley también deberá requerir a los órganos reguladores adoptar un plan para la asignación de frecuencias de telecomunicaciones entre los tres tipos de emisoras radiales que deberían estar contempladas – públicas, privadas y comunitarias. Medidas efectivas deberán llevarse a cabo para evitar la concentración de la propiedad de medios de comunicación.

6. Los medios comunitarios deben ser explícitamente reconocidos y promovidos en la ley. Los procedimientos de otorgamiento de licencias y sus reglas, deben adaptarse a sus circunstancias particulares para que las emisoras comunitarias no compitan con sectores privados por las licencias de transmisión y funcionamiento.

Último tweet:

Gabon's High Authority for Communication suspends newspaper L'Aube for 3 months and bans its editor from working fo… https://t.co/Jxj2523NNJ