REGIONES:

SUBSCRIBE:

Sign up for weekly updates

Empresa de medios de comunicación atacada en repetidas ocasiones; atentado suicida con bomba deja cuatro muertos

Las oficinas del canal árabe vía satélite Al-Arabiya en Bagdad fueron destruidas por un ataque suicida con bomba esta semana.
Las oficinas del canal árabe vía satélite Al-Arabiya en Bagdad fueron destruidas por un ataque suicida con bomba esta semana.

JFO

En un atentado suicida con bomba, explotó un vehículo frente al cánal árabe vía satélite Al-Arabiya en Bagdad el 26 de julio, informan la Federación Internacional de Periodistas (FIP), la Red Árabe para la Información de Derechos Humanos (ANHRI), Reporteros sin Fronteras (RSF) y el Committee to Protect Journalists (Comité por la Protección de los Periodistas, CPJ). La explosión mató a cuatro miembros del equipo de apoyo del canal e hirió a varios, además de dejar un enorme cráter.

Al-Arabiya había cerrado temporalmente sus oficinas el 25 de junio después de que varios funcionarios advirtieron a la empresa de medios que los insurgentes planeaban un atentado con bomba. "Las oficinas están completamente en ruinas, no queda una sala que no haya sido destruida", dijo Tareq Maher, periodista de Al-Arabiya quién se encontraba dentro del edificio, según el CPJ. El ataque fue reivindicado por Al-Qaeda en Mesopotamia.

"Todas las facciones en Irak deben entender que los medios no toman parte en sus diferencias o en sus guerras", dijo la ANHRI. "Combatir la libertad de expresión no favorece a ninguna de las partes, ya que es un derecho garantizado para todos".

El popular canal de televisión vía satélite propiedad de saudís y con base en Dubái ha sido blanco de ataques en muchas ocasiones desde que abrió sus oficinas en 2003 En 2008 un jefe de oficina descubrió una bomba en su auto y apenas logró escapar. En 2006 un auto bomba dirigido a las oficinas mato a siete personas. En 2006, Atwar Bahjat, corresponsal y ganador del premio CPJ Libertad Internacional de Prensa, fue asesinado junto con dos colegas cerca de la ciudad de Samarra – mientras cubría un atentado con bomba en un santuario chiita. Otro periodista fue herido en un intento de secuestro el mismo año.

La organización local Journalistic Freedoms Organisation (Organización de Libertades Periodísticas, JFO) informa que en octubre de 2004, un ataque suicida con bomba, también dirigido a las oficinas del canal, mató a cuatro empleados y en marzo de 2004 en Bagdad el corresponsal Ali al-Khatib y el camarógrafo Ali Abdul-Aziz fueron muertos por fuego de tropas norteamericanas.

"Los asesinatos anteriores de periodistas no han sido investigados o se les ha tratado con desinterés, creando un régimen de impunidad intolerable", dijo la FIP. "El gobierno debe cambiar su enfoque y asegurarse de que los asesinos de periodistas y empleados de medios sean presentados ante la justicia".

ADDITIONAL INFORMATION


Último tweet:

How Turkey silences journalists online, one removal request at a time https://t.co/stQ1yAIT6v @IndexCensorship… https://t.co/coRf7jNEP7