REGIONES:

SUBSCRIBE:

Sign up for weekly updates

PERFIL

Roberto Saviano y el precio inaceptablemente alto de exponer el crimen y la corrupción

El periodista italiano Roberto Saviano ha pagado un alto precio por exponer el crimen organizado en Nápoles; pero, aunque las medidas de protección bajo las que ahora vive han restringido drásticamente su vida, no han silenciado su pluma.

Roberto Saviano asiste al Tempo Di Libri Book Show en Milán, Italia, el 19 de abril de 2017, Rosdiana Ciaravolo / Getty Images

"Después de ocho años bajo guardia armada, las amenazas contra mi vida apenas llegan a ser noticia. Mi nombre se asocia tan seguido con los términos muerte y asesinato que apenas se registran."


Roberto Saviano en un artículo para The Guardian, 2015

El periodista Roberto Saviano escribió en 2015: "Para mucha gente, escribir es solo un trabajo, no hay consecuencias. Pero para otros, no es así." Saviano es uno de esos "otros". La Camorra (la mafia de Nápoles) intenta matarlo desde 2006, el año en que publicó Gomorra, un libro que expuso su mundo.

Por más de una década, Saviano ha estado viviendo bajo protección policial. Cada parte de su vida debe planificarse con anticipación; nada puede ser improvisado. Esto ha supuesto un costo severo para su vida:

"Esta vida es una mierda, es difícil describir lo mala que es. Existo dentro de cuatro paredes, y la única alternativa es hacer apariciones públicas. Estoy en la academia Nobel teniendo un debate sobre la libertad de prensa, o estoy dentro de una habitación sin ventanas en un cuartel de la policía. Luz y oscuridad. No hay sombra, no hay medio. A veces miro hacia atrás en la línea que separa mi vida antes y después de Gomorra. Hay un antes y un después para todo, incluida la amistad. Los que perdí, que se alejaron porque les resultaba demasiado difícil estar a mi lado y los que he encontrado, por suerte, en los últimos años. Los lugares que conocía antes, y los lugares que he visitado desde entonces. Nápoles está fuera de mi alcance, un lugar que solo puedo visitar en mis recuerdos. Viajo por todo el mundo, saltando de país en país como si fuera un tablero de ajedrez, haciendo investigación para mis proyectos, buscando restos de libertad destrozados".

Saviano comenzó en el periodismo en 2002. Sus primeros artículos aparecieron en revistas y periódicos como Pulp, Diario, Sud, Il manifiesto y en el sitio web Nazione Indiana. También fue colaborador de la unidad de informes Camorra del Corriere del Mezzogiorno. Pero fue Gomorra lo que le trajo la fama y la desgracia mundial.

Gomorra es una verdadera novela policíaca como ninguna otra; se lee como una serie de escenas del crimen vistas a través de los ojos de un novelista. A veces genial y analítico; otras veces enojado y escatológico. Nos muestra la guerra entre clanes y niños gánsteres con chalecos antibalas. Explora la tierra de nadie ética que existe en los límites del capitalismo, donde el mercado "legítimo" se cruza con el ilegítimo, donde la industria de la moda hace tratos comerciales cuestionables con fábricas clandestinas en Nápoles utilizando intermediarios de la Camorra. Sobre todo, Gomorra rompe el manto del anonimato bajo el cual la Camorra siempre ha prosperado. Eso no era aceptable para los jefes de estos clanes criminales.

La primera señal de que la vida de Saviano había cambiado para siempre llegó en forma de una nota que quedó en el buzón de la casa de su madre poco después de la publicación de Gomorra; era una imagen de su hijo con un arma apuntándole la cabeza y la palabra 'condenado' escrita arriba. Poco después, la policía interceptó mensajes de los jefes de la Camorra encarcelados diciendo que Saviano iba a ser asesinado: le asignaron dos policías para su protección. Desde entonces, las medidas de seguridad alrededor de Saviano han aumentado; Actualmente vive con un equipo de diez guardaespaldas, viajando con ellos a todas partes en dos autos a prueba de balas.

Las amenazas que ha recibido Saviano han llegado bajo muchas formas. Algunas han sido explícitas; otras han sido indirectas, pero no por ello menos siniestras. En marzo de 2008, durante el llamado juicio Spartacus, los abogados defensores de dos jefes de la Camorra leyeron en el tribunal una carta (firmada por los jefes) en la que afirmaban que sus clientes habían sido arrestados únicamente por el trabajo de Saviano y otro periodista. Fue un acto de intimidación apenas velado y fue reconocido como tal por las autoridades. Como resultado, los patrones y sus abogados fueron acusados de hacer amenazas al "estilo mafioso". La seguridad alrededor de Saviano se fortaleció. Y fue necesario: más tarde ese año, un ex miembro de la Camorra reveló que había un plan en obras para matar al periodista y a sus guardaespaldas "antes de Navidad".

La preocupación internacional por la seguridad de Saviano creció a medida que se reportaba un nuevo plan de asesinato. A finales de 2008, seis ganadores internacionales del Premio Nobel (entre ellos Mikhail Gorbachev, Günter Grass y el obispo Desmond Tutu) solicitaron al gobierno italiano que proporcionara al periodista una mejor protección y (tal vez de manera optimista) derrotara a la Camorra de una vez por todas; el diario italiano, La Repubblica, publicó su petición en línea, permitiendo que miembros del público agregaran sus nombres (lo que hicieron más de 150,000 personas). Varias ciudades italianas mostraron su apoyo a Saviano al ofrecerle la ciudadanía honoraria. Nada de esto, sin embargo, hizo su vida más fácil o segura.

Roberto Saviano ha recibido numerosos premios por su trabajo, incluyendo, en 2011, el PEN/Pinter Prize y el Olof Palme Prize. Continúa trabajando desde habitaciones de hoteles y lugares seguros, manteniendo su enfoque periodístico en el crimen organizado. En 2013, publicó Zero Zero Zero, un libro sobre el tráfico ilegal de drogas; desde octubre de 2017, presenta los Reyes del Crimen en televisión, donde entrevista a los principales mafiosos italianos.

Las otras caras de la libertad de expresión

Último tweet:

En Nicaragua, el control que Ortega ejerce sobre los medios se reduce a pesar de que recrudece la represión… https://t.co/48ZIFafViR