REGIONES:

SUBSCRIBE:

Sign up for weekly updates

Comunicador social victima de acciones intimidatorias por parte de ex-militar

(C-Libre/IFEX) - Tegucigalpa, 21 de marzo de 2012 - El periodista José Modesto Acosta, con 30 años de ejercer la profesión, denunció ante C-Libre, al mayor retirado del Ejército de Honduras, Wilfredo Benítez, propietario de la compañía de cable y televisora Canal 50, SOL TV, por acciones intimidatorias contra la libertad de expresión.

Según Acosta, durante cuatro años mantuvo una relación comercial con el Canal 50, SOL TV, propiedad del ex militar, y ubicado en el municipio de Ocotepeque, departamento de Ocotepeque en el occidente del país, que consistió en el alquiler de un espacio televisivo para trasmitir su programa "Atardecer Informativo".

Acosta, quien trabajo para Radio América y ahora lo hace como corresponsal de Radio Globo, informó que debido a la difícil situación financiera que atraviesa, resolvió trabajar de manera directa con dos medios de comunicación católicos del municipio, decisión que fue notificada al mayor Benítez con 15 días de anticipación.

Acosta aseguró que los problemas con el ex militar surgieron a raíz de su nueva relación de trabajo con el Canal 29 y Radio Comunidad, ambos medios, propiedad de la Iglesia Católica de aquella zona, y que levantan su señal con la empresa SOL TV.

“Cada vez que estoy trasmitiendo mi programa, la señal es interrumpida por ordenes del ex militar Benítez”, dijo el comunicador Acosta a C-Libre. Ante tal situación, el Párroco de la Iglesia de Ocotepeque, Fray Jaime Mena, decidió dialogar con el señor Benítez, “pero las gestiones conciliatorias no han surtido los efectos positivos esperados”, narró el afectado.

“Lamentablemente a esta penosa situación se ha coludido la dueña de la empresa de televisión por cable INCATECO, Lorenia de Anchecta, quien se prestó al juego al no ofrecer a la Iglesia Católica la señal para pasar mi programa televisivo”, denuncio el comunicador.

“Se me están violentando los derechos constitucionales tales como la libertad de expresión, el derecho a informar y ser informado y otros que son atinentes a los derechos establecidos en la Carta Magna”, afirmó Acosta.

En ese sentido demandó de las autoridades hondureñas efectuar una investigación sobre su conducta como comunicador social, pero asimismo la situación legal actual de las dos empresas de televisión por cable.

Finalmente, responsabiliza a los señores Wilfredo Benítez de SOL TV y a la señora Lorenia de Anchecta y a su esposo Adán Anchecta, propietarios de INCATECO, por lo que le pueda suceder a él y a su familia.

Según C-Libre, el hecho de que el militar le suspenda la señal, justamente cuando se trasmite el programa de Acosta, violenta la libertad de expresión no solo del periodista, si que también el derecho que tienen los medios de comunicación a informar. Esto es un obstáculo al ejercicio del periodismo y además violenta el derecho de las personas a recibir información.

Último tweet:

Se consolida la concentración en la prensa de Perú: El Comercio completa compra de acciones de ex EPENSA… https://t.co/EpnucT77yp