REGIONES:

SUBSCRIBE:

Sign up for weekly updates

Encuentran muertos a dos reporteros ambientales; las amenazas contra periodistas van en aumento

El cuerpo de un periodista fue encontrado en un río, otro murió misteriosamente en su casa y un tercero recibió una amenaza de muerte escrita con sangre. Los periodistas indonesios están bajo una presión mortal por informar de la degradación ambiental y la política local, y las amenazas van en aumento antes de las elecciones locales, informan la Aliansi Jurnalis Independen (Alianza de Periodistas Independientes, AJI), Reporteros sin Fronteras (RSF), el Committee to Protect Journalists (Comité por la Protección de los Periodistas, CPJ) y la Federación Internacional de Periodistas (FIP).

En la provincia de Papúa, los periodistas han estado recibiendo mensajes de texto amenazadores en el periodo previo a las elecciones locales de agosto y septiembre. Un mensaje decía: "A los periodistas cobardes: nunca jueguen con fuego si no se quieren quemar. Si quieren seguir viviendo en esta tierra, no hagan cosas extrañas. Tenemos datos de todos ustedes; estén preparados para la muerte". Otra carta supuestamente escrita con sangre fue puesta fuera de la casa de un reportero del diario "Bintang Papúa".

El año pasado, el reportero Ardiansyah Matra'is escribió una serie de artículos para la revista "Jubi" sobre la tala ilegal por parte de oficiales locales de las fuerzas armadas, y tomó fotografías de sus operaciones. Luego fue secuestrado y amenazado por soldados que le dijeron que matarían a sus familiares si continuaba con su trabajo.

El 30 de julio de 2010, el cuerpo desnudo y esposado de Matra'is fue encontrado en el río Gudang Arand con un brazo atado a un árbol para impedir que el cuerpo flotara corriente abajo, informan la FIP y el International Press Institute (Instituto Internacional de Prensa, IPI).

Matra'is había estado trabajando para la emisora local Merauke TV y había recibido mensajes de texto amenazadores en los días previos a su muerte, dice el IPI. "La muerte de Matra'is parece confirmar los peligros de cubrir la deforestación en Indonesia", dice RSF.

Unos días antes, el 26 de julio, el conocido periodista Muhammad Syaifullah, que informaba sobre la destrucción ambiental, había sido encontrado muerto en su casa en Balikpapan, Borneo. Operaba la oficina en Borneo de "Kompas", el diario más importante de Indonesia, e informaba extensamente sobre la tala ilegal. Su último informe se enfocaba en problemas relacionados con la minería de carbón.

Los colegas de Syaifullah lo encontraron echando espuma por la boca. Los periodistas locales creen que fue envenenado, y dudan de un informe de autopsia que afirma que murió de una hemorragia cerebral causada por diabetes e hipertensión.

En los últimos 12 meses, la AJI documentó 40 casos de violencia contra periodistas en un nuevo informe, con 12 instancias de ataque violento. Los periodistas indonesios se enfrentan a la censura de los funcionarios gubernamentales locales, represión jurídica con demandas por difamación, y confiscación de equipo, dice el informe. Los periodistas además han sido atacados violentamente por 10 organizaciones. Para leer el informe completo en inglés, visite:

Enemigo de la libertad de prensa 2010

Último tweet:

Federación Latinoamericana de Periodistas reporta 37 periodistas asesinados en 2017 https://t.co/RerkGWGHfm… https://t.co/YDLIFTWj39