REGIONES:

SUBSCRIBE:

Sign up for weekly updates

PERFIL

Edward Snowden

Lo han llamado héroe, disidente, informante y traidor. Independientemente del término que usted personalmente atribuye al hombre que simplemente se identifica como un "americano", una cosa sigue siendo indiscutible: Edward Joseph Snowden ha provocado uno de los mayores debates sobre la vigilancia gubernamental y el derecho a la privacidad en la historia estadounidense, y en todo el mundo.

AP Photo, File

En el documental CITIZENFOUR, de Laura Poitras, Edward Snowden le dice al periodista Glenn Greenwald:

Estoy más dispuesto a correr el riesgo de que me encierren o cualquier otro resultado negativo para mi persona, de lo que estoy dispuesto a arriesgar la restricción de mi libertad intelectual y la de los que me rodean.

Lo han llamado héroe, disidente, informante y traidor. Independientemente del término que usted personalmente atribuye al hombre que simplemente se identifica como un "americano", una cosa sigue siendo indiscutible: Edward Joseph Snowden ha provocado uno de los mayores debates sobre la vigilancia gubernamental y el derecho a la privacidad en la historia estadounidense, y en todo el mundo.

Ex empleado de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA) y la Agencia Central de Inteligencia (CIA), Snowden se convirtió en centro de atención en junio de 2013, cuando The Guardian publicó la información que él había filtrado a los periodistas Glenn Greenwald, Ewan MacAskill y Laura Poitras, sobre la vigilancia gubernamental masiva no autorizada. Los periodistas se habían reunido en secreto con Snowden en una habitación de hotel en Hong Kong, donde compartió la información almacenada en una memoria USB que contenía información gubernamental clasificada.

Snowden había contactado a Poitras y Greenwald con la esperanza de que podrían pasar un tamiz a través de la información que él les proporcionaba y decidir qué era de interés público.

Las revelaciones iniciales - reportadas por Greenwald el 5 de junio de 2013 - mostraron que la NSA había estado usando una orden judicial para obtener los registros de teléfonos celulares de millones de incautos usuarios de teléfonos de Verizon en los EE.UU.

Revelaciones posteriores incluyen la existencia del programa PRISM, que dio a la NSA acceso a los servidores de algunas de las mayores empresas de tecnología de Estados Unidos, incluida Microsoft, Apple y Google. Artículos posteriores también mostraron que EE.UU. estaba trabajando con la agencia de seguridad del gobierno del Reino Unido, la GCHQ, para cosechar los datos de los usuarios de Internet en todo el mundo. Otras revelaciones muestran que la NSA había colocado bajo vigilancia a políticos, entre ellos la canciller Angela Merkel de Alemania y la Presidenta Dilma Rousseff de Brasil. (Haga clic aquí para acceder a una lista completa de las revelaciones de Snowden).

El 9 de junio de 2013 - sólo cuatro días después de que The Guardian publicó su primer artículo sobre las filtraciones de la NSA - Snowden decidió revelar su identidad al público, diciendo: "No tengo ninguna intención de ocultar quién soy porque sé que no he hecho nada malo ".

Poco después de que Snowden hiciera esto público, EE.UU. lo acusó de robo, "comunicación no autorizada de información de defensa nacional" y "comunicación voluntaria de información clasificada de comunicaciones de inteligencia a una persona no autorizada" - los dos últimos cargos presentados bajo la Ley de Espionaje 1917.

El 21 de junio de 2013, EE.UU. revocó el pasaporte de Snowden y presentó una solicitud de extradición de Hong Kong. Ante el temor de que sería tratado de forma inhumana y que no recibiría un juicio justo en los EE.UU., Snowden huyó a Moscú usando documentos de viaje expedidos por la embajada de Ecuador en Londres, con el apoyo de Wikileaks.

El informante pasó más de un mes en la zona de tránsito del aeropuerto Sheremetyevo de Moscú, hasta que se le concedió un año de asilo en Rusia, el 1 de agosto de 2013.

Cuando las revelaciones de Snowden marcaron su segundo aniversario, el Congreso de Estados Unidos aprobó la Ley de Libertad de EE.UU., que muchos han descrito como una victoria que no habría ocurrido sin sus esfuerzos de denuncia de irregularidades. La ley impone límites al alcance de la recolección de registros y nuevas medidas para aumentar la transparencia y la supervisión de la vigilancia de la NSA.

Mientras que grupos como la Electronic Frontier Foundation (EFF) han manifestado que el proyecto de ley podría haber hecho mucho más para defender la reforma integral de vigilancia, también reconocen que representa un positivo paso hacia adelante.

Desde que se convirtió en informante, Snowden se ha comprometido activamente con las iniciativas de la sociedad civil que defienden la libertad de expresión y el derecho a la privacidad. Es miembro del consejo de la Freedom of the Press Foundation, habla con frecuencia en eventos sobre vigilancia (aunque de forma remota), y ha apoyado las iniciativas de la sociedad civil, incluida el Archivo Snowden de Periodistas Canadienses por la Libertad de Expresión (CJFE).

Snowden sigue viviendo en Rusia, donde se le ha concedido asilo temporal hasta agosto de 2017.

Última actualización: 10 junio 2015

Las otras caras de la libertad de expresión

Último tweet:

Angola: Reporters @RafaelMdeMorais & Bras Lourenco charged w/ crimes against state https://t.co/xmnm3O7ABY… https://t.co/Jrn0H703Rk