REGIONES:

SUBSCRIBE:

Sign up for weekly updates

Para tener Internet libre, exigimos Internet sin violencia

TEDIC

Este artículo fue publicado originalmente en karisma.org.co el 9 de marzo de 2016.

Por Nathaly Espitia

Internet es el nuevo espacio público y como tal estamos llamadas a ocuparlo y reclamarlo. La brecha digital de género es de 200 millones de mujeres menos que hombres en Internet; además aquellas que tienen acceso a la red, no necesariamente están empoderadas de la tecnología, es mas, mucha de ellas han sufrido violencia en entornos digitales y no la han reconocido como tal. Internet entonces no es diferente al mundo físico: si en las calles no reconocemos el acoso callejero como violencia, en línea no reconocemos los discursos de odio o el control sobre el manejo de nuestras cuentas en redes sociales (qué publicamos, de quiénes somos amigas, cuáles son nuestras contraseñas).

El pasado 7 de marzo, en el hangout que organizamos desde Karisma para hablar sobre violencias en entornos digitales, Vladimir Chorny de la ONG mexicana R3D comentaba “nuestras sociedades son patriarcales, por eso las violencias que reciben hombres y mujeres son distintas” y es que nos enseñaron que la tecnología es un ámbito masculino, trasladando los discurso de roles de género a este nuevo espacio que nos plantea la era digital, replicando aquellos estereotipos arraigados en el lenguaje y las acciones diarias del mundo físico ahora en el ciberespacio.

¿Hablamos de derechos digitales que incluyen perspectivas de género?

En varios artículos hemos abordado las diferentes formas de violencia de las que somos víctimas, sólo en los últimos días podemos mencionar diferentes casos que se han vuelto virales en las redes sociales y han tomado su propio protagonismo en la red: el caso de las argentinas asesinadas en Montañitas, Ecuador, en el que no sólo su libertad de expresión, sino su privacidad fue violentada por miles de usuarios tanto hombres como mujeres en la red; el caso de la española que denunció a un repartidor que tomó sus datos personales sin su consentimiento para posteriormente contactarla a través de una app de mensajería instantánea. ¿En dónde quedó el derecho a la intimidad? en ambos casos fueron muchos los comentarios que surgieron en redes sobre la responsabilidad de las mujeres al ser violentadas. Es tangible: vivimos en una sociedad tan patriarcal que no podemos reconocer y señalar a los victimarios, al contrario somos las mismas mujeres las responsables de nuestros propios asesinatos o abusos. En últimas, les salimos a deber.

Con motivo de la conmemoración del Día de la Mujer, quiero concentrarme en las posibilidades que tenemos para enfrentar a estas violencias, y es que como mujeres e integrantes de grupos LGTTTBI debemos hacerlo de forma asertiva:

–Una lucha conjunta: eso es, así de simple, no es una lucha única de las mujeres, es una lucha de todas y todos. Los hombres están llamados a unirse y a reconocer su responsabilidad en el tema, a cuestionar sus posiciones de privilegio, a olvidarse del mansplaning y a trabajar en una cultura de empatía y solidaridad. ¡A unirse a la lucha!

–Redes de apoyo: justo a su lado, en estos momentos puede tener un red de apoyo: su amiga o amigo, compañera o compañero de trabajo, vecina o vecino, familiar… comparta sus dudas y opiniones; pida y de consejos, invítelos a leer textos, ver obras de arte, infografías, películas, audios que puedan ayudar y proveer más información y herramientas. Las redes de apoyo son tan poderosas que han logrado en cuestión de minutos generar campañas y estrategias online para rechazar violencias en línea como las que surgieron durante el auge del caso de las chicas argentinas asesinadas en Ecuador. O campañas como #NiUnaMenos. Tal vez tu y tu grupo de apoyo sean las próximas en generar una gran campaña. Yo tengo varios, uno de ellos son mis maravillosas brigadistas (empezó como una “brigada de rescate emocional” y hoy es un grupo de mujeres que comparten ideas, trabajos y proyectos)

-Visibilizar casos: es necesario, no sólo porque ocultarlos es una forma de permitir que sigan sucediendo, sino porque de esta manera podemos ayudar a otra compañera o compañero a reconocer que está siendo victima. Recordemos que gran parte del problema es que muchas veces no se identifica a la violencia como tal. Puedes hacerlo con humor, usando la herramienta AlertaMachitroll la cual nos ayuda a identificar machitrolls que se están tomando la red para no dejarnos participar, o ponernos obstáculos. Además te invita a realizar capturas que pueden servir como indicio en caso de que quieras presentar una denuncia. AlertaMachitroll es una de las cuatro iniciativas que resalta la organización IFEX para que cada día sea el día de la mujer.

-Usa lenguaje inclusivo en tus publicaciones: acá una guía de mucha utilidad “Guía ilustrada para una comunicación sin estereotipos de género” no la olvides cuando vayas a publicar y compartela.

-Conoce las rutas de denuncia en redes sociales y únete al llamado para exigir su mejora: Plataformas como Twitter, Facebook, entre otras, han desarrollado estrategias y rutas para que puedas denunciar directamente contenidos violentos hacia ti, otra persona o grupo. Si bien es cierto que aún hay mucho por recorrer y mejorar en este tema, al hacer uso de estas herramientas y exigir su desarrollo demuestras a los intermediarios de Internet, la necesidad y responsabilidad que tienen en el asunto.

-Seguir los principios feminista de Internet: “Como feministas, ¿qué tipo de Internet queremos y qué debemos hacer para que sea realidad?“ esa pregunta la resolvieron feministas y activistas durante el Global Meeting on Gender, Sexuality and the Internet en Malasia, en el 2015 y la ONG Tedic (Paraguay) se encargaron de traerlas en unas maravillosas imágenes que compartieron en el día de la mujer. Sólo me queda decir ¡aplausos!

–Apoyar y acompañar el cumplimiento de leyes que protejan los derechos de la mujer sean para el mundo físico o el digital: puedes seguir por diferentes canales grupos, organizaciones y fundaciones que se dedican a darle seguimiento a estas leyes; busca en tu país y apóyalas. Justo ahora, en Bolivia, a través de diferentes estrategias y campañas, la Alianza Libres Sin Violencia está exigiendo el cumplimiento de la Ley Nº 348 “Ley integral para garantizar a las mujeres una vida libre de violencia”

Y como dicen los maravillosos compañeros de Tedic “La violencia contra la mujer en el mundo virtual no es física pero es real ¡hackeemos juntas al machitroll en la red!
Lecturas recomendadas:

Internationals Women's day
Let's talk about the past to understand the internet of the present
No hay respiro: La violencia contra las mujeres en Internet es real

*Nathaly Espitia, Comunicadora social. Trabaja en el desarrollo de estrategias de comunicación de distintos proyectos de cultura, tecnología y perspectiva de género.

Último tweet:

Madeleine Thien writes to imprisoned Vietnamese blogger Nguyễn Ngọc Như Quỳnh #MotherMushroom #MeNamhttps://t.co/MMmKdqL4xh