REGIONES:

SUBSCRIBE:

Sign up for weekly updates

Impiden a periodistas informar sobre manifestaciones; periodista asesinado

Tropas indias atacan a periodistas de Cachemira.
Tropas indias atacan a periodistas de Cachemira.

via AP

Varias semanas de protestas callejeras contra India dejaron un saldo de 15 muertos en la región de Cachemira controlada por India y las autoridades están golpeando duramente con un cierre completo de la cobertura local de los disturbios. Los periodistas locales han sido golpeados por la policía y se les ha impedido cubrir la ofensiva del Gobierno contra los manifestantes, y miles de policías han sido enviados a la región para imponer un toque de queda, informan el Committee to Protect Journalists (Comité por la Protección de los Periodistas, CP) y la Federación Internacional de Periodistas (FIP). Las autoridades también intentaron controlar el flujo de información al cerrar publicaciones y confiscar periódicos antes de su distribución. Al mismo tiempo, en otros dos estados, un periodista fue muerto y un redactor arrestado.

Las extendidas manifestaciones comenzaron a principios de junio en el valle de Cachemira, y algunas ciudades han estado bajo toque de queda durante varios días. Los salvoconductos para el toque de queda expedidos a los periodistas la semana pasada fueron cancelados. Más tarde se expidieron nuevos documentos a unos cuantos redactores y periodistas de alto nivel.

Pero el 9 de julio, el periodista del servicio en urdu de la BBC Riaz Masroor fue detenido en un retén policial y golpeado cuando se dirigía a recoger su pase para el toque de queda. El 6 de julio, al menos 12 fotógrafos y camarógrafos que trabajaban para medios locales, nacionales e internacionales sufrieron lesiones graves tras ser atacados por fuerzas de seguridad que intentaban impedirles grabar las manifestaciones. A algunos se les confiscó su equipo. "Se oyó a policías de alto nivel que comentaban que sin atención de los medios las manifestaciones pronto perderían ímpetu", informa la FIP.

Muchos de más de los 60 periódicos de la zona decidieron dejar de publicar debido al pequeño número de salvoconductos expedidos al personal y los constantes ataques a los medios.

En la región de Jammu, las autoridades sellaron las instalaciones de tres publicaciones el 2 de julio argumentando que habían difundido noticias falsas que agravaban las tensiones entre las comunidades religiosas. Al día siguiente dos periódicos en inglés y urdu fueron decomisados. Los servicios de mensajes de texto siguen suspendidos y los servicios telefónicos son frecuentemente interrumpidos en la región de Cachemira.

Pero no a todos los periodistas se les está negando el acceso. Los periodistas que volaron de Delhi, la capital, están recibiendo protección armada y considerable libertad de movimiento, mientras los periodistas locales están confinados a sus casas bajo el toque de queda, dicen la FIP y el CPJ. "La noticia de las constantes dificultades en Cachemira se debe contar", dijo la FIP. "Pero además debería ser contada por periodistas con base en Cachemira".

Las fuerzas gubernamentales han arrestado a docenas de presuntos separatistas y activistas, dicen los informes noticiosos.

Mientras tanto, en el estado de Andhra Pradesh, en el sur de la India, el periodista independiente Hem Chandra Pandey fue muerto el 2 de julio mientras cubría un conflicto armado entre policías y cuadros maoistas del Partido Comunista de India. Pandey había viajado a Nagpur para entrevistar al líder del partido. El "estaba completamente en su derecho de buscar entrevistar a un líder insurgente, especialmente en el contexto de las maniobras de paz en curso", dijo la FIP.

En otro estado del sur, Kerala, el editor de revista T.P. Nandakumar fue arrestado por cargos de difamación el 3 de julio tras escribir sobre un empresario indio, que es residente de Abu Dhabi. Nandakumar estaba bajo mandamiento judicial para no publicar ningún material sobre el empresario, el quejoso. Su arresto ocurrió después de que se publicó un artículo en el sitio web de "Crime Magazine". Nandakumar fue liberado bajo fianza al día siguiente.

"Crime Magazine" tiene muchos lectores debido a su cobertura de supuestos delitos de diversos importantes partidos políticos en el estado, por lo que tiene un importante impacto político.

ADDITIONAL INFORMATION


Último tweet:

#UmaPorUma, proyecto de periodistas brasileñas para contar historias de mujeres asesinadas en Pernambuco… https://t.co/KTX7T2XFgm