REGIONES:

SUBSCRIBE:

Sign up for weekly updates

Periodistas contraatacan a ley mordaza con silencio y puntos de venta vacíos

Periodistas en toda Italia se negaron a trabajar el 8 de julio para protestar por un proyecto de ley de espionaje telefónico que prohibe informar sobre investigaciones judiciales, dicen la Federación Internacional de Periodistas (FIP) e Índice de la Censura. La crítica de la ley también vino de fuera de las fronteras italianas.

La huelga fue el "acto final" tras meses de campañas, debates y apelaciones, dice Índice de la Censura: "La oposición a las leyes ha unido por primera vez a periodistas, magistrados, policías, editores y organizaciones de la sociedad civil".

Los periodistas de medios impresos iniciaron la huelga el 8 de julio y los periodistas en línea, de radio y TV se unieron al día siguiente. Casi todos los periódicos no se publicaron. Se pidió a los sitios web de los periódicos que reemplazaran las noticias con comunicados de prensa, imágenes e información explicativa sobre el derecho a informar y el derecho de los ciudadanos a ser informados, dice la FIP.

La ley mordaza, aprobada en junio por el Gobierno del primer ministro Silvio Berlusconi, limitará la libertad de los periodistas de investigar y restringirá las investigaciones penales de los magistrados. Los periodistas se arriesgarían a la cárcel y los editores podrían ser multados con hasta 450,000 Euros por registrar el contenido de escuchas telefónicas antes de que se envíe a un acusado a juicio. Además, limita el número de días que se permite a la policía interceptar las comunicaciones. Los críticos dicen que también protege "al primer ministro italiano, quien es propenso al escándalo", dice Índice de la Censura.

Las escuchas telefónicas han jugado desde hace mucho un papel crucial en las investigaciones de crímenes en Italia y han llevado al arresto de notorios jefes de la mafia.

"Hemos organizado el Día del Silencio para demostrar lo que podría pasar si se aplica el proyecto de ley de espionaje telefónico", dijo Franco Siddi, secretario general de la Federazione Nationale della Stampa Italiana (Federación Nacional de la Prensa Italiana, FNSI) y un miembro de la FIP. "Los periodistas italianos quedaron en el silencio debido a que el Gobierno desea silenciarlos".

El relator especial de libertad de expresión de la ONU, Frank La Rue, instó al Gobierno italiano a abolir o revisar el proyecto de ley. "Estas disposiciones pueden obstaculizar el trabajo de los periodistas para emprender periodismo de investigación sobre asuntos de interés público, como corrupción, dada la excesiva duración de los procesos judiciales en Italia, según destacó repetidamente el Consejo de Europa", dijo. En su forma actual, el proyecto de ley "plantea amenazas al derecho a la libertad de expresión".

El mes pasado, la Organización para la Seguridad y Cooperación en Europa (OCSE) repudió el proyecto de ley y explicó que "contradice los compromisos con la OSCE, además de prohibir el uso de algunas fuentes confidenciales y materiales que podrían ser necesarios para un periodismo de investigación significativo".
El 14 de junio, un grupo de miembros del Parlamento Europeo instó a los estados miembro a "vigilar y garantizar el pleno cumplimiento con el principio de la independencia de los medios al aplicar plenamente el artículo 11 de la Carta Europea de Derechos Fundamentales" y "prevenir la interferencia indebida en el trabajo de periodistas y medios".

ADDITIONAL INFORMATION


Último tweet:

Ante el contexto violento que vive #Ecuador, @FUNDAMEDIOS junto a varios periodistas y organizaciones de la socieda… https://t.co/80C4Ln2o1K