REGIONES:

SUBSCRIBE:

Sign up for weekly updates

Misión internacional arremete contra injustos reglamentos y leyes de medios

Aidan White, quien encabezó la misión internacional
Aidan White, quien encabezó la misión internacional

SEENPM

La South East European Network for Professionalization of the Media (Red del Sureste Europeo para la Profesionalización de los Medios, SEENPM) y otros 11 miembros y socios de IFEX llevaron a cabo una misión internacional en Hungría del 14 al 16 de noviembre, apenas unas semanas después de que casi 100,000 personas se reunieron en las calles para exigir pluralismo de medios de comunicación.

En una conferencia de prensa pública el 16 de noviembre, los delegados de la misión concluyeron que las leyes de medios del país no cumplen las normas internacionales y europeas básicas y que sus regímenes de reglamentos y licencias podrían socavar la diversidad y calidad en el paisaje de medios.

Los afiliados y miembros de IFEX la South East Europe Media Organisation (Organización de Medios de Comunicación del Sureste Europeo, SEEMO), una organización afiliada al International Press Institute (Instituto Internacional de Prensa, IPI), ARTICLE 19, Freedom House (Casa de la Libertad), Independent Journalism Centre (Centro de Periodismo Independiente, IJC) de Moldova, Índice de la Censura y la Federación Europea de Periodistas (FEP) participaron en la misión. Fue organizada por SEENPM y también incluyó a numerosos grupos de la sociedad civil húngara. Los participantes se reunieron con periodistas de Hungría así como abogados, defensores de la libre expresión y representantes de la autoridad de medios y el Gobierno.

Las leyes de medios de Hungría, en vigor desde enero, han recibido una intensa crítica internacional de, entre otros, políticos de la UE y la Organización para la Seguridad y Cooperación en Europa (OSCE), señalaron los delegados de la misión. Según las leyes, el organismo de control de medios, cuyos miembros son nombrados por el partido gobernante, puede imponer cuantiosas multas a partir de acusaciones vagas, incluyendo la cobertura de los medios "desequilibrada" u "ofensiva". Entre otras deficiencias, la nueva regulación de medios de Hungría limita las posibilidades de revisión de decisiones tomadas por la autoridad de medios y el consejo de medios. También da a las autoridades (a contrapelo de las normas legales internacionales) la oportunidad de obligar a los periodistas a revelar sus fuentes, concluyó la misión.

Según Aidan White, quien encabezó la misión internacional, el estricto entorno legislativo junto con las "condiciones económicas en deterioro, el cambio tecnológico y la concentración de medios", crearon "una tormenta perfecta que amenaza el periodismo independiente" en Hungría.

El 25 de octubre, casi 100,000 personas marcharon en la manifestación "Un millón por la libertad de prensa" para denunciar las reglas y leyes húngaras contra la libre expresión, informa la Federación Europea de Periodistas, que prestó apoyo a los manifestantes. Los organizadores entregaron aproximadamente 50,000 "acreditaciones de prensa" simbólicas para crear conciencia sobre la importancia de la independencia, la libertad y la diversidad en los medios.

La FEP criticó además la posición "hasta ahora tímida" de la UE respecto al incumplimiento de Hungría hacia las normas europeas de libre expresión.

Último tweet:

RT @cmfr: Remembering EDSA: Four Days which won for the Filipinos freedom from tyranny and a free and independent p… https://t.co/gjQdsnLker