REGIONES:

SUBSCRIBE:

Sign up for weekly updates

No hay medios libres con censura militar

El miembro de IFEX Centro Palestino para el Desarrollo y las Libertades de Medios responde al artículo de David Swick sobre los retos del periodismo en las relaciones palestino-israelí

Maamoun Wazwaz

David Swick tiene razón cuando dice que los periodistas extranjeros, especialmente en Canadá y los EE.UU., se autocensuran en apoyo de lo que ellos piensan que sus propietarios quieren o sus políticas editoriales piden. A menudo, los medios de comunicación extranjeros defienden a Israel más de lo que Israel se defiende.

Pero tengo que estar en desacuerdo con Swick cuando se trata de las libertades de los periodistas israelíes. Detrás de la imagen brillante de la libertad de prensa en Israel está la censura militar, que ha sido bien documentada por grupos internacionales de libertad de expresión como Reporteros sin Fronteras y Freedom House.

Los periodistas necesitan obtener aprobación para publicar cualquier cosa relacionada con los asuntos exteriores, asuntos militares y la "paz" con Palestina - o enfrentar las consecuencias. Considere lo que sucedió con el informante y ex-soldado israelí Anat Cam. Cam fue condenado a cuatro años y medio de prisión en octubre de 2011 por filtrar "documentos de seguridad" al diario con sede en Tel Aviv Haaretz, sobre violaciones de las fuerzas israelíes contra los palestinos. El periodista de Haaretz Uri Blau, que utilizó los documentos para publicar artículos críticos sobre las fuerzas israelíes, se declaró culpable de posesión ilegal de documentos clasificados, y recibió una sentencia de cuatro meses de servicio comunitario.

Las autoridades israelíes también son reconocidas por tratar de imponer leyes que limitan la crítica, tales como la ley boicot, lo que hace que cualquier llamado al boicot académico, cultural o económico de Israel sea una ofensa civil, y es aplicable al territorio israelí y en los territorios palestinos ocupados del Este de Jerusalén, Cisjordania y Gaza.

La propuesta de enmienda a la ley de difamación podría aumentar de seis veces la responsabilidad financiera para los periodistas en los casos en que el demandante no pruebe que él o ella ha sufrido daños. Los infractores que emiten declaraciones difamatorias internacionalmente pueden ser demandados por hasta 1,5 millones de nuevos shekels israelíes (USD 403.000), sin tener la posibilidad de responder a la demanda.

El impacto del ejército israelí sobre la libertad de prensa va más allá de la censura, con ataques a medios de comunicación palestinos, documentados por MADA, el Comité para la Protección de los Periodistas, RSF y otros grupos de libertad de expresión. Solo en noviembre de 2012, MADA registró 62 violaciones contra periodistas y organizaciones de medios palestinos cometidas por las fuerzas israelíes, incluyendo tres muertes.

Mi consejo a los periodistas en América del Norte que quieren escribir sobre Israel y Palestina es que visiten previamente la región. Ellos, sin duda, encontrarán diferencias significativas entre lo que leen o escriben en sus medios de comunicación locales y lo que realmente está ocurriendo sobre el terreno. Y aunque estoy de acuerdo con Swick de que deben educarse a sí mismos, Al Jazeera no debe ser su único medio de comunicación. El canal cubre el sufrimiento palestino, pero tiene su propia agenda, que no siempre refleja la realidad local. Además, deben seguir los medios de comunicación palestinos locales, como TV Pública Palestina, Maannews.net y la Red Palestina de Noticias (PNN).

Es cierto, los periodistas deben ser valientes al escribir sobre Israel y Palestina. Es un tema delicado y complejo que ha causado un sufrimiento intenso y que cobra miles de vidas. Necesitamos periodistas que hacen su investigación diligentemente, y que reportan las historias de una manera que permite que los lectores saquen sus propias conclusiones y formen sus propias opiniones.

Riham Abu Aita es Oficial de Relaciones Públicas para el Centro Palestino para el Desarrollo y las Libertades de Medios (MADA). Ella también es responsable de monitorear e informar violaciones la libertad de prensa en Palestina.

ADDITIONAL INFORMATION
Noticias afines en ifex.org


Último tweet:

“They beat my father because they said he had taught me things. He tried in vain to explain that I wasn’t a member… https://t.co/bbvCbVq66Q