REGIONES:

SUBSCRIBE:

Sign up for weekly updates

Periodistas uzbekos encarcelados y fugitivos

Dos periodistas kirguises encarcelados fueron acusados de extremismo, incitación al odio étnico, llamado al desorden en masa y complicidad con asesinato, reporta el Committee to Protect Journalists (Comité por la Protección de los Periodistas, CPJ). Ambos hombres fueron arrestados tras la violencia étnica que abrasó al sur de Kirguistán en mayo y junio. Según la Asociación pública "Journalists" (PAJ), muchos periodistas han sido blancos debido a su etnia.

Ulugbek Abdusalomov, editor del diario independiente en idioma Uzbeko, "Diydor", se encuentra actualmente en el hospital Jalal-Abad bajo tratamiento por una afección cardíaca. Se le acusó el 10 de agosto. Azimjon Askarov, quien encabeza el grupo local de derechos humanos Vozdukh y contribuye con el sitio web de noticias regionales Voice of Freedom, (Voz de la Libertad), fue acusado el 12 de agosto. Se reporta que fue golpeado mientras estaba bajo custodia.

Los periodistas han sido arrestados en venganza por reportar sobre la crisis humanitaria y los abusos a los derechos humanos en el sur de Kirguistán. El diario de Abdusalomov ha escrito sobre las desventajas políticas y sociales que encara la comunidad Uzbeka. Los cargos contra Askarov son una venganza por su participación en la documentación de las fallas de la policía en detener los abusos a los derechos humanos en la aldea sureña de Bazar-Korgon. Por años ha reportado sobre las condiciones y la tortura de los detenidos por la policía en Jalal-Abad.

Además, también se han llevado a cabo otros ataques. PAJ informa que el camarógrafo de TV Keremet, Batyr Mamatzhanov fue golpeado severamente por 30 hombres el 11 de junio durante los disturbios en Osh. Había estado filmando la confusión imperante durante la quema de casas y tiendas. Otros periodistas fueron robados, sus casas incendiadas, sus automóviles incautados e incendiados. Las familias de los periodistas también recibieron amenazas.

Desde junio, dos periodistas de la etnia uzbeka se encuentran escondidos, reportan periodistas locales. A mediados de julio, la televisora en lenguaje uzbeko Osh TV fue asaltada y retirada del aire, y su director fue detenido temporalmente. Los servicios de seguridad kirguís confiscaron computadoras, discos duros, documentos electrónicos y archivos digitales. El allanamiento paralizó a la estación, la cual acababa de reiniciar su programación, tras la violencia entre la mayoría kirguís y la minoría uzbeka.

Las agencias policiales han estado cazando periodistas y activistas de derechos humanos, dice el Centro para el Periodismo en Situaciones Extremas (CJES).

ADDITIONAL INFORMATION


Último tweet:

Altans verdict draws global outcry: Turkey no longer a state of law https://t.co/hSgZ16mmQV @PENamerican… https://t.co/qR0DEecrV2