REGIONES:

SUBSCRIBE:

Sign up for weekly updates

Periodistas y activistas atacados por cubrir contaminación, dice informe de RSF

Investigar las causas del calentamiento global, entre ellas la deforestación y la contaminación industrial, ha sido causa de abusos contra periodistas por parte de corporaciones y gobiernos, dice un nuevo informe de Reporteros sin Fronteras (RSF). Además destaca la importante relación entre periodistas y la represión de los activistas ambientales que actúan como fuentes invaluables.

La intimidación de los activistas ambientales restringe el flujo de información en los medios y en todas partes.
Los ecologistas chinos, por ejemplo, con frecuencia son acosados o arrestados por las autoridades. En abril de 2010, la policía detuvo a Gu Chuan durante varias horas y confiscó archivos de su casa la noche anterior a la fecha en que supuestamente asistiría a una conferencia sobre temas ambientales. Además, los periodistas chinos tienen prohibida la entrada a ciertas regiones del país, lo que hace muy difícil investigar la contaminación de los ríos del Tíbet debida a los proyectos industriales chinos, especialmente las actividades de minería.

En Pakistán, la policía no llevó a cabo una investigación seria del asesinato en noviembre de 2009 de Nisar Baloch de Ciudadanos de Shehri para un Mejor Ambiente, que era una importante fuente de información para los medios sobre los decomisos de tierras en la región de Karachi.

Los presentadores de programas de radio y activistas ambientales han pagado el mas alto precio por oponerse a las operaciones de minería de oro de Pacific Rim Mining Corp, una empresa canadiense, en El Salvador. Dos activistas ambientales relacionados con una estación de radio comunitaria fueron asesinados por sicarios a las órdenes de un empresario local que intentaba anular la oposición local a ala minería.

En Gabón, los periodistas locales han cubierto las campañas que las ONG ambientales han emprendido respecto a la contaminación de empresas como Total, Shell, Addax y Synopec. Un periodista tuvo un roce con militares tras revelar que Shell Gabón había enterrado petróleo usado y otros desechos.

Más recientemente en Madagascar, informa RSF, el periodista radiofónico Alphonse Afakandro se enfrenta a cargos de difamación, injuria y diseminación de información falsa tras "una queja de la gendarmería local debido a un informe sobre la captura ilegal de tortugas de mar".

ADDITIONAL INFORMATION
Noticias afines en ifex.org


Último tweet:

New report cites lack of progress in improving free expression in Burma https://t.co/OvVwD2W1Pc "Antiquated laws th… https://t.co/AK8sdnUwhl