REGIONES:

SUBSCRIBE:

Sign up for weekly updates

"Veo el Día mundial contra la Impunidad con esperanza", dice la abogada filipina Prima Jesusa Quinsayas

Prima Jesusa Quinsayas sobre por qué, a pesar de las amenazas, trabaja como fiscal particular en algunos de los casos más notorios de asesinatos en los medios en Filipinas

La fiscal filipina Prima Jesusa Quinsayas ha enfrentado amenazas por su trabajo en el caso de la masacre de Ampatuan, conmemorado aquí en el aniversario 2011
La fiscal filipina Prima Jesusa Quinsayas ha enfrentado amenazas por su trabajo en el caso de la masacre de Ampatuan, conmemorado aquí en el aniversario 2011

Erik de Castro/REUTERS

A decir verdad, yo era reacia a compartir mis experiencias personales acerca de lo que es ser un fiscal particular en los casos de asesinatos en los medios.

Entré en la profesión legal voluntariamente y tomé el trabajo de abogada en litigios criminales plenamente consciente de lo que implica. Tengo que admitir que las amenazas que he recibido no son un "ejemplo clásico" de lo que un fiscal en las Filipinas ha tenido que enfrentar. Otros han enfrentado cosas peores. Es una parte inherente al trabajo.

Sin embargo, el lado mío que no es abogado me dice que nadie debería ser amenazado simplemente por hacer su trabajo. Los periodistas no deberían morir por una noticia que escribieron, produjeron o emitieron. Y los abogados no deben ser objeto de amenazas debido a los casos en los que trabajan.

La muerte de un testigo vital y el asesinato de un escolta de seguridad de otro testigo en el caso de la Masacre de Ampatuan, me convencieron de que ya es hora de que más gente sepa sobre lo mucho que está en juego cuando un periodista es asesinado. Otras vidas están literalmente en la línea.

Para los testigos que aún viven, sus vidas han cambiado drásticamente. Su movilidad es muy limitada. Toman precauciones adicionales sobre a dónde van, con quien tratan y lo que hacen. Los acusados que han logrado eludir el arresto disfrutan de mucho más libertad que los testigos que han optado por decir la verdad.

Es lamentable que los fiscales tengan que participar activamente en la localización de testigos y asegurar elementos de prueba si quieren obtener una condena. En teoría, este es el trabajo de los investigadores policiales. Pero la calidad de las investigaciones de la policía deja mucho que desear. Mientras que la Policía Nacional de Filipinas cuenta con algunos de los hombres y mujeres más dedicados dentro de su fuerza, la falta de recursos no les ha permitido realizar una formación exhaustiva sobre cómo llevar a cabo investigaciones penales eficaces.

Por lo tanto, como fiscal, me veo obligada a hacer trabajo de campo, tales como buscar posibles testigos y convencerlos para que declaren ante el tribunal. Una de las primeras cosas que los testigos consultan es si su seguridad se verá comprometida. Por desgracia, nunca he sido capaz de asegurarles abiertamente que estarán a salvo. En cambio, a menudo me encuentro a mí misma apelando a su sentido de la verdad y justicia.

Es por eso que veo el Día mundial contra la Impunidad con mucha esperanza. Han pasado más de 26 años desde que se restableció la democracia en Filipinas, y sin embargo, sólo ha habido 10 condenas en casos de asesinatos contra los medios. Esa es una triste imagen del sistema nacional de justicia penal.
Espero que la campaña para poner fin a la impunidad provoque los deseados cambios institucionales y políticos que aceleren el logro de la justicia. Debo creer que la justicia prevalecerá y que ya, nunca más, ningún asesino de periodistas se saldrá con la suya. De lo contrario, no tengo nada que hacer como fiscal particular.

Prima Jesusa Quinsayas es fiscal particular en una serie de casos de asesinatos contra trabajadores en los medios, como el caso de la masacre de Ampatuan, y los casos de los asesinatos de Marlene Esperat, Crispin Perez y Desiderio Camangyan. Ella fue retratada en la campaña "23 en 23 días" del Día mundial contra la Impunidad el 23 de noviembre, aniversario de la masacre de Ampatuan.uan.

Último tweet:

Turkish journo Can Dündar faces charges of 'denigrating the Turkish nation' via his Tweets https://t.co/kdwdifWC6U… https://t.co/pceuKHw8Af