REGIONES:

SUBSCRIBE:

Sign up for weekly updates

Violencia contra voces críticas continúa un año después de disputadas elecciones

Un año después de las disputadas elecciones del 12 de junio en Irán, el régimen sigue estrechando su control y aplastando el disenso metódicamente. Varios miembros de IFEX están pidiendo al Gobierno iraní que libere a todos los periodistas encarcelados y escritores y ponga fin a su represión de la libertad de prensa y la libre expresión en el país.

Cuando miles de personas tomaron las calles el año pasado, coreando "¿Qué ocurrió con mi voto?" y "Mentiroso", el régimen respondió con una vasta operación para silenciar a manifestantes políticos, periodistas críticos y activistas, dice Reporteros sin Fronteras (RSF). Para conmemorar el aniversario, RSF y la Federación Internacional por los Derechos Humanos (FIDH) iniciaron una campaña para liberar a los muchos prominentes periodistas que siguen detenidos desde junio pasado.

Las autoridades buscaron debilitar las manifestaciones espontáneas al suprimir fotos y videos de las manifestaciones. Las conexiones de Internet fueron frenadas y los sitios web de la oposición fueron censurados o bloqueados. Once periodistas extranjeros fueron expulsados y las voces de la oposición fueron aplastadas sistemáticamente por el régimen.

Al menos 170 periodistas y blogueros fueron arrestados durante el año pasado. Veintitrés periódicos fueron cerrados y miles de páginas Web han sido bloqueadas. Ha habido periodistas sometidos a juicios injustos, obligados a hacer confesiones falsas, y torturados y vejados sexualmente en detención.

Las autoridades exigieron fianzas exorbitantes a los periodistas, lo que ha obligado a sus familias a pedir en préstamo cuantiosas sumas, dice RSF. Las autoridades además crearon listas negras con los periodistas que los periódicos tienen prohibido recontratar; los puestos vacantes fueron cubiertos por miembros de las Guardias Revolucionarias.

Según el Committee to Protect Journalists (Comité por la Protección de los Periodistas, CPJ) y RSF, al menos 37 periodistas están tras las rejas y otros 19 detenidos están libres con licencias a corto plazo. Muchos de ellos están bajo presiones físicas y sicológicas extremas para "confesar" crímenes que no han cometido.

Los iraníes están mucho menos informados hoy de lo que estaban hace un año. "Los agentes de seguridad han citado a muchos periodistas para decirles que están siendo vigilados y que deben tener cuidado", dijo la periodista iraní Roxana Saberi en el blog del CPJ.

Human Rights Watch informa: "Periodistas, abogados y activistas de la sociedad civil que solían hablar a grupos de derechos humanos y medios extranjeros están cada vez más renuentes y temen el espionaje telefónico y por Internet". Una declaración publicada por el sistema judicial iraní dice que 250 personas han sido condenadas por delitos relacionados con protestas electorales. Dos disidentes fueron ejecutados en enero, mientras a otros se les confirmaron sus sentencias de muerte.

El régimen sentenció recientemente a la periodista premiada Jila Baniyaghoob a una pena de cárcel de un año y una prohibición de escribir durante 30 años. Baniyaghoob ha trabajado para varios periódicos reformistas. Fue homenajeada con el Premio Internacional de Libertad de Prensa de Periodistas Canadienses por la Libertad de Expresión (CJFE) en 2009.

Narges Mohammadi, una periodista que es vocera del Centro de Defensores de los Derechos Humanos de la premio Nóbel Shirin Ebadim fue arrestada el 12 de junio, informa RSF.

El corresponsal iraniocanadiense de "Newsweek" Maziar Bahari fue encarcelado y golpeado todos los días durante cuatro meses el año pasado. Desde su liberación y su retorno a Londres, Bahari ha formado parte de una campaña internacional llamada "Nuestra sociedad será una sociedad libre", encabezada por miembros de IFEX. Ha estado hablando en público en todo el mundo para promover la liberación de activistas y periodistas encarcelados en Irán. En mayo, un Tribunal Revolucionario en Teherán sentenció a Bahari en ausencia a 13 años de cárcel y 74 azotes.

ARTICLE 19 se unió a Amnistía Internacional Reino Unido, Human Rights Watch, Exiled Writers Ink, la Campaña Internacional contra la Violencia, la Campaña Un Millón de Firmas, Prisioneros de Conciencia y Unidos por Irán en una semana de eventos, "Unámonos por Irán", para asegurar que la situación de los derechos humanos en Irán no se olvide y para apoyar la libertad de expresión e información para cada persona en Irán. Personas en más de 60 ciudades en todo el mundo participaron en eventos el 12 de junio y alrededor de esa fecha.

En el Consejo de Derechos Humanos de la ONU el 10 de junio, Irán rechazó los llamados de la comunidad internacional, entre ellos los de miembros de IFEX, para respetar los derechos de sus ciudadanos.

ADDITIONAL INFORMATION


Último tweet:

Australia: The gender pay gap is closing in the media industry, but there is still much progress to be made.… https://t.co/nCQmWPzlgq