REGIONES:

SUBSCRIBE:

Sign up for weekly updates

Investigación de leyes de desacato 2009 del WPFC: pasos hacia adelante y hacia atrás

Difundir información difamatoria mediante Internet puede llevarle a la cárcel por hasta seis años en Indonesia, un delito más grave que difamar a una persona por medios tradicionales. Éste es apenas un ejemplo en que los nuevos medios impulsaron a gobiernos restrictivos a buscar incluso más protección especial para funcionarios públicos, dice el World Press Freedom Committee (Comité Mundial por la Libertad de Prensa, WPFC) en su recientemente publicada investigación anual de leyes de desacato.

La amplia investigación "Insult Laws: In Contempt of Justice" (Leyes de injuria: en desacato a la autoridad de la justicia) cubre 61 países en que se castigó a periodistas, a veces con prolongadas sentencias de cárcel, por supuestamente "injuriar" la dignidad de funcionarios o instituciones en 2009. Además ofrece partes clave de leyes de injuria y difamación.

WPFC afirma que aunque hubo notables avances para la libre expresión ese año, "los pasos hacia adelante en un país parecen estar equilibrados por los pasos hacia atrás en otro sitio". Por ejemplo, aunque se resistió a los esfuerzos internacionales para hacer un delito de la "difamación de la religión", varios países islámicos individuales hicieron valer leyes en contra de la noción de "hisba", daño a la sociedad al no acatar principios religiosos.

Irlanda incluso se las arregló para abolir simultáneamente la difamación como un delito mientras instituyó la blasfemia como un nuevo delito, dice el WPFC.

Mientras tanto, en el reino Unido, una clase pequeña e "incestuosa" de abogados especializados ha hecho fortunas al explorar un régimen jurídico anómalo, dice Peter Preston, ex redactor del "Guardian", en la introducción a la investigación. De hecho, los políticos británicos han respondido a los escándalos públicos debido a pesadas penas por difamación y han cabildeado para eliminarlas. "La gente que está luchando con más ahínco para preservar el status quo, o al menos sus aspectos de recaudación de dinero, son los propios abogados", señala Preston.

La guía anual del WPFC a las leyes de desacato está investigada y escrita por la abogada austriaca Uta Melzer, y patrocinada por una subvención de la empresa de impresión y edición global con sede en suiza Ringier AG.

Se pueden obtener copias impresas en Norteamérica con Carolyn Wendell en cwendell (@) gmail.com en con el representante en Europa del WPFC Ronald Koven en KovenRonald (@) aol.com

El informe pronto estará disponible en el sitio web del WPFC: http://www.wpfc.org

Último tweet:

"No salir del país, no brindar declaraciones y no participar en ninguna protesta", fueron las condiciones que un ju… https://t.co/0QEMyFJUrt