REGIONES:

SUBSCRIBE:

Sign up for weekly updates

Asesinan a líder indígena, defensora de derechos humanos Berta Cáceres en Honduras

Prachatai via Flickr

Este artículo fue publicado originalmente en clibrehonduras.com el 3 de marzo de 2016.

La coordinadora general del Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras (COPINH), Berta Cáceres, galardonada con el Premio Ambiental Goldman en 2015, fue asesinada a la 12:45 la madrugada de este jueves, en el interior de su vivienda, ubicada en el municipio de La Esperanza, departamento del Intibucá, al occidente de Honduras.

Según informó la prensa local, sujetos a bordo de un carro blanco ingresaron a la vivienda donde dormía Cáceres, irrumpieron en su habitación y la ejecutaron con disparos en el rostro y en el tórax.

El diputado José Vásquez informó que Cáceres siempre dormía en diferentes lugares porque su vida corría peligro. Cáceres tenía medidas cautelares por parte de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) desde 2009.

Como respuesta a la justificación del crimen hecha este día, en conferencia de prensa, por el ministro de Seguridad, Julián Pacheco, en el sentido de que no le dieron seguridad porque Cáceres rechazó las medidas, el Centro por la Justicia y el Derecho Internacional (CEJIL) desmintió que Berta Cáceres renunciara a las medidas de protección y resaltó la deficiente protección que se le brindó.

Este crimen contra Cáceres ocurre mientras lideraba la oposición a la construcción del proyecto hidroeléctrico “Agua Zarca” sobre el río Gualcarque, debido a la concesión otorgada por el Congreso Nacional a la empresa hondureña Desarrollos Energéticos S.A. (DESA), la cual se hizo sin respetar el derecho a la consulta previa, libre e informada de las comunidades afectadas.

En este marco, Berta y otros integrantes del COPINH fueron constantemente agredidos y amenazados por personas afines al proyecto, reveló CEJIL. C-Libre ha emitido 18 alertas a favor del COPINH desde 2011 a la fecha.

La alerta más reciente fue publicada el jueves 4 de febrero, cuando Cáceres denunció que Militares de la Guardia de Honor Presidencial (GHP) atacaron a los comunicadores de las radios comunitarias la Voz Lenca y Radio Guarajambala, Rolando Gutiérrez y Selvin Milla, durante la cobertura periodística de una actividad política de la Primera Dama, Ana García.

Asimismo, el 16 de julio de 2013, C-Libre informó que el COPINH solicitarían medidas cautelares ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) para comunidades lencas de Honduras adyacentes al Rio Blanco en el departamento de Intibucá.

En esa oportunidad, Cáceres explicó que la “Acción Urgente” de solicitar medidas cautelares se debe al asesinato de Tomas García, un miembro del Consejo Indígena Lenca, quien fuera ejecutado por miembros del ejército hondureño el lunes 15 de julio en la comunidad de El Achotal, Río Blanco, Intibucá. El crimen contra García ocurrió en las cercanías del portón principal de la empresa “DESA SINOHYDRO”, cuando pobladores aledaños al Rio Blanco se disponían a participar en una protesta pacífica.

La ministra de Comunicaciones de Honduras, Hilda Hernández, ha dicho a través de Twitter, “Lamentamos el asesinato de Bertha Caceres (Sic) y exigimos la NO politización de su muerte. Nos solidarizamos con su familia”; “Solo cabezas calientes y oportunistas políticos creen que el gobierno tiene que ver con la muerte de Bertha Caceres” (Sic).

ADDITIONAL INFORMATION
Qué están diciendo otros miembros de IFEX


Último tweet:

En #México, 66.1% de las mujeres mayores de 18 años han padecido al menos un incidente de violencia… https://t.co/CVQDxhCMQS