REGIONES:

SUBSCRIBE:

Sign up for weekly updates

RSF exige una investigación sobre las circunstancias de la muerte de un estudiante de periodismo

(RSF/IFEX) - En una carta dirigida al Ministro de Defensa israelí, Shaul Mofaz, RSF ha pedido la apertura de una investigación sobre la muerte de Mohammad Abu Halimeh, estudiante de periodismo, que resultó muerto el 22 de marzo de 2004 mientras cubría unos enfrentamientos en Naplusa, en el campo de refugiados de Balata.

La organización ha exigido también que el resultado de la investigación oficial, efectuada por el ejército israelí, sobre la muerte del británico James Miller, realizador de documentales, sea comunicado a su familia y que se haga público en el plazo más breve posible. El 3 de mayo hará un año desde que Miller murió a consecuencia de unos disparos israelíes, mientras rodaba un documental en Rafah, al sur de la franja de Gaza (ver las alertas de IFEX del 5 de agosto, 18 de junio, 12, 6 y 5 de mayo de 2003). Según los testigos, se trató de un "asesinato", lo que también tiende a demostrar la investigación encargada por la familia Miller.

"En la misma ciudad de Naplusa, el ejército israelí ya mató, el 19 de abril de 2003, a un camarógrafo de la agencia americana APTN, Nazeh Darwazi [ver las alertas del 5 de agosto, 29, 23 y 22 de abril de 2003]. De forma vergonzosa, y mientras los testigos y las imágenes del drama demostraban una infracción grave del reglamento, no se ha efectuado ninguna investigación ni se ha anunciado ninguna sanción contra el autor de los hechos", ha escrito RSF, que continúa: "A fin de que cese la impunidad que disfrutan los militares israelíes, hoy exigimos una investigación honesta y seria, dirigida a aclarar completamente las circunstancias de la muerte de Mohammad Abu Halimeh".

De acuerdo con fuentes hospitalarias y de la seguridad palestinas, Halimeh habría resultado mortalmente herido por un disparo israelí en el estómago. Según los testimonios recogidos por RSF, Halimeh se encontraba a una distancia de unos cincuenta metros del soldado que abrió fuego sobre él. Estaba entonces delante de una de las entradas principales del campo de Balata y llevaba una cámara fotográfica colgada del cuello. En el momento de los hechos no se escuchó ningún intercambio de disparos. Según la Agencia France-Presse, soldados israelíes abrieron fuego en dirección a unos palestinos que les tiraban piedras.

Halimeh, de 22 años, trabajaba gratuitamente desde hacía diez meses para la radio de la Universidad An-Najah, en Naplusa, donde terminaba sus estudios de periodismo. Diez minutos antes de su muerte, contó en antena, por teléfono y en directo, los enfrentamientos que estaban teniendo lugar en el campo de Balata.

Último tweet:

Violencia e impunidad, una constante del periodismo haitiano https://t.co/POEciaOaNB @sip_oficial @RELE_CIDH #Haití