REGIONES:

SUBSCRIBE:

Sign up for weekly updates

Concentración de medios en manos de Berlusconi es "causa de inquietud", dice misión del IPI

La delegación del IPI habla con representantes de la federación de editores de Italia el 10 de noviembre
La delegación del IPI habla con representantes de la federación de editores de Italia el 10 de noviembre

IPI

El hecho de que el primer ministro Silvio Berlusconi sea propietario de la empresa de radio y televisión más poderosa de Italia y su disposición para usar su poder para influir en la difusora pública del país son graves golpes a la diversidad de las noticias por televisión en Italia, encontró el International Press Institute (Instituto Internacional de Prensa, IPI) en una reciente misión de la libertad de prensa al país.

Teniendo en cuenta que la mayor parte de los italianos usan la TV como su fuente de información principal, "la politización de la difusora pública RAI y la falta de leyes eficientes sobre conflicto de intereses son preocupantes", dice el IPI.

La RAI siempre ha estado influida en cierto grado por los dirigentes políticos, señala el IPI: sus tres canales se dividen tradicionalmente entre los tres partidos políticos más fuertes y el consejo es elegido por el Parlamento según criterios de proporcionalidad.

Pero el Gobierno de Berlusconi lleva esto a un nivel totalmente nuevo. Por ejemplo, el consejo nomina a todos los redactores y subredactores, que son elegidos "informalmente" basados en su supuesta afiliación política. El propio Berlusconi obligó a tres programas a salir del aire y sólo fueron rehabilitados después por los tribunales, dijo el IPI.

El 12 de noviembre, el IPI terminó una misión de una semana de duración a Italia, en la cual se reunió con partes interesadas en los medios, políticos y representantes gubernamentales. El IPI concluyó que aunque los medios en Italia están marcados por un fuerte grado de libertad, hay espacios de grave inquietud, como las dificultades a las que se enfrentan los periodistas italianos para cubrir el crimen organizado, especialmente en las regiones del sur en las cuales la influencia de la mafia es descarada.

El IPI expresó alivio por el aparente estancamiento del "proyecto de escuchas telefónicas" del país, que el Gobierno había descrito como una medida para proteger la privacidad en un país marcado por un número de escuchas telefónicas por encima del promedio, y unos medios que se deleitan en dar a conocer los detalles de las escuchas telefónicas en las primeras etapas de las investigaciones.

Algunas partes del proyecto de ley, que incluyen restricciones a los informes legítimos de investigaciones y multas potenciales para los editores de casi medio millón de Euros, han suscitado intensas preocupaciones por la libertad de prensa, especialmente tras una cadena de escándalos de política y corrupción en Italia.

Último tweet:

Fiscalía debe considerar que los asesinatos de Valentín Tezada y Jairo Calderón podrían estar motivados por su trab… https://t.co/Y5nG4vEssK