REGIONES:

SUBSCRIBE:

Sign up for weekly updates

Recientes muertes de periodistas sirios fortalecen clasificación del mundo árabe como una región mortal para los periodistas en 2011, dicen miembros de IFEX

Un año mortal para periodistas que cubren disturbios políticos: El camarógrafo Hassan al-Wadhaf murió el 24 de septiembre de 2011, cinco días después de ser alcanzado por fuego de francotiradores mientras cubría una manifestación contra el Gobierno en Sanaa, Yemen
Un año mortal para periodistas que cubren disturbios políticos: El camarógrafo Hassan al-Wadhaf murió el 24 de septiembre de 2011, cinco días después de ser alcanzado por fuego de francotiradores mientras cubría una manifestación contra el Gobierno en Sanaa, Yemen

El periodista ciudadano Basil al-Sayed fue baleado de muerte en la cabeza por fuerzas de seguridad sirias mientras filmaba la masacre del 29 de diciembre en Homs. Cuatro días después el periodista estatal Shukri Ahmed Ratib Abu Burghul murió en un hospital de Damasco debido a una herida en la cabeza que recibió el 29 de diciembre mientras se dirigía a su casa desde su trabajo. Sus asesinatos - en medio de la agitación política - fortalecen la clasificación del Medio Oriente y África del Norte como una de las regiones más peligrosas del mundo para los periodistas en 2011. Al menos 18 muertes relacionadas con el trabajo ocurrieron en la inestable región el año pasado, según miembros de IFEX.

"Los periodistas que trabajan en este entorno no corren menos peligro que los corresponsales de guerra que cubren un conflicto armado", declaró al Committee to Protect Journalists (Comité por la Protección de los Periodistas, CPJ) Ahmed Tarek, reportero para la Agencia de Noticias de Medio Oriente que fue atacado por la policía mientras cubría las protestas en Alejandria, Egipto. "El mayor peligro al que los periodistas se enfrentan en la actualidad en los países árabes después de la revolución es el ataque contra periodistas por parte de fuerzas políticas hostiles a cualquiera que las denuncie"

Por ejemplo, CPJ nunca había registrado en Siria muertes de periodistas relacionadas con su labor en los dos decenios que ha estado compilando datos hasta este año, en que han muerto tres desde noviembre de 2011.

En general, el CPJ registra 45 periodistas y cinco trabajadores de los medios muertos asesinados en todo el mundo en relación con su trabajo; en fuego cruzado; o mientras se encargaban de una misión peligrosa en 2011, con las siete muertes de periodistas en Pakistán que son las pérdidas más cuantiosas en un solo país.

La cifra del CPJ (la más baja de todos los conteos de los miembros de IFEX) refleja su cuidadosa deliberación sobre si un caso está relacionado con el trabajo. Si los motivos de un asesinato no son claros, el CPJ clasifica el caso como "sin confirmar" y sigue investigando. El año pasado 35 muertes de periodistas llegaron a la "lista sin confirmar"; se trata de "una cifra extraordinariamente elevada [...] se debe principalmente a la cenagosa situación en diversos países latinoamericanos, donde la combinación de delincuencia, corrupción y profunda falta de investigación oficial hace extremadamente difícil determinar el motivo", declaró Joel Simon del CPJ.

Según el CPJ, los asesinatos dirigidos declinaron en todo el mundo, pero las muertes que ocurrieron en misiones peligrosas, como al cubrir manifestaciones callejeras, alcanzaron su nivel más alto registrado. Los fotógrafos y camarógrafos, con frecuencia los más vulnerables durante los disturbios violentos, murieron a tasas de dos veces el promedio histórico, dice el CPJ.

Visite: La cobertura sobre conflicto político es letal para la prensa (CPJ)

Reporteros sin Fronteras (RSF) también destaca los peligros para los periodistas en Siria, en especial en las ciudades de Homs, Damasco y Deraa, que RSF clasifica entre los peores lugares del mundo para los periodistas. El "apagón informativo completo" de Bashar al-Assad llevó a que ciudadanos del común "arriesguen sus vidas" para filmar y escribir sobre las manifestaciones a favor de la democracia, afirma RSF.

En su reseña anual, RSF cuenta al menos 66 periodistas muertos en cumplimiento de su deber en todo el mundo: un aumento de 16 por ciento respecto a 2010. Por primera vez, RSF compiló una lista de los 10 lugares más peligrosos para los medios en todo el mundo, "donde periodistas y ciudadanos de la red estuvieron especialmente expuestos a la violencia y donde se desobedeció la libertad de información".

No es de sorprender que los epicentros del Medio Oriente representen la mitad de la lista: Manama, Bahrein; la plaza Tahrir en Egipto; Misrata, Libia; y la plaza del Cambio de Sanaa en Yemen se suman a las ciudades en Siria.

La violencia relacionada con las elecciones en Abidjan, Costa de Marfil; el tráfico de drogas en el estado de Veracruz, México; los combates entre fuerzas de seguridad y separatistas armados en Khuzdar, Pakistán; las milicias paramilitares y privadas en Manila, Cebú y Cagayán de Oro en Filipinas; y la guerra civil en Mogadishu, Somalia, completan el resto de los primeros 10.

RSF también señala que se duplicaron los arrestos de periodistas (al menos 1,044 en 2011, en comparación con 535 en 2010) principalmente debido a los levantamientos de la Primavera Árabe y los movimientos de protesta que estos inspiraron en todo el mundo.

Visite: Los 10 lugares más peligrosos para periodistas (RSF)

La Federación Internacional de Periodistas (FIP), que compila cifras en colaboración con el Instituto Internacional de Seguridad en las Noticias (INSI), dice que 106 periodistas y trabajadores de los medios fueron muertos el año pasado, un aumento respecto a 94 en 2010. La FIP incluye todos los periodistas y empleados de los medios muertos debido a su trabajo. Otros 20 periodistas y miembros del personal de apoyo también murieron en accidentes e incidentes que fueron consecuencia de desastres naturales, dice la FIP.

La FIP culpa a los gobiernos por no cumplir sus obligaciones internacionales de proteger a los medios contra la violencia, lo que a su vez, contribuye a una cultura de la impunidad. En una carta al Secretario General de la ONU, la FIP escribió, "En una situación en la que los gobiernos están en estado de negación o indiferencia a lo que se ha vuelto un patrón permanente de asesinatos dirigidos de periodistas, le corresponde a usted y a las Naciones Unidas recordarles su responsabilidad de proteger a los periodistas".

Visite: La FIP interpela a la ONU por la muerte violenta y el asesinato de 106 periodistas y trabajadores de los medios en 2011

La Asociación Mundial de Periódicos y Editores de Noticias (WAN-IFRA) contó 64 periodistas asesinados, 22 de ellos del Medio Oriente y África del Norte. La WAN-IFRA no toma en cuenta los trabajadores de los medios, ni las muertes accidentales.

Visite: 64 empleados de los medios muertos en 2011 (WAN-IFRA)

El International Press Institute (Instituto Internacional de Prensa, IPI) registra 103 periodistas y empleados de los medios en su Lista de muertos: profesionales que fueron atacados deliberadamente debido a sus informes o simplemente porque eran periodistas. El IPI también incluye periodistas que fueron asesinados mientras se encontraban cumpliendo una misión, lo que llama estar "en el lugar equivocado en el momento equivocado".

Según la metodología del IPI, la nación más mortal para periodistas en 2011 fue México, con 10 periodistas y trabajadores de los medios muertos, muchos a manos de los cárteles de la droga. Esto hizo de América Latina la región más mortífera, con un conteo de muertes de 36.

Visite: Tendencias mortales para los periodistas en 2011; 103 muertos (IPI)

Contra este telón de fondo, la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) concluyó que 2011 "fue uno de los más 'desafiantes y trágicos' años para los países de las Américas", con 24 reporteros muertos, y reafirmó su compromiso para enfrentar los próximos desafíos. Con este fin, la SIP planea enviar misiones ha más de una docena de países en 2012 y celebrar foros y sesiones de capacitación en ellos. La SIP también prometió mantener la vigilancia sobre el brazo de la libre expresión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, que algunos gobiernos han amenazado disolver.

Visite: La SIP evalúa situación de la libertad de prensa en 2011 (SIP)

A pesar de la variación en las cifras, los grupos están de acuerdo en una meta compartida: "destacar el precio que los periodistas pagan para traernos las noticias y promover la justicia cuando los periodistas son vulnerados debido a su trabajo", declaró Simon.

Para saber cómo llegan a sus cifras los miembros de IFEX y examinar las ventajas de los diferentes enfoques, consulte el informe especial de IFEX, Proyecto de investigación de metodología de periodistas asesinados.

Las reseñas de fin de año de los miembros de IFEX se publicarán en línea tan pronto como estén disponibles.

Último tweet:

الكويت: محكمة التمييز تقرر أخلاء سبيل مدافع حقوق الإنسان سليمان بن جاسم وعشرات السجناء @GulfCentre4HRhttps://t.co/0itGKzb8L8