REGIONES:

SUBSCRIBE:

Sign up for weekly updates

Amenazado desde hace un año, periodista hondureño suspende su programa de radio

Reporteros sin Fronteras expresa su preocupación por la situación en que se encuentra Julio Ernesto Alvarado, director de los programas “Medianoche”, de Radio Globo, y “Mi Nación”, de Globo TV, debido a la agravación de las amenazas de las que ha sido víctima, regularmente, desde hace un año. La organización hace un llamado a las autoridades para que tomen en serio las amenazas que padece el periodista y para que lleven a cabo una investigación con el fin de identificar a los autores.

El 5 de marzo de 2013 el periodista de 60 años de edad, quien es vicepresidente de la Organización de Periodistas Iberoamericanos, expuso ante el Comité de Familiares de Detenidos Desaparecidos en Honduras (Cofadeh) que suspendía su programa “Medianoche” y las razones por las que lo hacía.

Según las declaraciones del periodista, el 1 de marzo de 2013, poco antes de la medianoche, vehículos “sospechosos”, con varios individuos a bordo que parecían “sicarios”, merodeaban en torno al edificio donde se encuentran las oficinas de Radio Globo y Globo TV. Uno de los vehículos se introdujo en el estacionamiento del inmueble cuando Julio Ernesto Alvarado transmitía al aire. Poco antes, en la noche, un hombre había subido al edificio, probablemente con el fin de indagar el lugar. Según los guardias de seguridad del edificio, era clara su intención de ir a las oficinas de la radio –con el fin de cometer un crimen contra el periodista.

Los siguientes días se produjeron hechos similares. Se observó de nuevo en las inmediaciones de las oficinas de Radio Globo y Globo TV a vehículos e individuos sospechosos que preguntaban dónde se encontraba Julio Ernesto Alvarado.

Este clima siniestro no data de ayer. El 14 de marzo de 2012 el vehículo del periodista sufrió un acto vandálico, que tenía el fin de intimidarlo, pues que no le robaron nada, salvo una micro-filmadora. Desde entonces, vehículos sin placas comenzaron a rondar con frecuencia las instalaciones de Radio Globo. Al conductor del noticiero también lo han seguido varias veces individuos circulando en motocicleta.

Si bien Julio Ernesto Alvarado nunca había dado valor a estas amenazas, los sucesos recientes –que han instaurado un clima de temor entre los empleados de Radio Globo y Globo TV – finalmente lo llevaron a suspender “Medianoche”. El programa, muy popular, se transmitía todas las noches de lunes a viernes, desde el 2 de enero de 2011.

En su programa, que gozaba de una gran audiencia, el periodista solía emitir denuncias y críticas a la policía y las fuerzas armadas. El 1 de marzo de 2013 denunció la actitud del Director General de la policía, Juan Carlos Bonilla, llamado “El Tigre”, implicado en varios casos de asesinato. El policía es acusado de estar implicado directamente en el asesinato de Ricardo Ramírez Umaña, de 17 años de edad, hijo de Ricardo Ramírez del Cid, exdirector general de la policía, remplazado por Bonilla. El año pasado, Julio Ernesto Alvarado también criticó en “Medianoche” la lentitud de las investigaciones por el incendio ocurrido un mes antes en la prisión de Comayagua, en el que murieron 361 reclusos. Ese mismo día el vehículo del periodista fue blanco de un acto vandálico.

Aunque no existe ninguna certeza respecto a la identidad de los autores de estas amenazas, el periodista considera que éstas podrían provenir de la policía, en particular de las unidades a cargo de operaciones especiales.

Las amenazas contra los medios de comunicación son moneda corriente en Honduras. Hacia el 12 de marzo de 2013, Pedro Canales, periodista de la radio comunitaria La Voz de Zacate Grande –víctima de persecuciones debido a su postura en el conflicto territorial de la región– fue amenazado de muerte. Miguel Facussé Barjum, empresario y terrateniente, habría contratado a asesinos a sueldo. Vehículos polarizados y sin placas circulan a menudo en la región de manera sospechosa.

Honduras ocupa el lugar 127, entre 179 países, en la Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa 2013.