REGIONES:

SUBSCRIBE:

Sign up for weekly updates

Preocupación por el futuro de las libertades públicas y los derechos humanos tras la reintegración del país a la OEA

(RSF/AMARC/IFEX) - 7 de junio de 2011 - Suspendido de la Organización de Estados Americanos (OEA) desde el golpe de Estado del 28 de junio de 2009, Honduras fue reintegrado al organismo el 1 de junio de 2011 con el voto casi unánime de los Estados miembros, con excepción de Ecuador. La Asociación Mundial de Radios Comunitarias-América Latina y El Caribe (AMARC-ALC) y Reporteros sin Fronteras suponían que se tomara esta decisión, a cambio del regreso al país del presidente derrocado Manuel "Mel" Zelaya, el 28 de mayo de 2011. Nuestras dos organizaciones acogen con grandes reservas, incluso con preocupación, un proceso que suscita ya vivas críticas entre la sociedad hondureña.

El acuerdo unánime de los Estados no es el de los ciudadanos; aún menos el de medios de comunicación, periodistas y organizaciones defensoras de los derechos humanos, que AMARC-ALC y Reporteros sin Fronteras apoyan desde hace dos años. En repetidas ocasiones nuestras organizaciones exigieron, a su nivel, que se ofrecieran garantías importantes para el regreso de Honduras al organismo de naciones americanas:

- el fin de la impunidad por los crímenes cometidos, en particular contra periodistas y defensores de los derechos humanos; por las agresiones, los atentados, sabotajes y cierres de medios de comunicación, así como el restablecimiento de las frecuencias suspendidas o retomadas por el Estado. Desde 2010, en Honduras han sido asesinados once periodistas y un propietario de un medio de comunicación. Desde el inicio del año 2011, otros cuatro periodistas y un director de un medio han sobrevivido a atentados dirigidos. Tantos casos impunes.

- la reforma a fondo de una legislación de radiodifusión y telecomunicaciones que se ha vuelto obsoleta y que no concede ningún sitio a los medios de comunicación comunitarios y sociales, como lo exigen precisamente los estándares jurídicos interamericanos;

- el acceso a la información pública en lo relativo a las responsabilidades por las exacciones más graves registradas desde el golpe de Estado.

En nuestra opinión, estos puntos mayores deberían haber sido condiciones previas para la reintegración de Honduras a la OEA. Ahora es importante que sean tomados en cuenta de forma rápida. Firmado el 22 de mayo pasado por Manuel Zelaya y el presidente en funciones, Porfirio Lobo, con el apoyo de los gobiernos colombiano y venezolano, el Acuerdo de Cartagena de Indias impuso sólo una de las cuatro cláusulas previas a la readmisión de Honduras en la OEA: el regreso de Manuel Zelaya, quien se encontraba en el exilio. Normalización política no es justicia. Esta situación no garantiza en nada el restablecimiento real de las libertades públicas, del pluralismo y del Estado de Derecho", declararon las organizaciones.

( . . . )

Haga clic aquí para leer el comunicado

Último tweet:

La @sip_oficial y @RSF_esp encabezaron una misión conjunta a #Nicaragua y denunciaron graves retrocesos en la liber… https://t.co/3VyIF1ODg4