REGIONES:

SUBSCRIBE:

Sign up for weekly updates

Ley de medios de comunicación represiva amordaza a la prensa; miles protestan

Treinta mil personas tomaron a las calles de Budapest ayer para apoyar la libertad de prensa después de que el parlamento de Hungría enmendó una polémica ley de medios el 7 de marzo. La ley tiene facultades para imponer una multa de 100,000 euros, proscribir empresas de medios de comunicación y dictar contenido y está controlada por un consejo de medios constituido por políticos nombrados por el partido gobernante, informan la South East European Network for Professionalization of the Media (Red del Sureste Europeo para la Profesionalización de los Medios, SEENPM), la filial del International Press Institute (Instituto Internacional de Prensa, IPI) South East Europe Media Organisation (Organización de Medios de Comunicación del Sureste Europeo, SEEMO), el Committee to Protect Journalists (Comité por la Protección de los Periodistas, CPJ) y Reporteros sin Fronteras (RSF).


Una vista panorámica del protesto el 15 de marzo en Budapest
Szigeti Àdàm / www.szigetiadam.hu

La ley entró en vigor el 1 de enero, el mismo día que Hungría asumió la presidencia de la Unión Europea. Ese día, el prominente diario húngaro "Népszabadság" publicó sólo una frase en su primera plana en los 22 idiomas oficiales de la Unión Europea: "La libertad de prensa en Hungría ya no existe", escribe Péter Zilahy en "The Guardian". El 14 de enero cerca de 10,000 personas se manifestaron contra la ley de medios, sostienen los informes noticiosos.



Aunque se hicieron enmiendas a la ley en respuesta a las críticas hechas por la Unión Europea, los cambios no cumplen los compromisos de libertad de prensa de Hungría como miembro de la UE, el Consejo de Europa, y la Organización para la Seguridad y Cooperación en Europa (OSCE), afirman los miembros de IFEX. 



Se hicieron cambios para acotar los derechos de las autoridades húngaras a restringir a los medios internacionales que operan en Hungría. La ley eliminó el requisito de que los servicios sobre demanda como sitios de Internet y blogs ofrezcan una cobertura noticiosa equilibrada; pero este requisito sigue existiendo para medios impresos y de difusión. y la prohibición de contenido ofensivo se suavizó pero no se eliminó.

"A pesar de los cambios, los elementos de la ley que siguen existiendo arrojan una larga sombra sobre la libertad de prensa", lamenta el IPI-SEEMO. A lo largo del año pasado, IPI-SEEMO y SEENPM han estado las medidas sucesivas para restringir la libertad de medios.



"Las leyes se pueden seguir usando para restringir las voces alternativas y divergentes a pesar de las modificaciones adoptadas tras una petición de la Comisión Europea", acusó Dunja Mijatović, la representante de libertad de los medios de la OSCE.



Los análisis del CPJ encontraron que la ley contiene pasajes ambiguos sujetos a la interpretación y aplicación de la Autoridad de Medios de Hungría. La ley establece que los periodistas deben respetar la "moralidad pública" y la "dignidad humana" o enfrentarse a multas punitivas, informa RSF.


La ley cubre medios impresos y de difusión y estipula cuantiosas multas y penas (que van hasta la suspensión de la programación) para diversas empresas de medios de comunicación de las que se encuentre que infringen las leyes e impone requisitos excesivos de inscripción, afirma el CPJ. Regula el contenido de medios nacional y además está dirigida al contenido "dirigido al territorio de Hungría".


RSF señala que las enmiendas hechas a la ley aún no aseguran que las fuentes de periodistas se protegerán y los medios pueden ser proscritos por romper la ley.



La Autoridad de Medios está constituida por personas nombradas por el Parlamento húngaro, que actualmente está formado por dos tercios de miembros del gobernante partido Fidesz del primer ministro Viktor Orban. Según la ley, este organismo tiene el derecho de exigir a las organizaciones de medios cualquier cantidad de documentos confidenciales y si no se entregan se enfrentan a una multa de 100,000 euros, informa RSF.



Una coalición de grupos de la que forman parte IPI-SEEMO y SEENPM creó un sitio web para ofrecer información pertinente sobre la situación de los medios de comunicación húngaros con una lista de acontecimientos relacionados con la ley de medios. Visite la página Libertad de prensa en Hungría: http://www.hungarypressfreedom.org/

Último tweet:

Take a look at @DigitalRightsPK 's “Guidebook on Ethical Journalism for Digital Platforms”, which serves as a handy… https://t.co/L117vJEQCs