REGIONES:

SUBSCRIBE:

Sign up for weekly updates

"Voces a tener en cuenta": Mujeres levantan la voz en el Foro Global sobre Libertad de Expresión

"Voces de mujeres silenciadas": Malalai Joya, Irshad Manji, Ursula Owen, Philo Ikonya y Lydia Cacho

Rachael Kay

"La cosa por la que (las autoridades) están más molestas es mi voz", dice Philo Ikonya, presidente de PEN Kenia. Ikonya ha estado implicada en numerosas manifestaciones y lecturas políticas recientemente y fue arrestada y golpeada mientras estaba bajo custodia policiaca en febrero pasado.

Ikonya fue una de las cuatro mujeres extraordinarias que se reunieron en una mesa en el panel "Voces de mujeres silenciadas" el 4 de junio en Oslo, Noruega en el reciente Foro Global sobre Libertad de Expresión (FGLE). Compartieron sus relatos de valor y puntos de vista sobre la libre expresión en una conversación intimista y animada, salpicada de risas y aplausos de un público agradecido.

Además de Ikonya estaban la moderadora Ursula Owen de Casa Libre en Londres; Irshad Manji, directora del Proyecto Valor Moral de la Universidad de Nueva York; Lydia Cacho Ribeiro, una famosa periodista de investigación mexicana; y Malalai Joya, una ex parlamentaria afgana.

Lo que se hizo dolorosamente obvio en el debate fue que el combate que comparten las participantes para tratar de descubrir su voz, hallar el valor para usarla y finalmente hacer que se escuche. Joya habló de su experiencia de ser expulsada del Parlamento afgano y amenazada con ser violada por hablar contra los caudillos de su país. Mientras ella está obligada a vivir bajo amenazas diarias, los verdaderos delincuentes y caudillos conservan sus escaños en el Parlamento. Usa su voz para denunciar las leyes que ofrecen impunidad para los que están en el Gobierno y gobiernan con desdén hacia el interés público y medran con la corrupción. Su compromiso con el pueblo de Afganistán y su furia por ser silenciada era palpable.

"Esta boca es mía" un popular programa de televisión mexicano, perdió a su presentadora cuando Cacho fue despedida tras atreverse a hablar explícitamente acerca de los condones femeninos. Preguntó abiertamente cómo esto se podría considerar una infracción cuando las telenovelas mexicanas refuerzan a diario la idea de mujeres como objetos y aprueban la violencia doméstica como una forma de vida aceptable. Mantuvo embelesado al público con sus relatos vívidos sobre ayudar a los niños que habían sido sometidos a abuso a encontrar sus voces para nombrar a sus agresores. Su viaje personal como periodista ha estado sembrado de amenazas de muerte por denunciar la corrupción, el crimen organizado y la violencia contra las mujeres.

Si no lo hacemos nosotros, entonces ¿quién desafiará la corrección política, la conformidad intelectual y la autocensura?, preguntó Manji. Manji habló sobre la indiferencia de los medios de la línea dominante hacia las voces de las mujeres y sobre su trabajo para promover el pensamiento crítico, y la necesidad de valor moral para enfrentar las fuerzas que tratan de mantenernos en silencio.

Mientras el público observaba, las mujeres engarzaban sus relatos con los de las demás y sus voces se superponían con manifestaciones de acuerdo o preguntas, en forma muy similar a un grupo de amigas que no se han visto durante algún tiempo.

Owen pidió a las participantes reflexionar sobre dónde habían encontrado su voz. Manji encontró la suya cuando era una niñita y subió al techo de su edificio de apartamentos y se quedó ahí toda la noche para escapara de a agresión de su padre. Se dio cuenta de que tenía poder y podía usar su voz para manifestarlo. Ikonya habló acerca de su abuela como su inspiración, una mujer que se sublevaba contra la norma del pueblo al hablar con los hombres y que incluso se atrevió a usar pantalones al mismo tiempo.

"Las mujeres sostienen la mitad del cielo pero no tienen la mitad del poder. Sus vidas y sus cuerpos son explotados, y sus voces y necesidades son marginadas", explicó Owen. "Lo que es innegable es que la libre expresión es lo que hace que la gente se sienta humana y es el derecho del cual dependen otros derechos".

Cuando las participantes departieron con los asistentes tras el debate, una delegada dijo que en 12 años de asistir a conferencias, nunca había experimentado algo tan profundamente humano y conmovedor como la sesión "Voces de mujeres silenciadas". Era posible imaginarse a la abuela de Philo sacudiéndose el polvo de los pantalones y aprobando.

visite el canal de YouTube del Foro Global sobre Libertad de Expresión

Último tweet:

Nepal: @FORUMFREEDOM is alarmed by "discriminatory state behavior towards Nepali journalists which was manifested w… https://t.co/k826qK59zS