REGIONES:

SUBSCRIBE:

Sign up for weekly updates

Una victoria contra el GCHQ, pero la lucha contra la vigilancia masiva continúa

Flickr/Lamentables
Flickr/Lamentables

Flickr/Lamentables

Una reciente sentencia del Tribunal de Poderes de Investigación del Reino Unido (IPT por su sigla en inglés) dio lugar a este tweet de celebración por parte de Privacy International.




¡Victoria! Todo lo compartido por la inteligencia #GCHQ #NSA bajo #PRISM antes de diciembre 2014 es declarado ilegal según tribunal #UK: privacyinternational.org/?q=node/482

Una victoria, efectivamente. Como lo informó Bytes for All, el 6 de febrero de 2015 la decisión marcó la primera vez en que el Tribunal, el único tribunal del Reino Unido facultado para supervisar el GHCQ [oficina central de las comunicaciones gubernamentales], el MI5 y el MI6, falló en contra de los servicios de inteligencia y seguridad en su 15 años de historia. Efectivamente afirmó que el GCHQ actuó ilegalmente accediendo a millones de comunicaciones privadas recogidas por la NSA (Agencia de Seguridad Nacional) de los EE.UU. hasta diciembre de 2014.

Los demandantes en el caso son Privacy International (PI), Bytes for All, Liberty y Amnistía Internacional.

"La decisión del IPT, a favor de la gente, sienta un precedente maravilloso para resoluciones futuras no sólo para los tribunales del Reino Unido sino también para países como Pakistán que toman como ejemplo a los países desarrollados para la formulación de políticas de desarrollo. El fallo también demuestra que ninguna autoridad, incluyendo la militar y de inteligencia, está más allá del alcance de la ley, y en los países donde esto no es el caso, el ámbito de aplicación de la ley debe mejorarse".
Shahzad Ahmad, Director Nacional de Bytes for All, Pakistán

El caso fue sólo posible gracias al informante de la NSA Edward Snowden cuyos documentos filtrados proporcionaron los datos necesarios para desafiar una larga relación de intercambio por parte de la inteligencia. Su mayor temor era que "nada cambiaría." El fallo del IPT reivindica sus actos admirables y muestra el poder del escrutinio público y la transparencia del poder del Estado, dijo PI.

En palabras de Carly Nyst de Privacy International (PI), "es algo raro poder llevar la verdad al brazo más poderoso y secreto del Estado". Por lo tanto, es maravilloso ver que el caso ha conseguido una buena cobertura de los medios de comunicación del Reino Unido.




Nuestra historia sobre el GCHQ perdiendo el caso judicial es la más leída en The Guardian. Delante de "10 mejores escenas de sexo” @privacyint vende más que el sexo. cc @e3i5




@privacyint @e3i5 @richietynan @GusHosein @carlynyst @RispoliMike @mattr3 llegaron a la portada de @standardnews !


Un éxito agridulce

Si bien los elogios continúan llegando, los demandantes en el caso no pueden dormirse en los laureles. En primer lugar, PI y Bytes for All le pedirán ahora al tribunal de confirmar si sus comunicaciones fueron recolectados ilegalmente antes de diciembre de 2014 y, de ser así, exigir su eliminación inmediata.

Mientras tanto, los desafíos de la "legalidad" de las prácticas del GCHQ continuarán en el Tribunal Europeo de Derechos Humanos.




Aunque el fallo del IPT es bienvenido, debemos continuar la lucha. La divulgación de las normas no hace que las prácticas del #GCHQ sean legales.

Como explica el PI, el juicio IPT representa "tanto el triunfo de la sociedad civil y los defensores de la privacidad en llevar la verdad al poder, como el fracaso del sistema de justicia para limitar ese poder."

"Mientras Privacy International celebra la victoria del viernes contra los servicios de seguridad británicos - la primera victoria de este siglo - no podemos dejar de sentir que el éxito es agridulce.

Después de todo, es posible que hayamos convencido al Tribunal de Poderes de Investigación que el GCHQ estaba actuando ilegalmente en el acceso a las bases de datos de la NSA llenas de miles de millones de correos electrónicos y mensajes, pero con algunos ajustes técnicos los servicios de inteligencia han logrado protegerse contra cualquier desafío futuro, al menos en los tribunales nacionales".

Eric King, Director adjunto de Privacy International


Mientras tanto, del otro lado del estanque...

A medida que la lucha continúa en suelo europeo, el desafío a la vigilancia de la NSA en los EE.UU. se topó a una barrera el 10 de febrero, cuando un tribunal de distrito se negó a siquiera considerar si era constitucional.

El caso se refiere a la demanda de larga data de la Electronic Frontier Fondation (EFF) contra la vigilancia masiva, Jewel v. NSA, presentada en nombre de los clientes de AT&T cuyas comunicaciones y registros telefónicos están siendo aspirados por la NSA.




Importante: el tribunal no ha encontrado que la vigilancia de la NSA fuera legal. Más bien el secreto de Estado impide a nuestros clientes obtener un día en la corte.

"Un tribunal federal de San Francisco se puso del lado del Departamento de Justicia de Estados Unidos, al dictaminar que los demandantes no podían ganar una porción significativa del caso... sin la revelación de información clasificada que perjudicaría a la seguridad nacional. En otras palabras, el juez Jeffrey White encontró que los "secretos de Estado" pueden dejar sin efecto el proceso judicial y sostuvo que los clientes de la EFF no podrían probar su caso.

Para ser perfectamente claros: esta decisión no concluye el caso de la EFF. El juez no consideró que fuera legal que la NSA aprovechara de la infraestructura básica de Internet...EFF seguirá luchando en los tribunales, tanto en jewel así como en nuestras otras dos demandas en curso que desafían la vigilancia de la NSA ".

Declaración de la Electronic Frontier Foundation

Último tweet:

#Malaysia urged to cease arrests, investigations of critics on socmed https://t.co/RWKoW3iUvH @HRDipendra @shanmuga_k @tsufae @ladymissazira