REGIONES:

SUBSCRIBE:

Sign up for weekly updates

GOBIERNOS DE ÁFRICA ORIENTAL NO ESTÁN HACIENDO LO SUFICIENTE PARA PROTEGER A PERIODISTAS, DICEN GRUPOS DE PERIODISTAS

Los gobiernos de África oriental deberán rendir cuentas de los abusos que infringen a periodistas y los medios, dicen la East Africa Journalists Association (Asociación de Periodistas de África Oriental, EAJA) y el East African Editors' Forum (Foro de Editores de África Oriental, EAEF).

Apenas la semana pasada en Burundi, el editor de sitio web Jean-Claude Kavumbagu fue encarcelado supuestamente por difamar al Gobierno en un informe acerca de cuánto gastó el Presidente en su visita a los Juegos Olímpicos de Beijing.

In Somalia el gobernador de la región de Bay, Abdifatah Mohammed Ibrahim, amenazó el fin de semana arrestar o matar a periodistas que han estado publicando "informes sin bases" sobre el conflicto entre el Gobierno federal de transición y los insurgentes islámicos y dijo que sus informes eran "propaganda para los oponentes terroristas".

"En la actualidad es una convención establecida que los gobiernos, en virtud de su papel como custodios de la ley y el orden, sean responsables de las acciones del estado que reprimen a los periodistas o de violaciones por parte de elementos criminales dentro de la sociedad que se enfocan en suprimir la información por motivos ulteriores", dice David Makali, presidente de la EAEF y director del Media Institute de Kenia. "La maquinaria del estado debe proteger de daños a los periodistas, como a todos los ciudadanos".

Para enfrentar el problema, la EAJA, en colaboración con el Centro Estadounidense para la Solidaridad Laboral Internacional y la Federación Internacional de Periodistas (FIP), celebró una conferencia regional el mes pasado en Djibouti, "Desafíos y obstáculos para la práctica del periodismo en África oriental".

La conferencia de cinco días "reunió a organizaciones y personas clave que están dedicadas activamente a la organización de campañas a favor de una prensa libre y apoyan a los periodistas en su búsqueda de mejores condiciones de trabajo", dice Makali.

Los participantes destacaron la urgencia de comprometer a los líderes regionales y continentales para hacer que los gobiernos sean más responsables. También condenaron enérgicamente todos los ataques físicos contra la libertad de prensa y los profesionales de los medios en la región. Un buen ejemplo: La periodista canadiense Amanda Lindhout, el reportero gráfico australiano Nigel Brennan, el reportero gráfico somalí Abdifatah Mohammed Elmi y su conductor, Mahad, han estado prisioneros desde el 23 de agosto, supuestamente detenidos por las milicias en Mogadishu, Somalia.

En una declaración, los delegados prometieron "estar juntos como dedicados profesionales de los medios... para luchar en todos los niveles para detener y eliminar la ola de intolerancia y violencia contra los profesionales de los medios".

También prometieron organizar extensas campañas y aumentar la conciencia del público respecto a delitos impunes contra periodistas y otros actos de violencia contra los medios.

A la conferencia asistieron 21 representantes de sindicatos y asociaciones de periodistas y organizaciones de editores de Burundi, Rwanda, Kenia, Uganda, Tanzania, Sudán, Djibouti, Somalia y Seychelles, así como representantes de la FIP, UNESCO, ARTICLE 19, Amnistía Internacional y la Network of African Freedom of Expression Organisations (Red de Organizaciones Africanas de Libertad de Expresión, NAFEO).

Para obtener más información, visite: http://www.ifex.org/en/content/view/full/97028/

Periodista digital sobre Lindhout y Brennan: http://tinyurl.com/6dvxo4

(17 de septiembre de 2008)

Último tweet:

Pakistani journo Muhammad Yasir fled his homeland after a grenade attack on his office. He travelled across Europe… https://t.co/V3GgySIao8