REGIONES:

SUBSCRIBE:

Sign up for weekly updates

Ley de delitos cibernéticos ataca la libre expresión; monitorean cibercafés

Las autoridades jordanas están atacando la libertad de la Internet en todos los frentes. El 3 de agosto decretaron una ley provisional de ciber-crimen, poniendo en marcha un arsenal legislativo para regular Internet y castigar a aquellos que son críticos del estado, informa el Committee to Protect Journalists (Comité por la Protección de los Periodistas, CPJ) y Reporteros sin Fronteras (RSF). La ley confiere a las autoridades poderes amplios para limitar el flujo de información y controlar el debate previo a las elecciones presidenciales en noviembre. El gobierno además bloqueó recientemente docenas de sitios noticiosos independientes y ordenó a los propietarios de cafés con Internet a instalar cámaras de vigilancia, reporta la Red Árabe por la Información de Derechos Humanos (ANHRI).

Las penalidades por violar la ley de ciber-crimen van desde multas a trabajos forzados, dependiendo del contenido. La ley puede ser usada para juzgar contenido que se considera difamatorio o que viole la decencia pública o la seguridad nacional. Las autoridades dicen que están protegiendo los intereses del público, pero los periodistas ven la ley como una amenaza a la libertad de los medios, dice RSF.

Estas provisiones revelan una intención del gobierno de controlar la información en línea. La publicación de comentarios difamatorios o insultantes es castigable con multas de 105 hasta 2,100 Euros. Los periodistas temen que esto creará más acusaciones de difamación que interfieran con el trabajo de reportar. Otra estipulación dice que hacer pública información no publicada antes y que afecte la seguridad nacional de Jordania, sus relaciones con el extranjero, el orden público o la economía es castigable con una multa de 527 hasta 5,265 Euros y un mínimo de cuatro meses de cárcel.

El gobierno bloqueó 48 sitios web noticiosos locales en todos los lugares públicos durante los pasados meses, diciendo que la navegación por Internet es una pérdida de tiempo de trabajo y un gran gasto de dinero público. La mayoría de los sitios bloqueados reportan sobre aquello que las agencias noticiosas del estado ocultan, tal como la crisis de los maestros, y los derechos de los trabajadores temporales.

Un consorcio de sitios web electrónicos organizó una conferencia en Ammán el 10 de agosto e hizo público un comunicado, en el que describió la ley como "un golpe significativo contra los nuevos medios".

ANHRI además reporta que el ministerio del Interior de Jordania ha instruido a los propietarios de cafés con Internet para que instalen software que evite el acceso a sitios que contengan material pornográfico, insulte a las creencias religiosas, promueva el uso de drogas o tabaco, al igual que los sitios de apuestas y sitios que contengan cualquier material para propósitos militares. Los propietarios de cafés también deben usar un dispositivo que registre la información del sitio web y los datos leídos por un periodo no menor a seis meses y mantener un registro electrónico del nombre del visitante, número de identidad nacional y computadora usada.

Los usuarios de Internet en Jordania representan el 28 por ciento de la población (1.8 millones de usuarios), la mitad de los cuales son miembros activos de Facebook, reporta ANHRI.

ADDITIONAL INFORMATION


Último tweet:

Verbal and physical tussle between journalist and Minister highlights Zimbabwe's culture of impunity, the abuse of… https://t.co/gS0RfpWS1Z