REGIONES:

SUBSCRIBE:

Sign up for weekly updates

Múltiple ejecución de colegiales que habían participado en protestas estudiantiles en Honduras

Este artículo fue publicado originalmente en clibrehonduras.com el 26 de marzo de 2015.

Cuatro colegiales fueron asesinados el 24 de marzo, en Honduras, en el panorama de una jornada de protestas estudiantiles que comenzó hace 12 días. Este múltiple asesinato “es un intento para eliminar la lucha estudiantil”, denunciaron diferentes organizaciones de derechos humanos a través de comunicados de prensa.

La Red Nacional de Defensoras de Derechos Humanos en Honduras mostró su preocupación y consternación, a la comunidad Nacional e Internacional, “por los hechos acaecidos en las últimas horas en el país en detrimento de la lucha del movimiento estudiantil en el que les fue arrebatada la vida a cuatro estudiantes de educación media, Soad Nicolle Ham Bustillo (13), Elvin Antonio López (19), Darwin Josué Martínez (21), dirigentes estudiantiles y participantes en las recientes manifestaciones que se han dado en exigencia al gobierno de Honduras por mejores condiciones en los centros educativos”.

También Casa Alianza denunció el vil crimen de los cuatro estudiantes de secundaria y la ausencia de diálogo abierto y democrático por parte del gobierno.

El comunicado de Casa Alianza cita que “ante el asesinato de cuatro estudiantes de educación media de Comayagüela y la represión gubernamental a las protestas estudiantiles, Casa Alianza Honduras, a la comunidad nacional e internacional, a las organizaciones de cooperación y sociedad civil hondureña, hace saber: La noche del martes 24 de marzo, fueron asesinados tres estudiantes (dos hombres y una mujer) de la jornada nocturna del Instituto Jesús Aguilar Paz de Comayagüela, quienes acababan de abandonar el centro educativo luego de recibir sus clases”.

“La mañana del miércoles 25 de marzo, fue encontrado envuelto en una sábana el cadáver de una niña de 13 años que cursaba el primer curso de Ciclo Común en el Instituto Central Vicente Cáceres de Comayagüela. La niña fue vista por última vez la mañana del martes 24 de marzo cuando salió de su casa rumbo al centro educativo al que asistía”.

“El asesinato de estos cuatro estudiantes se da en el contexto del movimiento organizado de exigencia de derechos de las y los estudiantes, por lo que estos crímenes difícilmente pueden ser atribuidos solamente a la delincuencia común”.

Asimismo, la Asociación para una Ciudadanía Participativa (ACI-PARTICIPA) expresó su consternación y solidaridad a las familias de los estudiantes Elvin Antonio López (19), alumno de la carrera de Comercio en el Instituto Jesús Aguilar Paz y Darwin Josué Martínez (21), dos de las víctimas que murieron en el acto mientras que la otra fue trasladada al Hospital Escuela Universitario (HEU) donde este miércoles falleció, después de que unos sujetos que se trasladaban en un automóvil, les dispararon sin mediar palabra.

“Igualmente, nos solidarizamos con la familia de Soad Nicolle Ham Bustillo, 13 años, que estudiaba en el Instituto Central Vicente Cáceres, la menor habría sido víctima de un secuestro por varias horas y el cadáver fue encontrado esta mañana envuelto en una sábana en el barrio La Granja de Comayagüela”. Radio y TV Globo mostraron fotos de la menor Ham Bustillo participando, unos días antes de su muerte, en una protesta estudiantil.

Más estudiantes asesinados
“También, se denuncia que, hace unas semanas dos estudiantes fueron acribillados en las inmediaciones de la colonia Villa Cristina, de Comayagüela, por unos desconocidos que se trasladaban en un vehículo”, dice el comunicado de ACI-PARTICIPA.

Señala además que “dichos asesinatos se dan en una crisis estudiantil, donde los jóvenes han protestado por la inseguridad, ante la pretensión del señor ministro de Educación, Marlon Escoto, de retrasar la hora de salida de los estudiantes, por el aumento de horas clases, por las condiciones antipedagógicas en que se encuentran los centros educativos, por la falta de mobiliario, por la falta del cumplimiento del bono estudiantil y la falta de material didáctico”.

Gases, chantajes y muerte
Esta serie de pronunciamientos se produjo mientras miembros del movimiento estudiantil de secundaria eran agredidos dentro de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH).

Los jóvenes fueron reprimidos violentamente, recibieron golpes, hubo detenidos, golpeados y les lanzaron gases lacrimógenos de manera desproporcionada. Igualmente, hubo levantamiento de perfiles de los protestantes y se registró también una agresión contra el equipo de defensores del Centro de Investigación y Promoción de los Derechos Humanos en Honduras (Ciprodeh), en la misma instalación educativa, por parte de policías y guardias de seguridad de la UNAH que los acechaban y les tomaban fotos.

Por otra parte, un estudiante del Jesús Aguilar Paz denunció ofertas de beca, amenazas de expulsión y de muerte por parte de autoridades de la Dirección de Educación Departamental como mecanismos para convencerlo de que deje la protesta estudiantil.

Lucha genuina estigmatizada por el oficialismo
La diputada del oficialista Partido Nacional, Lena Gutiérrez, calificó este movimiento como protestas callejeras, con tinte político.

De la misma forma, el titular de Educación Marlon Escoto atribuyó las protestas a injerencias del partido Libertad y Refundación (Libre), señaló directamente al diputado Bartolo Fuentes y a Gilberto Ríos.

El dirigente político de Libre, Gilberto Ríos, aclaró que en ningún momento estuvo en protestas, como lo mencionó Escoto. Relató que cerca de su casa, en la colonia Kennedy, estaban reprimiendo a estudiantes y lo único que hizo fue tomar una imagen y subirla a su perfil de Facebook para denunciar el hecho, mencionó. Ríos comparó el asesinato de estudiantes con lo ocurrido en Ayotzinapa.

Por su parte, el gobierno a través de su propaganda informativa ha alentado la estigmatización de los protestantes que son calificados, en algunos medios de comunicación, como vándalos cuando lo que hacen los niños(as) y jóvenes es ejercer su derecho a la protesta. Este 26 de marzo, diferentes organizaciones de sociedad civil darán conferencias de prensa simultáneas para denunciar esta estrategia de terror.

C-Libre condena estos hechos por considerar que son parte de una política de represión y terror encaminada a eliminar el Movimiento Estudiantil y los espacios de libertad de expresión de la juventud hondureña. A la vez manifestamos a las autoridades educativas que no justifiquen sus errores, intolerancia, incapacidades y autoritarismo, buscando culpables en otros sectores sociales y políticos.

ADDITIONAL INFORMATION
Qué están diciendo otros miembros de IFEX


Último tweet:

IFEX welcomes #OAS resolution condemning impunity & violence against journalists https://t.co/7PXZK1nyRm… https://t.co/j7eAOSiTED