REGIONES:

SUBSCRIBE:

Sign up for weekly updates

PERFIL

Ory Okolloh Mwangi: La "Gurú" de Kenia

La abogada y activista experta en tecnología Ory Okolloh Mwangi ha combinado sus habilidades y su pasión para aumentar la transparencia y la responsabilidad del gobierno.

Ory Okolloh Mwangi, septiembre 2006, por https://www.flickr.com/photos/dci/, CC BY-SA 2.0, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=7648032

"Creo que la responsabilidad se origina en la demanda. No solo serás responsable por la bondad de tu corazón. Y nosotros, como africanos, tenemos que empezar a desafiar a nuestros líderes."


Ory Okolloh Mwangi en un discurso en TEDGlobal, junio de 2007

Existe una buena razón por la que Ory Okollah Mwangi es conocida como la "gurú de Kenia": no solo tiene opiniones firmes sobre la transparencia del gobierno, el papel de la iniciativa empresarial y la narrativa africana, sino que está comprometida a ayudar a otros a hacer oír sus voces.

Mwangi, una activista, abogada y líder intelectual que se graduó de la Facultad de Derecho de Harvard, pasó años trabajando para bufetes de empresas y para el Banco Mundial en los Estados Unidos antes de regresar a África. Aparentemente, rechazó un cheque de seis cifras "porque mi pasión estaba aquí [en África] y porque quería hacer cosas que fueran satisfactorias. Y porque me necesitan aquí", dijo en una charla TED.

En 2005, Mwangi cofundó el sitio web de vigilancia gubernamental Mzalendo (que en swahili significa "patriota", una palabra que a menudo usa para describirse a sí misma). El sitio web, que según ella fue una obra de amor, tiene la misión de "vigilar el parlamento de Kenia".

"Comenzamos esto porque estábamos cansados de quejarnos de nuestros políticos", comparte en la charla. "Sabes, creo que la responsabilidad se origina en la demanda. No solo serás responsable por la bondad de tu corazón. Y nosotros, como africanos, tenemos que empezar a desafiar a nuestros líderes."

El sitio Mzalendo tiene como objetivo aumentar la transparencia y la rendición de cuentas del gobierno mediante la presentación de proyectos de ley en línea, lo que permite a las personas buscar por tema y revisar el avance de una ley. El sitio derriba mitos, emite calificaciones a los miembros del parlamento y le permite a los kenianos hacer preguntas en línea a sus parlamentarios.

En 2007, Mwangi se lanzó en su siguiente empresa masiva: ayudar a fundar la plataforma de código abierto Ushahidi (en swahili "testimonio"), que permite a los grupos compartir los datos necesarios para la rendición de cuentas y el activismo social. En 2008, cuando Kenia fue testigo de una violencia que ocasionó muertes luego de las elecciones, los kenianos usaron el software para mapear los incidentes de violencia gracias a los testigos presenciales.

Esta útil herramienta ha cruzado las fronteras de Kenia y el software de Ushahidi se utiliza internacionalmente para el monitoreo de elecciones, la respuesta a crisis y la promoción. Ha sido empleado por grupos como la Cruz Roja, la BBC y el equipo de campaña de Obama. Mwangi fue la directora ejecutiva de Ushahidi hasta 2010.

Siempre trabajando en la intersección de la tecnología y el gobierno, Mwangi se convirtió en gerente de políticas para Google. Se centró en aumentar el acceso a Internet y el contenido original de África para el África subsahariana, con el objetivo de utilizar su activismo digital para crear un cambio fuera de línea.

Desde 2013, Mwangi ha trabajado para la red Omidyar, como directora de inversiones, invirtiendo en grupos que fomentan la participación cívica y aumentan la transparencia y la responsabilidad del gobierno. En 2014, Mwangi fue nombrada por la revista TIME como una de las 100 personas más influyentes del mundo.

Nanjira Sambuli, investigadora y analista de políticas de Kenia, escribe que en su país existe el sentimiento de que el activismo en línea no se traduce en la vida real. "Ya lo han escuchado antes: 'Los kenianos adoran hablar en [Twitter] pero no aparecerán en las calles', 'los kenianos hacen ruido en línea pero no aparecerán fuera de línea'". Ella escribe sobre el sentimiento de que "aquellos que participan en las protestas callejeras son más patrióticos, más serios, más centrados, mientras que el resto son 'activistas de sillón'".

Mwangi es realista. En 2006, dijo: "Los blogs no van a derrocar a Mugabe en el corto plazo. Pero quizás los blogs puedan inspirar un 'micro-activismo' que pueda causar un gran cambio en una comunidad pequeña."

Si bien Mwangi cree en el poder del activismo en línea, reconoce que no puede ser lo único. "Si nos fijamos en los levantamientos en Egipto y Túnez, incluso en Occupy Nigeria, podrán haber sido impulsados y organizados en línea, por lo que la tecnología cumple la función de facilitador, pero al final del día, el impacto real se sintió cuando la gente salió a la calle", le dijo a Forbes en una entrevista.

En su charla TED, Mwangi comparte historias de su vida antes de Harvard: sus padres lucharon para pagar sus aranceles escolares, lo que significaba que a menudo la echaban de la escuela. Su padre, que murió de SIDA, tuvo dificultades para acceder a medicamentos a precios accesibles.

Ella enfatiza la importancia de compartir historias multidimensionales. "Cuando te centras solo en los desastres, estás ignorando el potencial. Así que, ¿qué podemos hacer? En primer lugar, los africanos, necesitamos ser mejores al compartir nuestra narrativa", afirma. "Bloguear es una forma de hacerlo."

Mwangi se hizo conocida por su popular blog, Kenyan Pundit, que presenta comentarios sobre temas como la constitución de Kenia, la política y el sector del desarrollo y la cooperación. Actualmente, es una tuitera prolífica sobre cuestiones sociopolíticas.

Si bien la carrera de Mwangi abarca una amplia gama de sectores (tecnología, gobernanza, iniciativa empresarial y filantropía), todos están unidos por un hilo común. "Vemos mucho potencial dentro del continente y lo singular de mi trabajo es encontrar los medios para aprovechar ese potencial", le dijo a Forbes. "Así que se trata de ... decir que al menos hice lo mínimo para asegurarme de que vivamos a la altura de nuestro potencial como continente."

Las otras caras de la libertad de expresión

Último tweet:

Lydia Cacho: ¿justicia a cuentagotas? Detienen a un funcionario público por la detención y tortura de la periodista… https://t.co/kYnlExXBDy