REGIONES:

SUBSCRIBE:

Sign up for weekly updates

Freedom House (Casa de la Libertad) examina el autoritarismo en detalle

Freedom House (Casa de la Libertad), en colaboración con Radio Europa Libre/Radio Liberty y - Radio Asia Libre, publicó un importante informe que investiga la forma en que las dictaduras controlan la información y por qué se salen con la suya.

El informe, “Undermining Democracy: 21st Century Authoritarians” (Socavar la democracia: los autoritarios del siglo 21) es la culminación de un estudio de dos años y describe cómo cinco de los estados autoritarios más influyentes del mundo -China, Rusia, Irán, Venezuela y Pakistán- están subvirtiendo activamente los movimientos democráticos, censurando estrictamente la información a la que sus ciudadanos pueden acceder e intimidando a periodistas y la sociedad civil.

En Venezuela, por ejemplo, los medios privados son obligados a difundir 70 minutos de publicidad gubernamental gratuita cada semana y una “ley de responsabilidad social” penaliza la transmisión en los medios de información que se considere irrespetuosa para funcionarios. En Irán, se acostumbra encarcelar a los blogueros en línea y los medios de difusión nacionales están estrechamente sometidos a investigación. En Rusia, el Kremlin maneja directa o indirectamente la producción diaria de casi todos los periódicos importantes y 20 filiales de Radio Europa Libre han sido cerradas desde 2005, principalmente a consecuencia de la presión política.

Al mismo tiempo, los regímenes autoritarios de hoy en día están empleando tácticas más suaves tras bambalinas para restringir la democracia y la libre expresión. Por ejemplo, los gobiernos están destinando grandes cantidades de dinero en empresas de medios propiedad del Estado, que están ampliando su alcance global y ofreciendo lucrativos incentivos comerciales a las empresas de medios que se apegan a su línea.

En un nivel más amplio, el informe argumenta que los cinco países se están envalentonando por ser numerosos al formar “coaliciones ad hoc” en las Naciones Unidas que actúan como contrapeso a los grupos que promueven los derechos humanos y la democracia.

El trasfondo del informe de 93 páginas es que, a medida que los gobiernos democráticos se enfocan en la seguridad y los problemas económicos, las infracciones a los derechos humanos por parte de los países autoritarios se están pasando por alto y, en consecuencia, los países que promueven valores antidemocráticos están ampliando su influencia.

Undermining Democracy: 21st Century Authoritarians

Último tweet:

العدالة المختلة في مصر : العفو عن متهمين بالقتل والبلطجة ، والتنكيل بصيدلي يساري مسن لم يخالف القانون تدهور صحة الد… https://t.co/pkzLmqsQjP